Según Global Footprint Network (organismo que mide la huella ecológica y la capacidad biofísica del planeta), cada año demandamos 1,7 tierras en recursos terrestres al año, es decir, consumimos y producimos por encima de la capacidad del planeta para renovarse. Los expertos dicen que, de seguir así, en 2030 serán dos tierras, y en 2050 serán tres… Así que ni el planeta, ni nuestros bolsillos, necesitan consumir más, si no mejor.