eldiario.es

9

CATALUNYA

BComú y ERC llegan a un acuerdo para la ampliación presupuestaria en Barcelona

Para aprobar la ampliación de las cuentas diseñadas por Trias, Colau necesita también el apoyo del PSC y de la CUP

El acuerdo con ERC se centra en la llegada del metro en la Zona Franca, una solución para las cárceles Modelo y de la Trinitat Vella, y más inversión educativa

Ada Colau i Alfred Bosch compareixen conjuntament

Ada Colau y Alfred Bosch comparecen conjuntamente @bcn_ajuntament

"Estamos a favor de estos presupuestos porque todo lo que habíamos planteado se ha incorporado". Así ha expresado el líder de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, su apoyo definitivo a la ampliación presupuestaria que hace meses negocia Ada Colau. El lunes los republicanos, al igual que el PSC y la CUP, se reservaron decir el sentido de su voto, manteniendo la incógnita sobre el resultado de la votación del próximo lunes.

Para aprobar las cuentas, Barcelona en Comú necesita también el apoyo de los socialistas y el apoyo o la abstención de los anticapitalistas. La alcaldesa ha asegurado que siguen las negociaciones con el PSC –cuyas alegaciones de han aceptado– y la CUP, que decidirá el sentido de su voto en un encuentro de sus asambleas locales. "Creemos que se deben incorporar el máximo de alegaciones y de propuestas, pero también pedimos responsabilidad, porque necesitamos incrementar estos presupuestos diseñados en el anterior mandato, que son claramente insuficientes, para poder gastar un dinero que tiene la ayuntamiento", ha asegurado Colau.

El acuerdo con ERC se basa en tres elementos principales. Por un lado, la llegada del metro en la Zona Franca, una antigua demanda vecinal con la que también se comprometió Barcelona en Comú en su programa. "El metro está hecho, sólo faltan las estaciones y hay barrios que quedan aislados por eso", ha remarcado Colau. Aunque las competencias al respecto son de la Generalitat, el acuerdo entre los republicanos y los comunes, pasa por que el Ayuntamiento adelante 15 millones de euros a través de un convenio con el Govern para la construcción de estas estaciones. "Somos conscientes de la situación en que se encuentra la Generalitat, pero también de nuestras prioridades", ha declarado la alcaldesa.

Otra de las cuestiones claves es el modelo penitenciario en la ciudad de Barcelona. Bosch ha destacado las reclamaciones de los vecinos por el traslado de la cárcel Modelo y la de Trinitat Vella. Una vez más, se trata de un proyecto en el que serán necesarios acuerdos con el Govern, ya que es la conselleria de Justicia –titularidad de ERC– quien tiene competencias en prisiones. El Ayuntamiento comprará a la Generalitat parte de los terrenos en que se encuentra la cárcel de Trinitat Vella y comenzará a trabajar en un nuevo modelo. "Ahora al menos hay una partida para empezar a trabajar, porque lo primero que hay que hacer es el proyecto", remarca Bosch.

Finalmente, el tercer elemento destacado por el líder de ERC es la inversión en el ámbito educativo. El gobierno municipal ha anunciado este miércoles la creación de 10 nuevas guarderías y la municipalización de tres otras de gestión privada. Esto supondrá la creación de 847 nuevas plazas para niños de la ciudad.

Proyectos de estabilidad

La alcaldesa ha vuelto a remarcar, junto a Alfred Bosch, que el gobierno municipal busca "acuerdos más estables". Bosch no ha descartado el desarrollo de acuerdos más estables, pero ha asegurado que lo tendrán que debatir una vez aprobada la ampliación presupuestaria. En anteriores ocasiones, ERC había descartado la posibilidad de entrar en el gobierno municipal si entraba el PSC. Preguntado por los periodistas, ha evitado una respuesta clara al respecto, pero ha asegurado que "es muy complicado volver a 2007, cuando ERC rompió con el gobierno socialista de Jordi Hereu".

El PSC, por su parte, cuya entrada en el gobierno hace tiempo que está sobre la mesa, marcó distancia con el equipo de Colau el martes. Una de las comisiones del plenario aprobó una moción del PP para el derribo del centro social okupado Can Vies, con el apoyo de todas las fuerzas menos BComú y la CUP y la abstención de ERC. El concejal socialista Daniel Mòdol aseguró que el derribo de Can Vies sería la primera medida del PSC si entraba en el gobierno municipal. Unas horas más tarde, sin embargo, el partido desautorizó las declaraciones del regidor.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha