eldiario.es

9
Menú

Las joyas de la estepa: humedales de la Mancha

La importancia para la fauna silvestre de estos oasis de humedad y alimentos en la reseca estepa manchega es de máxima importancia

Entre las aves invernantes que los visitan se encuentra el silbón europeo, el correlimos menudo, el combatiente o la agachadiza común

- PUBLICIDAD -
Complejo lagunar de Pedro Muñoz (Ciudad Real)

Complejo lagunar de Pedro Muñoz (Ciudad Real) Ayuntamiento

Este mes se ha celebrado en todo el mundo el Día Mundial de los Humedales. En España se han realizado numerosas actividades al respecto, que han contado con un nutrido público asistente, lo que indica una vez más el tirón que tienen los temas medioambientales. Una señal a tener muy en cuenta.

En la Península Ibérica existen humedales de importancia europea y mundial, como los Parques Nacionales de Doñana y las Tablas de Daimiel, el Delta del Ebro o las Marismas de Santoña, entre otros muchos. Además de estos grandes humedales existen otros muchos diseminados por la Península, de tamaño mediano y pequeño y de importancia regional, pero cuyos beneficios para la fauna exceden en mucho su tamaño y su aparente humildad. Hoy quiero hablar a mis lectores de los Humedales de la Mancha.

Se trata de un conjunto de lagunas continentales situadas en un área a caballo de tres provincias: Ciudad Real, Cuenca y Toledo. Me refiero a los complejos lagunares de Lillo, Villacañas, Villafranca de los Caballeros, Quero, Alcázar de San Juan, Pedro Muñoz y Mota del Cuervo. Actualmente este rosario de lagunas está protegido bajo varias figuras: Reserva de la Biosfera, Espacio Natura 2000,  Zona Especial de Conservación “Humedales de la Mancha” o Zona de Especial Protección para las Aves “Humedales de la Mancha”, además de otras figuras de protección local. ¿Qué tienen estas pequeñas lagunas para estar tan protegidas?

Ecosistemas dinámicos y fluctuantes

Se trata de un conjunto de humedales de carácter estepario, originadas en una serie de depresiones de origen tectónico y cárstico, así como en llanuras de inundación de las cuencas del Riánsares, el Záncara y el Gigüela. Parte de estas lagunas, como el complejo de Lillo, originan cuencas endorreicas, sin salida hidrológica al exterior, lo cual, unido al extremado clima manchego (máximas absolutas de 44ºC y mínimas absolutas de -19ºC), la fuerte evaporación y la ausencia de una red hidrográfica bien establecida, convierten algunas de estas lagunas en salinas e hipersalinas rodeadas, en las zonas no cultivadas, de estepas salinas de Limonietalia, o albardinares haloxerófilos (esto es, que están adaptados a elevadas salinidad y sequedad) de Lygeum spartum. Estas lagunas constituyen ecosistemas dinámicos y fluctuantes, con lagunas estacionales, semipermanentes y permanentes.

La importancia para la fauna silvestre de estos oasis de humedad y alimentos en la reseca estepa manchega es de máxima importancia. En estas estepas salinas se encuentran algunos escarabajos carábidos halófilos (adaptados a medios salinos) autóctonos como Broseus uhagoni, Cephalota hispanica, Poecilus zaballosi o Taenidia circumdata.

Pero son las aves las estrellas indiscutibles de estos humedales, pues se han inventariado 103 especies. Existen poblaciones nidificantes de aves de importancia internacional, como el pato colorado, la avefría, el fumarel cariblanco o el flamenco común, que en los últimos años se ha reproducido en la Laguna de Manjavacas. Algunas aves amenazadas a nivel nacional que nidifican en la zona son el avetorillo común, la cerceta carretona, el porrón europeo y, últimamente, la gaviota cabecinegra.

Combatiente / SEOBirdlife

Combatiente SEO/Birdlife

Entre las aves invernantes que visitan estos humedales desde las lejanas tierras norteñas, se encuentran el silbón europeo, el correlimos menudo, el combatiente o la agachadiza común. Pero no todo son aves palustres (adaptadas a medios húmedos). En las estepas que rodean los humedales se encuentran la avutarda, el sisón común, el alcaraván común, la ganga ibérica, la ganga ortega y la alondra ricotí. Y, entre las rapaces, el aguilucho lagunero, el cernícalo primilla o el aguilucho cenizo.

Por si fuera poco, en estos humedales se han inventariado siete especies de anfibios, 13 de reptiles y, entre los mamíferos, se hallan presentes la nutria, el turón, el tejón, la comadreja, el topo ibérico, el erizo europeo, la musaraña común o la rata de agua.

La diversidad faunística de este pequeño conjunto de lagunas es increíble. Y nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de los humedales, verdaderos regalos de la naturaleza en todos los sentidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha