eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Eugenio Fernández

Nací el 5 de febrero de 1971 en Salamanca. Soy naturalista especializado en divulgación faunística y apasionado de los animales desde niño. Fundé el Club de Fauna de la Sociedad Geográfica Española, del cual soy Coordinador. Imparto charlas, conferencias y cursos relativos a la fauna silvestre. Tengo un blog de divulgación faunística que se llama Crónicas de Fauna.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 7

Nuevas tecnologías, nuevo peligro ambiental (y II)

En la primera parte de este artículo os hablé de la gran importancia que tiene el oro dentro del sector de las llamadas “nuevas tecnologías” y cómo el incremento de su producción, estimulado por la gran demanda de estos productos tecnológicos, ha aumentado y agravado los problemas medioambientales que implica su minería. Pero no es oro todo lo que reluce y, de hecho, el oro palidece ante los otros grandes protagonistas de la fabricación de móviles, ordenadores o tabletas: las llamadas “tierras raras”, de las cuales hablaré aquí.

Se trata de un grupo de 17 elementos químicos: cerio, disprosio, erbio, europio, gadolinio, holmio, lantano, lutecio, neodimio, praseodimio, prometio, samario, escandio, terbio, tulio, iterbio e itrio. Se denominan “tierras raras” porque es extremadamente infrecuente encontrarlos en la naturaleza en grandes concentraciones, e imposible en yacimientos “puros”.

Seguir leyendo »

Nuevas tecnologías, nuevo peligro ambiental (I)

Hace poco realicé un comentario en mis redes sociales denunciando nuestro consumismo desaforado como uno más de los factores que han provocado, y siguen agravando, la crisis ambiental en la que hemos metido a nuestro planeta. Un amable seguidor, cuyo punto de vista era diferente del mío, me contestó diciendo aproximadamente que “no puede ser para tanto, puesto que los bosques de los países desarrollados están en mejor estado que los bosques de los países en desarrollo”.

Esta afirmación revela dos cosas. La primera, que es falsa. Y la segunda, que no somos ni remotamente conscientes de cómo nuestro consumismo fuera de control provoca directa e indirectamente la extinción de especies animales y vegetales, así como un grave daño al hábitat de muchas otras. Para poder hacerlo entender a mis amables lectores, he concebido una pequeña serie de dos artículos focalizándome en las llamadas “nuevas tecnologías”, porque estos aparatos, dispositivos y sistemas de comunicación electrónicos se han convertido en uno de los principales “objetos de deseo” para los consumidores inermes ante el brutal bombardeo del marketing.

Seguir leyendo »

El valor de la fauna: servicios ecosistémicos

Hace poco, por razones de trabajo, visité un edificio de oficinas situado en Madrid. Me llamó la atención la cantidad de excrementos de ave que manchaban ostensiblemente la fachada acristalada. Hablando con el responsable de mantenimiento del edificio, me comentó que se trataba de unos halcones que anidaban en dicho edificio, y que estaban controlados y monitorizados por las autoridades medioambientales.

Cuando le mostré mi regocijo por la noticia, él torció el gesto y me dijo, más o menos textualmente: “Lo que habría que hacer con estos pájaros es matarlos sin informar a las autoridades sobre su presencia, así no los tienes que aguantar y no te manchan el edificio”. Esta pequeña anécdota me hizo reflexionar. Hoy en día existen muchísimas personas, tal vez una buena parte de la población, para la cual la fauna silvestre es “algo” que no vale nada, que no tiene ningún significado ni importancia en la vida diaria.

Seguir leyendo »

¿Qué pasa con los jabalíes?

El reciente fallecimiento de un joven madrileño en un accidente automovilístico provocado por un jabalí ha vuelto a poner de actualidad uno de los problemas más candentes relacionados con la fauna ibérica: la proliferación de los jabalíes. Voy a tratar de explicar qué es lo que está pasando exactamente con estos conocidos animales.

En efecto. Tanto los expertos en la materia como las personas que viven en el campo y el sector cinegético coinciden en lo mismo: el número de jabalíes se ha disparado de una forma exponencial, al menos, desde los años 80 del siglo pasado. Según estadísticas de la Oficina Nacional de la Caza, en las primeras 15 temporadas de caza del siglo XXI han aumentado las capturas nada menos que en un 241%. En la temporada 2014-2015 se abatieron 286.919 jabalíes, mientras que en la temporada 1980-1981 se abatieron 31.306. La diferencia es abismal, ¡un incremento del 916%!

Seguir leyendo »

La desconocida fauna de la posidonia

El ser humano es un animal terrestre. Si bien los ecosistemas marinos son cada vez más conocidos gracias a las campañas científicas de investigación, la divulgación aquí falla más y para el grueso de la población, la fauna marina sigue siendo una gran desconocida. Y lo que no vemos no lo interiorizamos como algo valioso, digno de conservarse. Es lo que sucede con la fauna que frecuenta las praderas submarinas de una planta conocida como posidonia.

Al igual que sucedió en el reino animal con los cetáceos, esto es, a partir de antecesores terrestres cuando la evolución generó formas completamente acuáticas, en el reino vegetal ha sucedido algo similar con ciertas plantas que, a partir de formas ancestrales que vivían en tierra (más concretamente, en la zona intermareal), los descendientes acabaron adaptándose a vivir completamente bajo el mar. Es el caso de la posidonia oceánica, una planta subacuática que forma praderas submarinas en el Mediterráneo, donde es endémica. En nuestras aguas, se pueden encontrar praderas de posidonia en la costa mediterránea peninsular, en las Islas Baleares, especialmente en torno a Ibiza y Formentera, por ejemplo, y en el Parque Natural de Ses Salines, entre ambas islas.

Seguir leyendo »

¿La sexta extinción o el primer zoocidio?

En la inmortal película “Casablanca” (1943), hay una deliciosa secuencia en la cual el capitán Renault (interpretado por Claude Rains) le comunica a Rick (Humphrey Bogart) que le cierra el local. Cuando Rick le pregunta sobre la razón, el capitán se finge indignado mientras le dice: “¡Es un escándalo! ¡en este local se juega!”. La gracia de la escena estriba en que el capitán estaba perfectamente al corriente de todas las ilegalidades que se cometían en el local, y las toleraba según le daba el viento.

Esta escena me ha venido a la memoria en relación a la reciente presentación, el pasado 6 de mayo, del demoledor Informe de la la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), en el cual se alerta sobre el peligro inminente de extinción que pesa sobre nada menos que un millón de especies animales y vegetales. Como es lógico, el informe no deja títere con cabeza sobre la inequívoca responsabilidad humana, directa o indirecta, por acción y por omisión, sobre este desastre.

Seguir leyendo »

Las serpientes, aliadas pero despreciadas

El ser humano ha temido siempre a las serpientes. Y no sin razón, puesto que la mordedura de una serpiente venenosa no es cosa de broma: puede conducir a la muerte a un humano si no se acude al hospital rápidamente. Pero, aparte de este temor, llamémosle “natural”, existe un desprecio de carácter cultural.

En efecto, nuestra cultura de origen judeo-cristiano ha impuesto un anatema hacia las serpientes. El Génesis nos presenta a la serpiente como un animal maldito de Dios, y uno de los aspectos que puede adoptar el Diablo. Por consiguiente, a lo largo de la historia, la serpiente ha sido asociada a la brujería y al lado oscuro de la vida junto con otros animales “malditos” como el murciélago, el búho o el gato.

Seguir leyendo »

La desamortización que supuso el mayor desastre ecológico español

Cuando hablamos del proceso histórico que constituyó la Desamortización, normalmente se piensa en la Desamortización eclesiástica de Mendizábal (1837- 1844), que constituyó en la expropiación y posterior venta de las propiedades de los monasterios, lo que redundó en la desaparición física de la mayoría de ellos.

Pero la desamortización más importante fue la de Pascual Madoz, que comenzó en 1855 y que se prolongó prácticamente hasta los mismos comienzos del siglo XX. Se completó la desamortización eclesiástica y se acometió la expropiación de los bienes estatales y municipales, especialmente las tierras comunales. Esta desamortización tuvo profundos efectos medioambientales y sociales. En efecto, se ha calificado a la Desamortización como el “mayor desastre ecológico” que ha padecido nuestro país. ¿Por qué?

Seguir leyendo »

La despoblación rural y la fauna silvestre

Durante las últimas semanas, ha habido manifestaciones en Madrid organizadas por varios colectivos del mundo rural para protestar por el aparentemente imparable proceso de despoblación, por la falta de trabajo, de infraestructuras… En definitiva, por la falta de futuro para nuestro agro.

Es un proceso que viene de lejos, por lo menos desde 1812 cuando se inició en España el ciclo de desamortizaciones que empezaron a dar el golpe de gracia a un mundo rural que hasta ese momento tenía medios de vida y sostén. Fue un proceso liderado por el Estado liberal y, hoy día, por la empresa capitalista. No me corresponde a mí en este artículo vislumbrar qué sucederá con este proceso en el futuro. Quiero enfocarlo desde otro punto de vista, el de la fauna silvestre que es mi especialidad. La pregunta es: el proceso de despoblación rural, ¿favorece o perjudica a nuestra fauna silvestre?

Seguir leyendo »

El rabilargo: nuestro córvido más bello

El rabilargo es, sin discusión, uno de los más hermosos (si no el más hermoso) de nuestros córvidos. Acostumbrados al negro riguroso de cuervos, cornejas y grajillas, o como mucho al blanquinegro de nuestras urracas, sorprende ver un miembro de la familia de los cuervos tan vistoso: cabeza negra, dorso marrón, alas y larga cola azul pálido... y una figura estilizada y elegante hacen del rabilargo una de nuestras aves más agradables de contemplar.

Hasta hace pocos años el origen de los rabilargos ibéricos era un misterio envuelto en un acertijo dentro de un enigma (parafraseo a Sir Winston Churchill). ¿Por qué razón? Porque el grueso del área de distribución del rabilargo corresponde a Asia Oriental, desde Mongolia y Manchuria hasta Corea y Japón, donde vive la mayoría de sus subespecies, menos una. La subespecie ibérica Cyanopica cyanus cooki, que vive justo al otro lado del mundo, en nuestra Península Ibérica.

Seguir leyendo »