Castilla-La Mancha Opinión y blogs

Sobre este blog

La ecología es uno de nuestros principales intereses y es el centro de este blog: cambio climático, medio natural, desarrollo sostenible, gestión de residuos, flora y fauna, contaminación y consumo responsable, desde el punto de vista de periodistas, expertos, investigadores, especialistas y cargos públicos. También editamos la revista 'Castilla-La Mancha Ecológica'.

El lobo solitario

Lobo

A comienzos del mes de febrero saltó el enésimo escándalo relacionado con la "gestión" del lobo en nuestro país. La Diputación de Álava emitió una autorización para organizar batidas contra un único lobo que campea por la provincia. 

A este lobo se le atribuyen daños poco menos que apocalípticos: nada menos que la muerte, en 2019, de 153 animales entre ovino, caprino, vacuno y equino. Además de 78 heridos y 76 desaparecidos. Vamos, un auténtico súper-lobo si tenemos en cuenta que esta especie es un cazador social en el que la caza cooperativa es el secreto de su éxito. Y, aunque el lobo caza en manadas, el éxito de sus cacerías no se acerca ni de lejos al 70% (típicamente entre el 45 y el 64% en zonas poco humanizadas), nos encontramos que, él solito, se ha zampado nada menos que ¡tres animales por semana! Y durante un año sin parar. 

Por supuesto, los informes preceptivos de técnicos cualificados para asignar dichos daños al lobo han brillado por su ausencia. No digo que no se hayan realizado, ¡líbreme Dios!, pero como mínimo no se han publicitado y ni siquiera se han citado. O sea, que algo huele a podrido en Dinamarca... digo, en Euskadi.

Una especie de "interés comunitario"

Ya es triste que se autorice la caza del único lobo provincial teniendo en cuenta que se trata de una especie “de interés comunitario” cuya protección está bien clarita en la Directiva Hábitat. Cierto es que se autoriza la “gestión” del lobo siempre previos informes técnicos cualificados que aseguren que la conservación de la especie en esa zona en concreto no corre peligro por la “eliminación” de algunos ejemplares considerados “conflictivos”. 

Y bien, ¿dónde están esos informes?. ¡Oh maravilla!. Tampoco existen. 

Claro está, fue tal el revuelo que organizaron los ecologistas en redes sociales y también en manifestaciones en Vitoria que, al poco tiempo, el Gobierno vasco le enmendó la plana a la Diputación y declaró a ese "Lobo Solitario" como protegido en el territorio vasco, suspendiéndose inmediatamente las esperas y las batidas. No tendrían la cosa tan clara cuando se apresuraron a cerrar el asunto. 

Pero voy más allá. Yo también tengo mis fuentes de información. Y una de esas fuentes me ha hecho saber el desbarajuste que hay en la Administración autonómica vasca sobre el protocolo que debe existir para autorizar y organizar batidas de este tipo. Según la información que me ha pasado, Caza y Pesca desconocía la existencia de protocolo alguno, Medio Ambiente desconocía también ningún protocolo de batidas. Y Patrimonio Natural tampoco sabía cómo se tenían que autorizar batidas y bajo qué criterios. Bueno, el criterio que dijeron eran “las quejas vecinales”. 

Las quejas vecinales. Así es como se gestiona la Conservación de las especies protegidas en el Gobierno Vasco. Ni informes, ni peritajes, ni técnicos cualificados ni nada. Algo como: 

-Oiga, ¿es el Gobierno Vasco?

-Sí, dígame.

-Pues mire, es que un lobo me come las ovejas. Que si puede mandarme la Ertzantza para matar al lobo

-Marchandooooo… 

Y no sólo eso. Para definir el cupo de los animales “cazables” en el País Vasco, el Gobierno autonómico usa a una empresa gestora de caza (desconozco si por concurso público o a dedo) que lo que hace es prospectar 50 cotos de caza y, con una metodología como mínimo discutible, inflan un poquito lo que se caza en dicho conjunto de cotos, y de ahí le dicen al Gobierno Vasco qué cupos se tienen que dictar. Todo muy transparente y científico, oigan. 

En fin, un despropósito. Lo que tienen que hacer los ganaderos es proteger de una vez sus rebaños. De hecho, en honor a la verdad hay que decir que la Diputación insistió en la implementación de medidas de protección entre los ganaderos antes de autorizar las batidas. Pero ante los oídos sordos de los ganaderos, la Diputación acabó dejándose llevar por la inercia. 

¿Cuándo dejaremos de “gestionar” aquello que no nos pertenece?

Sobre este blog

La ecología es uno de nuestros principales intereses y es el centro de este blog: cambio climático, medio natural, desarrollo sostenible, gestión de residuos, flora y fauna, contaminación y consumo responsable, desde el punto de vista de periodistas, expertos, investigadores, especialistas y cargos públicos. También editamos la revista 'Castilla-La Mancha Ecológica'.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
25 de febrero de 2020 - 19:07 h

Descubre nuestras apps