La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El 60% de los españoles no confía en los jueces
Así funciona el plan de Israel para anexionarse la Cisjordania ocupada
OPINIÓN | 'Carajal', por Antón Losada

El ayuntamiento de PP y Vox en Borriana veta que la biblioteca municipal compre 'Barbie' y '20.000 especies de abejas'

Toni Cuquerella

0

Vox continúa teniendo en Borriana su punto de mira en la cultura a través de la biblioteca municipal que gestiona en este municipio castellonense. Los objetivos han sido ahora la censura de dos películas al no dejar que sean adquiridas por la biblioteca, concretamente Barbie y 20.000 especies de abejas, filmes que durante los últimos meses se han erigido como símbolos del empoderamiento feminista y de lucha en defensa de la transexualidad. En Borriana gobierna el PP en coalición con Vox, con ocho y cuatro concejales respectivamente, por siete del PSOE y dos de Compromís,

Precisamente es esta última formación la que ha denunciado los hechos. Fuentes del partido explican que la biblioteca de Borriana tiene una de las colecciones audiovisuales más importantes de las bibliotecas públicas de Castellón y ambas películas han sido solicitadas, pero que los bibliotecarios han dicho que no les dejan comprarlas, apuntando directamente al concejal de extrema derecha Jesús Albiol.

Ante esta situación el portavoz de la formación valencianista en Borriana, Jorge Alarcón, denuncia que se puede estar vulnerando la ley de bibliotecas si no se deja comprar a los bibliotecarios y se tiene que pasar por un filtro de censura.

El candidato de Compromís-Sumar al Parlamento Europeo y exconseller de Cultura, Vicent Marzà, ha señalado: “Los gobiernos de PP y Vox nos vuelven a poner en el mapa de la vergüenza censurando una vez más obras culturales”. Ha anunicado que llevará este caso a las instituciones europeas.

Expediente al técnico y amenaza de destitución

Ante estas informaciones Vox ha emitido un comunicado en el cual el concejal de Cultura afirma que solicitará abrir un expediente disciplianario al funcionario que ha filtrado la información a Compromís porque se trata de “un expediente administrativo que no era público”, por lo que el edil Jesús Albiol considera que podría tratarse de una revelación de secretos y amenaza con la “destitución inmediata”. 

Asegura que la información se basa en un expediente de contratación de material de la Biblioteca Municipal de Burriana, y que “difundir la información de una relación meramente profesional en el ejercicio de la actividad administrativa -una información que no es pública porque no se llegó a producir una contratación-, vulnera el principio de confidencialidad del Estatuto del Empleado Público. Por tanto, se ha vulnerado la confianza que debe existir entre el técnico y su jefe superior jerárquico, lo que podría justificar la destitución inmediata de la plaza del técnico que ha filtrado la información”.  

Albiol añade que “un funcionario no debe dejarse llevar por su ideología política si un funcionario quiere hacer política que se presente a unas elecciones”, y afirma que “ante este grave hecho, Vox va a tomar las medidas que estime oportunas dentro del marco legal porque la Concejalía de Cultura tiene la potestad de comprar aquellos materiales para la Biblioteca Municipal de Burriana que estime oportunos; no todos los expedientes se tienen que firmar. No existe la obligación de que el concejal firme todas las propuestas que el técnico hace”. 

Concluye el edil de extrema derecha apuntando que “la actuación de la Concejalía de Cultura siempre ha estado dentro de los márgenes y de los límites que marca la normativa vigente”, y respecto a la formación valencianista le ha reprochado que “una vez más, Compromís saca a pasear el nombre de Burriana arrastrándolo por el lodo y no le importa”.

Censura a publicaciones de diversidad sexual y en valenciano

El concejal y también diputado autonómico de Vox, Jesús Albiol, en menos de un año que lleva al frente del área de Biblioteca Municipal en Borriana ya ha destacado por diferentes casos de censura.

La primera censura fue, nada más llegar en el mes de julio del pasado verano, anunciar que la biblioteca dejaría de ofrecer diversas revistas en valenciano como Camacuc, Cavall Fort, El Temps, Enderrock o Llengua Nacional proclamando triunfalmente a través de redes sociales: “Ha llegado la Inquisición” o “Misión cumplida, al carrer!”.

Dos meses después les llegó el turno a los libros sobre educación y diversidad sexual del área infantil y juvenil, al ordenar la retirada “inmediata” por tener “contenido sexual”, y su traslado “a una nueva área especial para adultos que se ha creado para tal fin”.

No obstante, días después un informe técnico emitido por la Biblioteca Municipal de Borriana señaló que los libros de temática LGTBI que están en la zona infantil y juvenil se deben quedar en esa zona, lo cual obligó al alcalde, Jorge Monferrer, del PP, a dar un paso atrás y afirmar que garantizaba que el Ayuntamiento no iba a censurar ni retirar “ningún libro” y que estos iban a quedarse donde ya estaban.