La portada de mañana
Acceder
La economía española tumba el catastrofismo de la derecha
Por qué los médicos de familia jóvenes abandonan un trabajo que aman
Ayuso: ¿refuerzo o principio del fin? Por Rosa María Artal

Cinco años del Pacto Valenciano contra la violencia machista: 8.049 mujeres y 527 menores atendidos

elDiariocv

València —

0

Un total de 8.049 mujeres han sido atendidas, además de 527 menores, durante los primeros cinco años del Pacto valenciano contra la Violencia Machista, cuyos impulsores, la Generalitat valenciana y otras 62 entidades firmantes en 2017, evaluaron y revisaron el pasado martes el acuerdo antes de preparar uno nuevo.

El Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista 2017-2022, impulsado desde la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y al que se han adherido hasta 1.000 entidades y 12.000 personas a título personal, finaliza con un grado de cumplimento y ejecución del 94% de las medidas contempladas en el texto inicial. Ahora, tal y como destacaba la vicepresidenta Aitana Mas, es momento de evaluar posibles mejoras y actualizaciones.

La Generalitat ha ejecutado en este tiempo 1,1 millones de euros para ayudar al alquiler de las víctimas, en datos de la propia Generalitat, que ha previsto durante este lustro un total de 381 plazas habitacionales para las víctimas de la violencia de género y las personas a su cargo.

La Generalitat ha implementado el 94% de las 298 medidas planteadas hace cinco años: “Hay acabadas un total de 280, aunque más allá de la ejecución, lo importante es el avance construido en medidas unitarias en las que por encima de todo ha primado el bienestar”, ha comentado Mas, quien ha reivindicado que una de las grandes actuaciones del acuerdo fue la equiparación de la violencia de género al terrorismo.

El Gobierno valenciano contempla hasta 30 millones de euros en los Presupuestos de 2023 para implementar estas medidas. Entre ellas, también se encuentran la Xarxa Dona y los Centres Dona, que ofrecen actuación integral y sobre todo jurídica a las víctimas.

La Generalitat ha resaltado en un informe elaborado para la ocasión que desde 2015, el personal de estos centros se ha ampliado en un 90%, contando en 2021 con 167 profesionales, por los 88 que había en 2015.

Asimismo, ha insistido en el programa Alba, que en datos hasta este agosto y en apenas diez meses -este programa se implementó en octubre de 2021- ya ha atendido a un total de 1.564 mujeres prostitutas y ha establecido contacto con hasta 3.112 mujeres.

Entre las propuestas impulsadas desde el pacto también se encuentran las medidas fiscales en beneficio de víctimas de violencia de género, la elaboración e implementación de una estrategia valenciana por unos nuevos usos del tiempo y la corresponsabilidad, la apuesta por la racionalización de horarios en los convenios laborales, garantizar el acceso a la educación de 0-3 años de los hijos e hijas de víctimas de violencia o consolidar una red de acogida, especializada y con diferentes perfiles, entre otras.

En palabras de la vicepresidenta, se trata de medidas para “mejorar la vida de las personas más vulnerables y construir una sociedad más igualitaria. Este primer Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista ha implicado un cambio sustancial de las políticas públicas y en la respuesta institucional y de la ciudadanía, sirviendo como faro y guía del propio Consell”.

298 medidas

El Pacto Valenciano contra la Violencia de género y Machista 2017-2022 se estructuró en cinco ejes, 21 objetivos y 298 medidas concretas, a desarrollar en cinco años, con el fin de combatir, prevenir y erradicar todo tipo de violencia contra las mujeres, visibilizar la violencia de género y machista como un conflicto estructural, político y social, y proteger, atender integralmente y apoyar a las mujeres víctimas de violencia de género y machista y sus hijos e hijas. 

De eso hablan las cinco líneas estratégicas que conforman el Pacto al distribuir sus objetivos y medidas en torno a ejes tan significativos como la urgencia de garantizar una sociedad segura y libre de violencia de género y machista; la necesidad de visibilizar este tipo de violencia como indudable conflicto social y político; la imprescindible creación de redes de trabajo que atiendan a las víctimas y a sus hijas e hijos o la financiación que permita desarrollar las medidas del Pacto para ir avanzando también en la feminización de la sociedad. 

El estado de estas medidas a fecha de hoy es el siguiente: desarrolladas y en ejecución permanente hay un total de 253; en proceso hay 27 actuaciones y no desarrolladas 18. 

Porcentualmente, esta información significa que la suma de las medidas desarrolladas y las que se encuentran en ejecución permanente han pasado del 78% del año pasado al actual 85%. Con relación a las medidas que se encuentran en proceso, en estos momentos tenemos un 9%, cuando el año anterior era el 13%. Y finalmente, las medidas no desarrolladas también están en el 6%, tres puntos porcentuales menos que en 2021 (9%). 

Un total de 8.049 mujeres han sido atendidas, además de 527 menores, durante los primeros cinco años del Pacto valenciano contra la Violencia Machista, cuyos impulsores, la Generalitat valenciana y otras 62 entidades firmantes en 2017, evaluaron y revisaron el pasado martes el acuerdo antes de preparar uno nuevo.

El Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista 2017-2022, impulsado desde la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y al que se han adherido hasta 1.000 entidades y 12.000 personas a título personal, finaliza con un grado de cumplimento y ejecución del 94% de las medidas contempladas en el texto inicial. Ahora, tal y como destacaba la vicepresidenta Aitana Mas, es momento de evaluar posibles mejoras y actualizaciones.

La Generalitat ha ejecutado en este tiempo 1,1 millones de euros para ayudar al alquiler de las víctimas, en datos de la propia Generalitat, que ha previsto durante este lustro un total de 381 plazas habitacionales para las víctimas de la violencia de género y las personas a su cargo.

La Generalitat ha implementado el 94% de las 298 medidas planteadas hace cinco años: “Hay acabadas un total de 280, aunque más allá de la ejecución, lo importante es el avance construido en medidas unitarias en las que por encima de todo ha primado el bienestar”, ha comentado Mas, quien ha reivindicado que una de las grandes actuaciones del acuerdo fue la equiparación de la violencia de género al terrorismo.

El Gobierno valenciano contempla hasta 30 millones de euros en los Presupuestos de 2023 para implementar estas medidas. Entre ellas, también se encuentran la Xarxa Dona y los Centres Dona, que ofrecen actuación integral y sobre todo jurídica a las víctimas.

La Generalitat ha resaltado en un informe elaborado para la ocasión que desde 2015, el personal de estos centros se ha ampliado en un 90%, contando en 2021 con 167 profesionales, por los 88 que había en 2015.

Asimismo, ha insistido en el programa Alba, que en datos hasta este agosto y en apenas diez meses -este programa se implementó en octubre de 2021- ya ha atendido a un total de 1.564 mujeres prostitutas y ha establecido contacto con hasta 3.112 mujeres.

Entre las propuestas impulsadas desde el pacto también se encuentran las medidas fiscales en beneficio de víctimas de violencia de género, la elaboración e implementación de una estrategia valenciana por unos nuevos usos del tiempo y la corresponsabilidad, la apuesta por la racionalización de horarios en los convenios laborales, garantizar el acceso a la educación de 0-3 años de los hijos e hijas de víctimas de violencia o consolidar una red de acogida, especializada y con diferentes perfiles, entre otras.

En palabras de la vicepresidenta, se trata de medidas para “mejorar la vida de las personas más vulnerables y construir una sociedad más igualitaria. Este primer Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista ha implicado un cambio sustancial de las políticas públicas y en la respuesta institucional y de la ciudadanía, sirviendo como faro y guía del propio Consell”.

298 medidas

El Pacto Valenciano contra la Violencia de género y Machista 2017-2022 se estructuró en cinco ejes, 21 objetivos y 298 medidas concretas, a desarrollar en cinco años, con el fin de combatir, prevenir y erradicar todo tipo de violencia contra las mujeres, visibilizar la violencia de género y machista como un conflicto estructural, político y social, y proteger, atender integralmente y apoyar a las mujeres víctimas de violencia de género y machista y sus hijos e hijas. 

De eso hablan las cinco líneas estratégicas que conforman el Pacto al distribuir sus objetivos y medidas en torno a ejes tan significativos como la urgencia de garantizar una sociedad segura y libre de violencia de género y machista; la necesidad de visibilizar este tipo de violencia como indudable conflicto social y político; la imprescindible creación de redes de trabajo que atiendan a las víctimas y a sus hijas e hijos o la financiación que permita desarrollar las medidas del Pacto para ir avanzando también en la feminización de la sociedad. 

El estado de estas medidas a fecha de hoy es el siguiente: desarrolladas y en ejecución permanente hay un total de 253; en proceso hay 27 actuaciones y no desarrolladas 18. 

Porcentualmente, esta información significa que la suma de las medidas desarrolladas y las que se encuentran en ejecución permanente han pasado del 78% del año pasado al actual 85%. Con relación a las medidas que se encuentran en proceso, en estos momentos tenemos un 9%, cuando el año anterior era el 13%. Y finalmente, las medidas no desarrolladas también están en el 6%, tres puntos porcentuales menos que en 2021 (9%). 

Un total de 8.049 mujeres han sido atendidas, además de 527 menores, durante los primeros cinco años del Pacto valenciano contra la Violencia Machista, cuyos impulsores, la Generalitat valenciana y otras 62 entidades firmantes en 2017, evaluaron y revisaron el pasado martes el acuerdo antes de preparar uno nuevo.

El Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista 2017-2022, impulsado desde la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y al que se han adherido hasta 1.000 entidades y 12.000 personas a título personal, finaliza con un grado de cumplimento y ejecución del 94% de las medidas contempladas en el texto inicial. Ahora, tal y como destacaba la vicepresidenta Aitana Mas, es momento de evaluar posibles mejoras y actualizaciones.