València renaturaliza sus avenidas: Peréz Galdos cambia el túnel por un bulevar verde y Germanies tendrá una mediana ajardinada

La renaturalización de las grandes avenidas se ha convertido en uno de los principales ejes de acción del Ayuntamiento de València como fórmula para hacer frente al efecto isla de calor.

La vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, presentó recientemente el proyecto que se ejecutarán en esta línea en las avenidas de Pérez Galdós y Giorgeta, mientras el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, hizo lo propio con otra actuación en la de Germanies, que se suman a otras iniciativas similares ya presentadas, como por ejemplo las futuras reurbanizaciones de la plaza del Ayuntamiento, del eje de las calles de Xàtiva y Guillem de Castro o de las avenidas del Puerto y de Ausiàs March.

En concreto, el proyecto 'Raíces' ha ganado el concurso para la reurbanización y renaturalización de las avenidas de Pérez Galdós y Giorgeta y al que se han presentado 4 propuestas distintas.

El diseño ganador dibuja una planta viaria de dos carriles por sentido más un carril-bici en la banda norte de las avenidas, un gran eje de biodiversidad y la cobertura del túnel así como su conversión en un depósito hídrico para aguas pluviales. La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, considera que “apostamos para hacer una reurbanización potente, valiente, una reurbanización que haga de una avenida angosta, antipática, insalubre e insegura un espacio amable, saludable y accesible para toda la ciudadanía”. 

Gómez cree que “esta reurbanización es una respuesta decidida y valiente puesto que queremos dar solución a lo que hoy consideramos que es una frontera entre barrios, entre la Petxina, Nou Moles, Arrancapins, Patraix y la Raiosa”. En este sentido, la concejala subraya que “además, todos estos lindes se unirán y permeabilizarán también con la supresión del actual túnel, que secciona y hace de frontera de buena parte de la avenida”. 

La vicealcaldesa destaca que “la propuesta ganadora es considerada por el jurado como muy trabajada en cuanto a su originalidad e innovación así como en la mejora del paisaje urbano puesto que dota a la avenida de un gran eje de biodiversidad permitiendo la recuperación del espacio público para las personas”.

Para Sandra Gómez, “se amplían las aceras lo suficiente para generar espacios de estancia y crear un recorrido amplio para peatones que se extiende hacia los equipamientos vinculados a los barrios próximos, propone una sección de la calzada de dos carriles por sentido, plantea un carril-bici dotado de sombra y bidireccional, considera la prioridad de los peatones en los cruces e introduce pasos de peatones diagonales”. 

Igualmente, la concejala de Desarrollo Urbano cree que “el diseño propuesto refuerza el carácter de la avenida con corredor verde e interconecta dos grandes parques urbanos como son el Jardín del Turia y el Parc Central, crea potentes líneas de arbolado así como espacios verdes drenantes y, en cuanto al túnel, propone su cobertura y lo rediseña como hidrodepósito para almacenar aguas pluviales acumulando las aguas provenientes de espacios verdes drenantes de la avenida”. 

Raíces

La planta viaria del proyecto ganador prevé dos carriles de circulación por sentido, un carril-bici de tres metros de anchura y bidireccional en la parte norte de las avenidas, una renaturalización de las dos vías con la plantación de líneas de arbolado en aceras y mediana, pasos de peatones diagonales y la cubrición del túnel, que se convertirá en un depósito para aguas fluviales que dotará de recursos hídricos las zonas verdes de las vías. 

El proyecto ganador recibirá un premio de 10.000 euros más IVA, además de la redacción del proyecto básico y de ejecución y la dirección de obra, presupuestada en 652.190 euros. 

En segundo lugar ha quedado el proyecto llamado 'Nexos', que recibirá 5.000 euros más IVA mientras que el proyecto denominado “Creuar l’avinguda” ha quedado en tercera posición y recibirá 3.000 euros más IVA. 

El proyecto ganador dispone de seis meses para el diseño y redacción del proyecto definitivo y el plazo estimado de ejecución de las obras es de 18 meses. Las obras tienen un presupuesto provisional de 11.858.000 euros.

Zona verde en Germanies

L’Ajuntament de València ha aprobado la contratación para ejecutar las obras del ajardinamiento de la mediana de la gran vía de Germanies, en el barrio de Russafa. El proyecto, surgido de un proceso de participación ciudadana, dispone de un presupuesto de 120.000 euros y permitirá la renaturalización de una zona del barrio del Eixample “muy afectada” por el tráfico. La intervención reducirá un 11% las emisiones de contaminación acústica y creará un espacio verde de 675 metros cuadrados. 

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, subraya “la relevancia de esta licitación para arborizar la mediana de la gran vía Germanies, porque implica un ”avance en la renaturalización de la ciudad, en una zona muy afectada por la polución acústica, además, ha sido una intervención solicitada por la ciudadanía mediante los presupuestos participativos. De hecho, el ruido se reducirá entre un 11 y un 31 %“. Se trata de una obra con un presupuesto ”muy destacable, porque ha implicado la elaboración de un proyecto muy especial, que ha tenido muy en cuenta la integración del refugio antiaéreo ante la calle Castelló“, argumenta Campillo.

Un 30 % de reducción de la contaminación acústica

Las obras de ajardinamiento de la mediana de la gran vía Germanías, cuyo plazo es de mes y medio, supondrán la supresión de uno de los carriles centrales de circulación para crear una mediana verde de 3,70 metros de ancho y 260 metros de longitud. De esta manera, se conseguirá crear una nueva área verde de 675 metros cuadrados.

En cuanto a las viviendas, la renaturalización de la mediana de la gran vía Germanies prevé disminuir en un 31 % los niveles de ruido actuales, puesto que la vegetación arbustiva y el arbolado bajarán un 20 % adicional la contaminación acústica. La mediana no será lineal, sino serpenteante y asimétrica, a pesar de que seguirá el trazado actual de los carriles.

Mejora de la continuidad en el barrio de Russafa

Esta intervención también atenuará el efecto barrera de la gran avenida en el barrio de Russafa, teniendo en cuenta que, en la actualidad, dispone de nueve carriles de circulación, con un ancho total de 28 metros, aceras anchas, de once metros a cada uno de los lados, pero únicamente un paso para peatones a lo largo de los 380 metros de longitud. 

En consecuencia, para favorecer la reintegración de las dos bandas del barrio de Russafa, esta obra propone la ampliación del paso de peatones existente y la creación de otro. Además, también se mejorará la amplitud con una nueva disposición del mobiliario urbano.

El arbolado de alineación en la gran vía Germanies alternará especies de Pyrus calleryana y Zelcova serrulata, arbolado flecha —de estructura natural— y de hoja caduca, que absorberá las emisiones acústicas hacia los pisos altos del entorno. En toda la superficie de la mediana se plantarán vallas de Pyracantha, de dos variedades de floración (coccinea y angustifolia), que absorberán las emisiones de bajo nivel del rodamiento procedentes de los vehículos con el asfalto.

Una serie de arbustos singulares de porte mediano, de cinco especies diferentes, se alternarán en el resto de la mediana de 675 metros cuadrados, con la doble misión de contribuir al filtraje sonoro y contribuir al paisaje urbano. Paralelamente a la atención a la promoción de la biodiversidad, se ha previsto la disposición de las pendientes de la mediana para favorecer el desvío de aguas hacia las zonas de jardín.

La renaturalización de las grandes avenidas se ha convertido en uno de los principales ejes de acción del Ayuntamiento de València como fórmula para hacer frente al efecto isla de calor.

La vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, presentó recientemente el proyecto que se ejecutarán en esta línea en las avenidas de Pérez Galdós y Giorgeta, mientras el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, hizo lo propio con otra actuación en la de Germanies, que se suman a otras iniciativas similares ya presentadas, como por ejemplo las futuras reurbanizaciones de la plaza del Ayuntamiento, del eje de las calles de Xàtiva y Guillem de Castro o de las avenidas del Puerto y de Ausiàs March.

En concreto, el proyecto 'Raíces' ha ganado el concurso para la reurbanización y renaturalización de las avenidas de Pérez Galdós y Giorgeta y al que se han presentado 4 propuestas distintas.

El diseño ganador dibuja una planta viaria de dos carriles por sentido más un carril-bici en la banda norte de las avenidas, un gran eje de biodiversidad y la cobertura del túnel así como su conversión en un depósito hídrico para aguas pluviales. La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, considera que “apostamos para hacer una reurbanización potente, valiente, una reurbanización que haga de una avenida angosta, antipática, insalubre e insegura un espacio amable, saludable y accesible para toda la ciudadanía”. 

Gómez cree que “esta reurbanización es una respuesta decidida y valiente puesto que queremos dar solución a lo que hoy consideramos que es una frontera entre barrios, entre la Petxina, Nou Moles, Arrancapins, Patraix y la Raiosa”. En este sentido, la concejala subraya que “además, todos estos lindes se unirán y permeabilizarán también con la supresión del actual túnel, que secciona y hace de frontera de buena parte de la avenida”. 

La vicealcaldesa destaca que “la propuesta ganadora es considerada por el jurado como muy trabajada en cuanto a su originalidad e innovación así como en la mejora del paisaje urbano puesto que dota a la avenida de un gran eje de biodiversidad permitiendo la recuperación del espacio público para las personas”.

Para Sandra Gómez, “se amplían las aceras lo suficiente para generar espacios de estancia y crear un recorrido amplio para peatones que se extiende hacia los equipamientos vinculados a los barrios próximos, propone una sección de la calzada de dos carriles por sentido, plantea un carril-bici dotado de sombra y bidireccional, considera la prioridad de los peatones en los cruces e introduce pasos de peatones diagonales”. 

Igualmente, la concejala de Desarrollo Urbano cree que “el diseño propuesto refuerza el carácter de la avenida con corredor verde e interconecta dos grandes parques urbanos como son el Jardín del Turia y el Parc Central, crea potentes líneas de arbolado así como espacios verdes drenantes y, en cuanto al túnel, propone su cobertura y lo rediseña como hidrodepósito para almacenar aguas pluviales acumulando las aguas provenientes de espacios verdes drenantes de la avenida”. 

Raíces

La planta viaria del proyecto ganador prevé dos carriles de circulación por sentido, un carril-bici de tres metros de anchura y bidireccional en la parte norte de las avenidas, una renaturalización de las dos vías con la plantación de líneas de arbolado en aceras y mediana, pasos de peatones diagonales y la cubrición del túnel, que se convertirá en un depósito para aguas fluviales que dotará de recursos hídricos las zonas verdes de las vías. 

El proyecto ganador recibirá un premio de 10.000 euros más IVA, además de la redacción del proyecto básico y de ejecución y la dirección de obra, presupuestada en 652.190 euros. 

En segundo lugar ha quedado el proyecto llamado 'Nexos', que recibirá 5.000 euros más IVA mientras que el proyecto denominado “Creuar l’avinguda” ha quedado en tercera posición y recibirá 3.000 euros más IVA. 

El proyecto ganador dispone de seis meses para el diseño y redacción del proyecto definitivo y el plazo estimado de ejecución de las obras es de 18 meses. Las obras tienen un presupuesto provisional de 11.858.000 euros.

Zona verde en Germanies

L’Ajuntament de València ha aprobado la contratación para ejecutar las obras del ajardinamiento de la mediana de la gran vía de Germanies, en el barrio de Russafa. El proyecto, surgido de un proceso de participación ciudadana, dispone de un presupuesto de 120.000 euros y permitirá la renaturalización de una zona del barrio del Eixample “muy afectada” por el tráfico. La intervención reducirá un 11% las emisiones de contaminación acústica y creará un espacio verde de 675 metros cuadrados. 

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, subraya “la relevancia de esta licitación para arborizar la mediana de la gran vía Germanies, porque implica un ”avance en la renaturalización de la ciudad, en una zona muy afectada por la polución acústica, además, ha sido una intervención solicitada por la ciudadanía mediante los presupuestos participativos. De hecho, el ruido se reducirá entre un 11 y un 31 %“. Se trata de una obra con un presupuesto ”muy destacable, porque ha implicado la elaboración de un proyecto muy especial, que ha tenido muy en cuenta la integración del refugio antiaéreo ante la calle Castelló“, argumenta Campillo.

Un 30 % de reducción de la contaminación acústica

Las obras de ajardinamiento de la mediana de la gran vía Germanías, cuyo plazo es de mes y medio, supondrán la supresión de uno de los carriles centrales de circulación para crear una mediana verde de 3,70 metros de ancho y 260 metros de longitud. De esta manera, se conseguirá crear una nueva área verde de 675 metros cuadrados.

En cuanto a las viviendas, la renaturalización de la mediana de la gran vía Germanies prevé disminuir en un 31 % los niveles de ruido actuales, puesto que la vegetación arbustiva y el arbolado bajarán un 20 % adicional la contaminación acústica. La mediana no será lineal, sino serpenteante y asimétrica, a pesar de que seguirá el trazado actual de los carriles.

Mejora de la continuidad en el barrio de Russafa

Esta intervención también atenuará el efecto barrera de la gran avenida en el barrio de Russafa, teniendo en cuenta que, en la actualidad, dispone de nueve carriles de circulación, con un ancho total de 28 metros, aceras anchas, de once metros a cada uno de los lados, pero únicamente un paso para peatones a lo largo de los 380 metros de longitud. 

En consecuencia, para favorecer la reintegración de las dos bandas del barrio de Russafa, esta obra propone la ampliación del paso de peatones existente y la creación de otro. Además, también se mejorará la amplitud con una nueva disposición del mobiliario urbano.

El arbolado de alineación en la gran vía Germanies alternará especies de Pyrus calleryana y Zelcova serrulata, arbolado flecha —de estructura natural— y de hoja caduca, que absorberá las emisiones acústicas hacia los pisos altos del entorno. En toda la superficie de la mediana se plantarán vallas de Pyracantha, de dos variedades de floración (coccinea y angustifolia), que absorberán las emisiones de bajo nivel del rodamiento procedentes de los vehículos con el asfalto.

Una serie de arbustos singulares de porte mediano, de cinco especies diferentes, se alternarán en el resto de la mediana de 675 metros cuadrados, con la doble misión de contribuir al filtraje sonoro y contribuir al paisaje urbano. Paralelamente a la atención a la promoción de la biodiversidad, se ha previsto la disposición de las pendientes de la mediana para favorecer el desvío de aguas hacia las zonas de jardín.

La renaturalización de las grandes avenidas se ha convertido en uno de los principales ejes de acción del Ayuntamiento de València como fórmula para hacer frente al efecto isla de calor.

La vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, presentó recientemente el proyecto que se ejecutarán en esta línea en las avenidas de Pérez Galdós y Giorgeta, mientras el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, hizo lo propio con otra actuación en la de Germanies, que se suman a otras iniciativas similares ya presentadas, como por ejemplo las futuras reurbanizaciones de la plaza del Ayuntamiento, del eje de las calles de Xàtiva y Guillem de Castro o de las avenidas del Puerto y de Ausiàs March.