Dátiles: una fruta más interesante de lo que aparenta

Dátiles

Respondemos a Juan, lector y socio de eldiario.es que nos formula la siguiente petición: "suelo tomar dátiles a diario porque me encantan, pero recientemente he leído que se utilizan para añadir azúcar escondido a algunos productos y ello me ha dado qué pensar si dietéticamente son saludables. Espero vuestra respuesta". 

Sandía o melón: ¿cuál engorda más?

Sandía o melón: ¿cuál engorda más?

Recientemente ha saltado a las redes la polémica sobre un producto teóricamente dietético, de la gama "zero azúcar", que en realizad sí tiene azúcares añadidos, aunque de forma natural, no artificial. Es decir, añadiendo al producto un alimento alto en azúcares. ¿Cuál? Uno muy célebre por su poder calórico y su característico sabor empalagoso y dulzón: el dátil. 

No en vano, siempre asociamos es esta fruta desecada un poder edulcorante que muchas veces se nos antoja excesivo y poco saludable. Sin embargo, este alimento es indispensable en la dieta de muchas culturas del sur del Mediterráneo, y el motivo está tanto en su poder para endulzar como por algunas virtudes nutricionales que posee. 

Mucho azúcar, pero también mucha fibra

En primer lugar, siendo cierto que es una fruta con 290 Kcal por 100 gramos y 65 gramos de hidratos de carbono en la misma cantidad, la mayoría de ellos glucosa, fructosa y sacarosa -es decir glucosas más fructosa-, no lo es menos que la cantidad de fibra que posee un dátil es de casi nueve gramos.

Es decir que es una de las frutas más altas en fibra; por ejemplo una manzana posee solo 2,5 gramos de fibra, y un plátano 2,5 gramos. Esto lo hace una fruta lanxante, muy buena para evitar el estreñimiento, así como a la vez saciante, es decir que nos llena inmediatamente al absorber agua. Este efecto hace que de por sí limitemos mucho la ingesta de dátiles a unos pocos, evitando así su poder calórico y glicémico, de subida de la glucosa en sangre. 

Interesante proporción de minerales

Por otro lado, destaca por su aporte de ciertos minerales importantes para nuestro organismo. Tal es el caso del calcio, del que aporta más de 50 mg por 100 de producto, o el magnesio, que contiene en similares proporciones. Así mismo estos 100 gramos aportan 650 mg de potasio, de modo que junto al magnesio sirven para controlar el equilibro salino intra y extra muscular, de modo que prevenimos calambres y modulamos los niveles de sodio, controlando la tensión arterial. 

También destacan sus casi dos gramos de hierro asimilable por cien gramos, capaces de cubrir las necesidades diarias, aunque no es recomendable en absoluto comer tal cantidad de dátiles en un día. A estos hay que sumar 1 mg de yodo, lo que ayuda a evitar deficiencias, así como 3 µg de selenio, que ayuda a mantener junto al yodo el funcionamiento de la glándula tiroidea, contribuye a la estabilidad del sistema nervioso y neutraliza el envejecimiento oxidativo, así como contribuye a la consistencia del pelo y las uñas. 

Finalmente podrían destacarse sus 3 mg de vitamina C, así como sus 21 µg de ácido fólico o los 34 µg de betacarotenos, con propiedades antioxidantes. De este modo, la respuesta a Juan es que los dátiles sí son saludables siempre que sepamos comerlos con la debida mesura, que es como se ingieren en países como Egipto, Marruecos, Túnez o Irán, pero también en Israel o Estados Unidos. Al fin y al cabo sus azúcares son más naturales que los de cualquier refresco carbonatado. 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
8 de julio de 2020 - 23:59 h

Descubre nuestras apps

stats