eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Rebajas de verano: cuándo terminan en tu comunidad y cuáles son tus derechos

El periodo de precios rebajados difiere en inicio y extensión en cada comunidad autónoma, por lo que conviene informarse bien

Tenemos una serie de derechos que deben ser respetados, pero la ley también otorga otros tantos a los comercios 

- PUBLICIDAD -
Foto: CheapInMadrid

Foto: CheapInMadrid

El inicio del verano suele marcar el inicio de la temporada de rebajas en España, un periodo que traera este año casi 180.000 nuevos empleos, un 9 % más que en 2017, según un estudio elaborado por Adecco, que señala que los contratos se concentrarán en Cataluña, Madrid, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana.

Aun así, cada comunidad autónoma fija un calendario diferente para las rebajas que varía tanto en la fecha de inicio como en su extensión. En algunas regiones no duran más de un mes y en otras se extienden hasta el final del verano. En todo caso en la mayoría ya han comenzado y muchos consumidores se disponen a comprar en este régimen especial tan pronto como les sea posible.

¿Cuándo comienzan las rebajas en tu comunidad?

Estas son las fechas de inicio y la duración de las rebajas de verano en 2018 por comunidades autónomas en orden alfabético:

  • Andalucía: del 1 de julio al 31 de agosto.

  • Aragón: del 1 de julio al 1 de septiembre.

  • Baleares: dos meses desde el 1 de julio o primer día laborable siguiente al 31 de agosto.

  • Canarias: desde el 1 de julio al 31 de agosto.

  • Cantabria: desde el 1 de julio al 30 de septiembre.

  • Castilla-La Mancha: desde el 1 de julio al 30 de septiembre.

  • Castilla y León: desde el 1 de julio al 31 de agosto.

  • Catalunya: desde el 1 de julio al 31 de agosto.

  • Comunidad Valenciana: 29 de junio al 5 de septiembre.

  • Extremadura: desde el 1 de julio al 31 de agosto.

  • Galicia: desde el 1 de julio al 30 de septiembre.

  • Madrid: desde el 21 de junio a 21 de septiembre.

  • Murcia: desde el 1 de julio al 31 de agosto.

  • Navarra: desde el 1 de julio al 31 de agosto.

  • Euskadi: desde el 1 de julio al 30 de septiembre

  • Principado de Asturias: desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto.

  • La Rioja: desde el 1 de julio al 31 de agosto.

Imagen: losmininos

Imagen: losmininos

¿Qué derechos tengo?

No es un mito que hay que andar con cierto tiento a la hora de comprar en rebajas si no queremos llevarnos más de un chasco, ya que hay una cierta confusión respecto a lo que tenemos derecho y a lo que no que conviene aclarar. La ley nos protege, pero también permite a los establecimientos seguir ciertas políticas especiales en estos periodos comerciales.

De todos modos estas deben ser previa y adecuadamente informadas, de modo que no nos puedan provocar confusiones ni hacernos vulnerables a los engaños. De este modo, nada mejor que estar sobre aviso respecto a qué debemos atenernos cuando vamos de compras en rebajas. A continuación te exponemos cinco aspectos en los que debes saber a qué tienes derecho y a qué no.

1. Aceptación de devoluciones

Las tiendas están en su derecho de no aceptarlas, aunque suelen hacerlo por políticas comerciales, pero no por obligación. La única situación en la que una tienda está obligada a aceptar una devolución es en caso de un producto defectuoso, roto o manchado. La excepción es cuando hayamos comprado un producto en rebajas por internet, porque la ley nos da un periodo de desistimiento de catorce días para devolverlo.

Fuera de estos casos, una prenda rebajada no presenta derecho de devolución. No obstante, en la etiqueta del producto no puede figurar ninguna referencia a pasadas devoluciones en la temporada normal porque induciría a error. En caso contrario, tenemos derecho a quejarnos por escrito en el libro de reclamaciones. Eventualmente estamos en el derecho de exigir la resolución del contrato y que nos devuelvan el dinero.

2. Reposición del dinero pagado en caso de devolución

Las tiendas no tienen por qué devolvernos el dinero desde el momento en el que la aceptación de la devolución es una política comercial. Es decir que es posible que en lugar del dinero el vendedor nos dé un vale por el importe del dinero y con una vigencia determinada, normalmente de tres a seis meses. Este hecho, de nuevo, debe aclararse en las etiquetas o en un cartel visible en la entrada de la tienda o frente a las cajas de cobro.

De todos modos tenemos ahí un derecho claro: el vale sirve tanto para el periodo de rebajas como para la temporada normal, pues el dinero no presenta rebajas; así que no aceptaremosque nos lo rechacen en temporada normal y si lo hacen reclamaremos. Un tema simiar es el de las condiciones de arreglos y ajustes en prendas, pues algunas tiendas consideran que en casi de tener que hacerlos, la rebaja pierde su validez y quieren cobrar precios iniciales. Están en su derecho de verlo así, pero deben avisar previamente.

3. Pago con tarjeta

Por muy absurdo que nos parezca, para prendas y productos rebajados nos podemos encontrar con que no nos dejen pagarlo con tarjeta de crédito y nos exijan efectivo, amparados en la ley, que lo permite. O vamos al cajero a sacar billetes o nos quedaremos sin poder comprar el producto. De nuevo nos ampara el derecho a estar bien informados y el comercio debe avisarnos explícita y claramente de este hecho en el producto, o a la entrada del establecimiento. Además ha de hacerlo deun modo visible.

4. Piezas defectuosas

¿Pueden vendernos piezas defectuosas? La respuesta es sí, siempre que así lo indique el comercio y lo especifique claramente en el espacio dedicado a ellas. Estas prendas suelen venderse a precios inferiores al resto de las rebajas y en estantes aparte, para que no se confundan con las que siguen los estándares o son de nueva temporada. Un detalle adicional es que por estas piezas no podremos exigir devolución en caso de que las compremos, alegando que son defectuosas.

5. Venta de artículos sin rebajar en el mismo recinto

Puede haber en la misma tienda ropa o productos de una temporada antigua al lado de otros de la nueva y que no están rebajados. Este hecho, de todas formas, debe estar especificado claramente, delimitando en el espacio, y de modo que se entienda a primera vista, a qué colección pertenece a cada rango de precios, de modo que las podamos distinguir de un modo inequívoco. Por otro lado, en las prendas rebajadas deberá figurar tanto el precio original como el rebajado, o bien el porcentaje que se rebaja, para así evitar que compremos un producto nuevo creyendo que es rebajado. 

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha