Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Alfred García: "Siempre estoy muy en contacto con Dios"

Alfred García: "Siempre estoy muy en contacto con Dios"

0

Madrid, 28 oct (EFE).- En el intenso recorrido de Alfred García tras su salida de "OT 2017", el artista creció, pero su faceta más íntima comenzó a perderse y decidió parar. "Mi yo persona se quedó tirada en alguna sala de conciertos", justifica a su vuelta con nuevo álbum en el que ha reconectado con quien es cuando se apagan las luces.

"Es como un álbum de fotografías, un homenaje a mi familia, al flamenco que siempre sonaba en mi casa y también a la parte más creyente que tengo por mi educación católica y porque, aparte de por ser artista, que siempre andamos elevados, yo siempre estoy muy en contacto con Dios", explica a Efe este joven músico catalán.

Esa faceta espiritual queda patente desde el arranque con "Jesus Gave Me Water" y de nuevo especialmente en el final, "1997", cuyo título alude al año en el que nació y ha dado nombre a este disco que se publica mañana de la mano de Universal Music y es el segundo de estudio desde su salida de "Operación Triunfo".

Cuenta García (El Prat de Llobregat, 1997) que hasta la Academia de OT arrastró una depresión por la muerte de un familiar que se sumó al cansancio físico y mental por su participación en Eurovisión, la grabación ese mismo año de su primer álbum, "1016" (2018), y una larga gira para presentarlo a la que puso punto final para recuperarse.

"Para este disco necesitaba estar sereno. La música requiere tiempo, porque es una amante muy celosa y, si haces conciertos y compones a la vez, no atiendes ni a tus amigos ni a tu familia, a los que dejé de lado, de ahí el nombre de este trabajo, que va de reconectar con mi yo persona, que se quedó tirado en alguna sala de conciertos", dice.

En contacto con la naturaleza, "con lo más primario", y tras un tiempo en el que no sabía qué camino tomar, decidió dejarse llevar por esa incertidumbre y convertirla en caudal de inspiración para hacer un álbum a la medida de estos "tiempos líquidos en los que todo cambia muy rápido y nada acaba solidificándose".

"Este disco es eso, como el paso del tiempo, de forma que la canción 4 quema el amplificador y la siguiente es una balada a mi ahijada", dice sobre un compendio de cortes en español e inglés en los que explota por un lado su vena pop-rock, en continuidad con su anterior LP, y otra decididamente más experimental, con flirteos con la postproducción digital.

García, que ha remarcado su apuesta musical con un cambio estético con el diseñador Alejandro Palomo como referente y la asistencia de su estilista David Rivas, confiesa que nota que "la gente quiere sobre todo canciones más radiables", por eso se plantea concebir un proyecto distinto con otra marca diferente para presentar en el futuro sus composiciones más alternativas.

A medio camino entre unas y otras se encuentra "Toro de cristal", que sorprendió como sencillo de anticipo, con el rompedor vídeo de Eduardo Casanova y una letra en la que se reconoce como "alguien con cuernos y extrema fragilidad".

"Uno intenta ser fuerte y llevarlo todo adelante pero, a veces, aun así te encuentras con cosas que te hacen romperte", reconoce ante este corte irónico en el que invita a torearle.

"1997" es además un disco muy colaborativo, en el que han participado artistas como Mercedes Cortés, Denise Rosenthal, el mexicano Kurt, el grupo La La Love You o sus amigos Albert Pla y Judit Farrés, a los que reúne en una nana con ropajes de ranchera.

"A Albert lo conozco desde que salí de OT. Nos caímos muy bien y me ha ayudado mucho a nivel personal. La canción la escribí en su casa, un día que andaba por ahí también Raúl "Refree" y que habíamos pasado la mañana buscando setas. Por la tarde, cogí la guitarra y me salió eso, se la mostré, se sentó al piano y Judit cantó unos coros, todo de una manera muy natural", rememora.

Otro de los invitados importantes es Niño de Elche, que participa en el cierre. "No había nadie que pudiese interpretarla mejor. Necesitaba que fuese como un canto sionista, que hablase de dios de una manera muy misteriosa, como ese padre que no sabes si es el de los cielos o el que te ha cuidado en la tierra", justifica García, que empieza ya a darle vueltas a su próxima gira.

Por Javier Herrero.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats