Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

La fachada del Salón Rico, la actuación más compleja en Medina Azahara en 70 años

Córdoba —

0

Córdoba, 30 dic (EFE).- La actuación en la fachada del Salón Rico es la actuación "más compleja" que se acomete en el conjunto arqueológico de Medina Azahara, en Córdoba, desde que hace setenta años "el arquitecto Félix Hernández se encuentra con una ruina arqueológica y con decenas de miles de fragmentos" de atauriques.

Así lo ha afirmado este miércoles el director del conjunto, Antonio Vallejo, durante la visita de la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, al yacimiento para conocer la evolución de la obra que, con una inversión de 125.000 euros y financiada por la World Monuments Fund, estará terminada en el plazo de un año.

Entonces, se podrá ver la fachada del Salón Rico o de Abderramán III, el espacio de las grandes recepciones del califa, tal y como las investigaciones han concluido que era, ya que, como señaló a los periodistas Vallejo, "no sabemos cómo era la fachada, lo que vamos a trasladar aquí es una hipótesis científica, basada en el material original, que no tiene parangón con ningún otro sitio".

Esta hipótesis se ha podido desarrollar porque entre el 20 y el 25 por ciento del material original que se conserva "se tienen atauriques de todos los elementos que componen la fachada para saber cómo era".

El hecho de haber encontrado parte de la cornisa, de las dovelas de las tres arquerías, salmeres, enjutas y de las distintas cenefas que componen las organizaciones decorativas de cada uno de esos elementos permitirá "completar las lagunas, con copias, para poder tener esa imagen original del edificio", de la que "no podemos buscar un referente en ningún otro monumento", señaló el responsable del yacimiento.

De hecho, Antonio Vallejo dijo que Félix Hernández, que llevó a cabo la primera gran intervención en Medina Azahara en los años 50 del siglo XX, "prácticamente tiene que inventarse una metodología para ver cómo iba montando ese puzle y a qué parte pertenecía cada uno de esos fragmentos" de los atauriques.

Esto es así porque, como explicó el director del conjunto, "la fachada es el elemento más castigado (del Salón Rico), como ocurre siempre en los edificios de Medina Azahara, todos orientados Norte-Sur y la parte del Sur es siempre la más castigada históricamente por el expolio".

La Junta de Andalucía ha invertido este año algo más de 600.000 euros en el conjunto arqueológico, que es Patrimonio Mundial por la Unesco, y su previsión presupuestaria para 2021 se eleva a en torno el millón de euros, en una "apuesta con todas las consecuencias, en un entorno ciertamente complejo", según dijo la consejera.

Aunque hasta que no se acabe la actuación en la fachada no se podrá intervenir en el interior, la Consejería de Cultura y Patrimonio Artístico trabaja en la licitación en paralelo con estos trabajos para en 2022 "poder iniciar el resto de la actuación", afirmó la secretaría general de Patrimonio Cultural, Macarena O’neill.

Son, precisó Patricia del Pozo, "actuaciones costosas” que la Junta está dispuesta asumir, y que O’neill concretó que se trata de proceder sobre parte de la solería, parte de la reposición decorativa, el lienzo oriental y la contrafachada.

La Junta no ha decidido aún si tras finalizar la reconstrucción de la fachada abrirá a las visitas, aunque sea de modo parcial, al Salón Rico, lo que se valorará en su día, conforme a la situación sanitaria y el plan de actuación en su interior, apuntó la secretaría general de Patrimonio Cultural.

Tampoco aclaró el director de Proyectos para España del World Monuments Fund, Pablo Longoria, si esta entidad, fundada en 1965 por personas preocupadas por la destrucción acelerada de importantes tesoros artísticos en todo el mundo, volverá a financiar actuaciones en Medina Azahara, aunque sí desveló que existe un proyecto para el casco histórico de Córdoba en un avanzado estado de negociación con el Ayuntamiento, aunque ni él ni el alcalde, José María Bellido (PP), presente también en la visita de la consejera, quisieron precisar su contenido.

Córdoba, 30 dic (EFE).- La actuación en la fachada del Salón Rico es la actuación "más compleja" que se acomete en el conjunto arqueológico de Medina Azahara, en Córdoba, desde que hace setenta años "el arquitecto Félix Hernández se encuentra con una ruina arqueológica y con decenas de miles de fragmentos" de atauriques.

Así lo ha afirmado este miércoles el director del conjunto, Antonio Vallejo, durante la visita de la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, al yacimiento para conocer la evolución de la obra que, con una inversión de 125.000 euros y financiada por la World Monuments Fund, estará terminada en el plazo de un año.

Entonces, se podrá ver la fachada del Salón Rico o de Abderramán III, el espacio de las grandes recepciones del califa, tal y como las investigaciones han concluido que era, ya que, como señaló a los periodistas Vallejo, "no sabemos cómo era la fachada, lo que vamos a trasladar aquí es una hipótesis científica, basada en el material original, que no tiene parangón con ningún otro sitio".

Esta hipótesis se ha podido desarrollar porque entre el 20 y el 25 por ciento del material original que se conserva "se tienen atauriques de todos los elementos que componen la fachada para saber cómo era".

El hecho de haber encontrado parte de la cornisa, de las dovelas de las tres arquerías, salmeres, enjutas y de las distintas cenefas que componen las organizaciones decorativas de cada uno de esos elementos permitirá "completar las lagunas, con copias, para poder tener esa imagen original del edificio", de la que "no podemos buscar un referente en ningún otro monumento", señaló el responsable del yacimiento.

De hecho, Antonio Vallejo dijo que Félix Hernández, que llevó a cabo la primera gran intervención en Medina Azahara en los años 50 del siglo XX, "prácticamente tiene que inventarse una metodología para ver cómo iba montando ese puzle y a qué parte pertenecía cada uno de esos fragmentos" de los atauriques.

Esto es así porque, como explicó el director del conjunto, "la fachada es el elemento más castigado (del Salón Rico), como ocurre siempre en los edificios de Medina Azahara, todos orientados Norte-Sur y la parte del Sur es siempre la más castigada históricamente por el expolio".

La Junta de Andalucía ha invertido este año algo más de 600.000 euros en el conjunto arqueológico, que es Patrimonio Mundial por la Unesco, y su previsión presupuestaria para 2021 se eleva a en torno el millón de euros, en una "apuesta con todas las consecuencias, en un entorno ciertamente complejo", según dijo la consejera.

Aunque hasta que no se acabe la actuación en la fachada no se podrá intervenir en el interior, la Consejería de Cultura y Patrimonio Artístico trabaja en la licitación en paralelo con estos trabajos para en 2022 "poder iniciar el resto de la actuación", afirmó la secretaría general de Patrimonio Cultural, Macarena O’neill.

Son, precisó Patricia del Pozo, "actuaciones costosas” que la Junta está dispuesta asumir, y que O’neill concretó que se trata de proceder sobre parte de la solería, parte de la reposición decorativa, el lienzo oriental y la contrafachada.

La Junta no ha decidido aún si tras finalizar la reconstrucción de la fachada abrirá a las visitas, aunque sea de modo parcial, al Salón Rico, lo que se valorará en su día, conforme a la situación sanitaria y el plan de actuación en su interior, apuntó la secretaría general de Patrimonio Cultural.

Tampoco aclaró el director de Proyectos para España del World Monuments Fund, Pablo Longoria, si esta entidad, fundada en 1965 por personas preocupadas por la destrucción acelerada de importantes tesoros artísticos en todo el mundo, volverá a financiar actuaciones en Medina Azahara, aunque sí desveló que existe un proyecto para el casco histórico de Córdoba en un avanzado estado de negociación con el Ayuntamiento, aunque ni él ni el alcalde, José María Bellido (PP), presente también en la visita de la consejera, quisieron precisar su contenido.

Córdoba, 30 dic (EFE).- La actuación en la fachada del Salón Rico es la actuación "más compleja" que se acomete en el conjunto arqueológico de Medina Azahara, en Córdoba, desde que hace setenta años "el arquitecto Félix Hernández se encuentra con una ruina arqueológica y con decenas de miles de fragmentos" de atauriques.

Así lo ha afirmado este miércoles el director del conjunto, Antonio Vallejo, durante la visita de la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, al yacimiento para conocer la evolución de la obra que, con una inversión de 125.000 euros y financiada por la World Monuments Fund, estará terminada en el plazo de un año.

30 de diciembre de 2020 - 15:32 h