eldiario.es

9

Cultura

Cinco canciones que describen a Sergio Algora (según Aloma Rodríguez)

"Para ver lo que no hay que ver y para ver lo que nadie vio", le hemos pedido a Aloma Rodríguez, autora de Los idiotas prefieren la montaña, que nos cuente otras cinco canciones e historias que completarían el retrato de Sergio Algora

Cuando Sergio Algora puso nuestra mente al sol

Mi última mujer, en Llamadas perdidas, de La Costa Brava

"Sergio Algora era un poco como el protagonista de El amante del amor, de François Truffaut. O así era uno de los personajes que había creado de sí mismo. En esta canción está todo eso: la promesa y el deseo de cambiar y de querer estar con una chica, pero cómo el azar se interpone. Es un juego en el que se ríe un poco de sí mismo. Y es una defensa de la imaginación: esa playa interior en la que guarda los 'recuerdos perfectos'. De ahí surge el título del libro: 'Los idiotas prefieren la montaña / y en mi interior yo tengo una playa / donde fabrico mis recuerdos perfectos'".

En el fondo está bien, en Déjese querer por una loca, de La Costa Brava

Aloma trabajó como camarera en el Bacharach, el bar de Algora, desde marzo de 2007 hasta poco después de la muerte del músico. "Esta canción podría ser de Bacharach. Para abrirse paso entre la gente y sacar la basura cuando el estaba lleno, Algora cogía las dos bolsas negras llenas de botellas y gritaba 'dinero negro, dinero negro'".

Jasón, en Circo Luso de El Niño Gusano

Sobre la no-letra más surrealista de Sergio nos cuenta una curiosa costumbre. "Antes de los móviles, cuando a Sergio se le ocurría una melodía, como no sabía notación musical, llamaba a su hermana y la dejaba grabada en su contestador. Puede que esta canción tarareada sea un guiño a esa manera de acordarse de las melodías que inventaba".

Dos ostras, de La Costa Brava

Esta canción se incluyó en un principio en Se hacen los interesantes, luego hubo una segunda versión en Llamadas perdidas. "Cuando la canción ya se había convertido en uno de los himnos de La Costa Brava, después de un concierto, el batería del grupo y socio del Bar Bacharach le preguntó a Sergio si era tenía algún rollo social y comprometido, por aquel Capitán Negrito al que nombra. En realidad, lo que dice la canción es: “El capitán me gritó: te quiero masticar”.

Superpoder, en Costabravismo, de La Costa Brava

"A Sergio Algora le gustaban las canciones románticas y tenía una simpatía especial por tipos capaces de cantar las canciones de amor más bonitas del mundo mientras intentaban ligarse a cualquier chica que pasara a su lado. Esta versión libre de No puedo quitar mis ojos de ti, de Matt Monro, recoge esa complicidad. Me gusta que elija como superpoder irrestitible el de combatir el aburrimiento".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha