eldiario.es

9

DESALAMBRE

La inquietante extradición del guardaespaldas kazajo

Alexander Pavlov, aliado del mayor opositor del régimen kazajo, espera su última oportunidad para evitar la extradición a su país, donde corre un alto riesgo de ser torturado.

Las ONG advierten de la presión económica de Kazajistán sobre España: Mariano Rajoy visitará el país el próximo domingo, después de que Talgo vendiese recientemente 21 trenes por 482 millones de euros

ACNUR confirma a eldiario.es que el proceso de asilo no cumplió los plazos habituales

El disidente kazajo Alexander Pavlov espera entre rejas y con relativa calma la decisión que tomará la Audiencia Nacional. De ella depende su regreso a Kazajistán, cuyas autoridades solicitaron su detención y posterior extradición por delitos de terrorismo y fraude bancario. Tanto su defensa como organizaciones internacionales de derechos humanos denuncian un montaje del Gobierno kazajo: Pavlov, gran aliado del mayor opositor del régimen, posee información confidencial que interesa al presidente Nazarbayev.

El riesgo de tortura es elevado. Su extradición fue aprobada en julio por "no encontrar razones fundadas de persecución política" y, tras ser recurrida, aguarda la última palabra de la justicia española. Mientras, los intereses políticos y comerciales de España planean sobre la visita oficial de Mariano Rajoy a Kazajistán del próximo domingo.

Alexander Pavlov./ Imagen: interpol.int

Alexander Pavlov./ Imagen: interpol.int

Buscado por la Interpol a petición de Kazajistán, Pavlov permanece arrestado en Madrid desde el 1 de junio. Le acusan de colaborar en la organización de unos atentados terroristas en la ciudad de Almaty que no se llegaron a producir, supuestamente por la intervención de las fuerzas de seguridad kazajas. También se le inculpa de un delito de fraude bancario: habría estafado al BTA Bank, obteniendo un crédito de 22,5 millones de dólares de forma fraudulenta. A la falta de pruebas presentadas por el Gobierno, se unen algunos cabos sueltos expuestos por su defensa. "Primero se le acusó únicamente de estafa, después se añadió la causa de terrorismo. De hecho, en la página web de la fiscalía de Kazajistán continúa apareciendo únicamente el primer delito", explica a Desalambre María Costa, abogada del disidente.

Organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional consideran falsas estas acusaciones y exigen la paralización de su extradición ante el alto riesgo de tortura. Atribuyen la criminalización del disidente a la relación entre este y Mukhtar Ablyazov, principal opositor kazajo que huyó del país en 2009. Pavlov trabajó durante varios años como su jefe de seguridad.

Asilo denegado de forma rápida e irregular

Ablyazov, acusado de los mismos delitos que su ayudante, fue reconocido como refugiado por Reino Unido en 2011. No obstante, el Gobierno español denegó la petición de asilo de Pavlov a través de un proceso que despierta sospechas en la defensa del disidente kazajo. “El proceso de asilo ha estado marcado por claras vulneraciones: dejaron fuera la opinión del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)”, denuncia la abogada. Fuentes de ACNUR confirman a eldiario.es que este caso no ha seguido el procedimiento habitual. Según señalan, no pudieron emitir un criterio sobre la petición de asilo al no recibir con el tiempo suficiente la información sobre la fecha en la que la solicitud de Pavlov iba a ser estudiada por la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio. El viernes 24 de mayo recibieron un fax: el lunes siguiente se trataría el caso.

“Por este motivo, ACNUR no tuvo posibilidad de acceder al expediente completo para su estudio en profundidad, algo particularmente importante en un caso tan complejo como éste”, explican. Dada la situación, el alto comisionado solicitó por escrito al Ministerio del Interior el aplazamiento del caso, pero su petición no fue atendida. Las notificaciones sobre las solicitudes estudiadas mensualmente por parte de la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio (CIAR) suelen ser remitidas a sus miembros con casi un mes de antelación. El Ministerio de Interior decide sobre la concesión o denegación del asilo en base a las recomendaciones elaboradas por la CIAR, que generalmente coinciden.

En el caso de que la Audiencia Nacional aprobase la extradición del disidente kazajo, el Gobierno español tiene la última palabra en el Consejo de Ministros. Además, queda pendiente el recurso contra la denegación de la solicitud de asilo, sobre la que la defensa ha solicitado una medida cautelar por la que Pavlov podría ganar tiempo y evitar la vuelta obligada a su país al menos hasta que sea resuelta la petición.

 

 

Riesgos de la extradición

“La información de Pavlov es esencial para las autoridades de su país, quienes buscan la forma de eliminar de la esfera pública a los últimos opositores del régimen”, señala a eldiario.es Jędrzej Czerep, portavoz de Open Dialog, organización polaca que trabaja con extradiciones en toda Europa y cuyos representantes están durante estos días en Madrid para continuar el seguimiento del caso de Alexander Pavlov.

“Si es extraditado, Kazajistán hará todo lo posible para obligarle a denunciar a sus excompañeros, algo que es una práctica habitual en este país”. Por tanto, según Czerep, su retorno no solo pone en peligro su seguridad sino también la de otros opositores de los que Pavlov maneja información, incluidos los periodistas defensores de estos, muy reprimidos por el Gobierno kazajo. “Podrían llegar a acusar a los periodistas de terroristas. Además, para el Gobierno es una prioridad obtener toda la información sobre Ablyazov, considerado su enemigo número uno", añaden desde la organización. "Para conseguir estos objetivos el régimen está listo para torturarlo y matarlo”.

Intereses españoles en Kazajistán

“Las presiones económicas son cruciales para entender por qué los países europeos cooperan con el régimen kazajo, rompiendo a menudo los principios de derechos humanos con el fin de ayudar al país contra sus opositores políticos”, argumenta el portavoz de la ONG polaca.

“Tenemos miedo de que la firma de contratos en los sectores de la construcción, la transferencia de tecnología, energía y la cooperación militar pueda influir en la decisión del Gobierno español. Tememos que no contemple las preocupaciones que exponemos en torno a los derechos humanos, especialmente al tratarse de un país poco conocido que no está presente en el debate público”, sospecha Czerep.

Mariano Rajoy visitará Kazajistán de forma oficial el próximo domingo, después de que Talgo vendiese recientemente al país 21 trenes por 482 millones de euros. Kazajistán posee el 3% de las reservas mundiales de petróleo y se sitúa entre los cinco mayores productores de gas del mundo.

 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha