La portada de mañana
Acceder
El debate sobre el tope a las hipotecas
La candidata del PP en València privatizó por 5,7 millones una universidad
OPINIÓN | El fascismo sociológico ya está aquí. Por Rosa María Artal

Un informe documenta 25.000 devoluciones violentas en las fronteras de la UE

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

Un informe de La Izquierda en el Parlamento Europeo documenta 25.000 devoluciones violentas en las fronteras de la UE. El grupo parlamentario de Unidas Podemos, Syriza y la France Insoumise, entre otros, lanza este jueves la segunda edición del “Libro negro de las devoluciones”, más de 3.000 páginas que registran “la violencia sistemática que se desarrolla en las fronteras de Europa”.

Los cuatro volúmenes del informe son “una colección de más de mil testimonios de personas en tránsito compilados por expertos independientes de la Red de Monitoreo de la Violencia Fronteriza (BVMN). Documenta cómo casi 25.000 personas fueron golpeadas, pateadas, humilladas y detenidas arbitrariamente antes de ser expulsadas ilegalmente, tanto en las fronteras exteriores de la UE como desde lo más profundo del territorio de sus estados miembros”.

En total, el informe recoge 1.635 testimonios relacionados con 24.990 personas, a lo largo de cuatro volúmenes y más de 3.000 páginas, relativas a 15 países: Austria, Italia, Grecia, Eslovenia, Croacia, Polonia, Hungría, Rumania, Serbia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Kosovo, Bulgaria, Macedonia del Norte y Albania.

“La gran cantidad de horrores documentados en estos volúmenes no dejan dudas sobre la naturaleza sistemática de las devoluciones en caliente en las fronteras de Europa”, afirma el informe: “No se trata de hechos esporádicos provocados por unas manzanas podridas, se trata de un huerto podrido donde la violencia, la tortura y la humillación no solo crecen exponencialmente, sino que se normalizan”.

Si bien la Comisión Europea busca un acuerdo sobre el Pacto de Migración y Asilo, “haciendo incluso la vista gorda ante las violaciones de derechos, está faltando a su deber como guardiana de los tratados. La creciente evidencia muestra claramente que el caso legal para que la Comisión tome una acción de infracción es evidente”.

“Las devoluciones son ilegales según el derecho internacional, pero las autoridades de los estados miembros han ignorado durante mucho tiempo tales violaciones de los derechos humanos que son contrarias a las obligaciones internacionales de la UE. El Libro Negro contiene solo los testimonios registrados por BVMN, la cantidad real de personas que son empujadas y experimentan violencia en las fronteras es probablemente mucho mayor”, explica el grupo de La Izquierda.

Cornelia Ernst, eurodiputada de La Izquierda (Die Linke, Alemania), afirma sobre el estudio: “Muestra claramente la violencia que aún experimentan a diario mujeres, hombres y niños que se desplazan en las fronteras exteriores e interiores de la UE. La Comisión Europea sigue inactiva y no abre procedimientos de infracción contra los Estados miembros que cometen devoluciones en caliente, negándoles el derecho de asilo. Frontex sigue operando en Grecia, aunque su complicidad con las violaciones de los derechos humanos no es un secreto. Vemos que el derecho de asilo está gravemente atacado: la UE financia cada vez más fuerzas fronterizas. perpetrando violencia, y Estados miembros como Polonia, Lituania y Letonia están adoptando leyes destinadas a legalizar las devoluciones, legislación que viola el derecho internacional y de la UE”.

Hope Barker, coautora del Libro negro de los retrocesos, analista principal de políticas de la Red de Monitoreo de la Violencia Fronteriza, ha explicado: “En 2020 publicamos el primer Libro Negro, con más de 900 testimonios, y pedimos el fin de la cultura de la impunidad que rodea las violaciones de los derechos humanos en Europa. Dos años después, las devoluciones ilegales continúan sin cesar a pesar de una mayor base de evidencia, videos de perpetradores que cometieron estos crímenes, y cientos de testimonios más. En esta nueva edición ampliada y actualizada del Libro Negro publicamos más de 1,600 testimonios, y esto es solo la punta del iceberg, hay cientos de miles de historias que no hemos escuchado. En BVMN nuevamente pedimos que se ponga fin a esta práctica, que los perpetradores rindan cuentas y que se respeten los derechos humanos de todas las personas”.

Por su parte, Milena Zajovič, coautora también del informe, afirma: “Los defensores de los derechos humanos, los periodistas y otras personas que trabajan para documentar las devoluciones han sido cada vez más atacados por los gobiernos de Grecia, Croacia, Hungría e Italia, precisamente los países que encabezan nuestra lista de perpetradores, con la mayoría de los informes de violencia provenientes de sus fronteras. De 14 organizaciones en nuestra Red, al menos ocho han enfrentado severas formas de abuso, campañas de desprestigio, vigilancia, intimidación e incluso ataques contra familiares, hasta obstáculos procesales que se les imponen para entorpecer su trabajo. Este año, una de nuestras ONG tuvo que disolverse debido a las presiones contra su trabajo en Turquía y Grecia, y algunos miembros de nuestro personal, incluido el editor de este libro, tuvieron que abandonar sus países de residencia para evitar más abusos”.

Un informe de La Izquierda en el Parlamento Europeo documenta 25.000 devoluciones violentas en las fronteras de la UE. El grupo parlamentario de Unidas Podemos, Syriza y la France Insoumise, entre otros, lanza este jueves la segunda edición del “Libro negro de las devoluciones”, más de 3.000 páginas que registran “la violencia sistemática que se desarrolla en las fronteras de Europa”.

Los cuatro volúmenes del informe son “una colección de más de mil testimonios de personas en tránsito compilados por expertos independientes de la Red de Monitoreo de la Violencia Fronteriza (BVMN). Documenta cómo casi 25.000 personas fueron golpeadas, pateadas, humilladas y detenidas arbitrariamente antes de ser expulsadas ilegalmente, tanto en las fronteras exteriores de la UE como desde lo más profundo del territorio de sus estados miembros”.

En total, el informe recoge 1.635 testimonios relacionados con 24.990 personas, a lo largo de cuatro volúmenes y más de 3.000 páginas, relativas a 15 países: Austria, Italia, Grecia, Eslovenia, Croacia, Polonia, Hungría, Rumania, Serbia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Kosovo, Bulgaria, Macedonia del Norte y Albania.

“La gran cantidad de horrores documentados en estos volúmenes no dejan dudas sobre la naturaleza sistemática de las devoluciones en caliente en las fronteras de Europa”, afirma el informe: “No se trata de hechos esporádicos provocados por unas manzanas podridas, se trata de un huerto podrido donde la violencia, la tortura y la humillación no solo crecen exponencialmente, sino que se normalizan”.

Si bien la Comisión Europea busca un acuerdo sobre el Pacto de Migración y Asilo, “haciendo incluso la vista gorda ante las violaciones de derechos, está faltando a su deber como guardiana de los tratados. La creciente evidencia muestra claramente que el caso legal para que la Comisión tome una acción de infracción es evidente”.

“Las devoluciones son ilegales según el derecho internacional, pero las autoridades de los estados miembros han ignorado durante mucho tiempo tales violaciones de los derechos humanos que son contrarias a las obligaciones internacionales de la UE. El Libro Negro contiene solo los testimonios registrados por BVMN, la cantidad real de personas que son empujadas y experimentan violencia en las fronteras es probablemente mucho mayor”, explica el grupo de La Izquierda.

Cornelia Ernst, eurodiputada de La Izquierda (Die Linke, Alemania), afirma sobre el estudio: “Muestra claramente la violencia que aún experimentan a diario mujeres, hombres y niños que se desplazan en las fronteras exteriores e interiores de la UE. La Comisión Europea sigue inactiva y no abre procedimientos de infracción contra los Estados miembros que cometen devoluciones en caliente, negándoles el derecho de asilo. Frontex sigue operando en Grecia, aunque su complicidad con las violaciones de los derechos humanos no es un secreto. Vemos que el derecho de asilo está gravemente atacado: la UE financia cada vez más fuerzas fronterizas. perpetrando violencia, y Estados miembros como Polonia, Lituania y Letonia están adoptando leyes destinadas a legalizar las devoluciones, legislación que viola el derecho internacional y de la UE”.

Hope Barker, coautora del Libro negro de los retrocesos, analista principal de políticas de la Red de Monitoreo de la Violencia Fronteriza, ha explicado: “En 2020 publicamos el primer Libro Negro, con más de 900 testimonios, y pedimos el fin de la cultura de la impunidad que rodea las violaciones de los derechos humanos en Europa. Dos años después, las devoluciones ilegales continúan sin cesar a pesar de una mayor base de evidencia, videos de perpetradores que cometieron estos crímenes, y cientos de testimonios más. En esta nueva edición ampliada y actualizada del Libro Negro publicamos más de 1,600 testimonios, y esto es solo la punta del iceberg, hay cientos de miles de historias que no hemos escuchado. En BVMN nuevamente pedimos que se ponga fin a esta práctica, que los perpetradores rindan cuentas y que se respeten los derechos humanos de todas las personas”.

Por su parte, Milena Zajovič, coautora también del informe, afirma: “Los defensores de los derechos humanos, los periodistas y otras personas que trabajan para documentar las devoluciones han sido cada vez más atacados por los gobiernos de Grecia, Croacia, Hungría e Italia, precisamente los países que encabezan nuestra lista de perpetradores, con la mayoría de los informes de violencia provenientes de sus fronteras. De 14 organizaciones en nuestra Red, al menos ocho han enfrentado severas formas de abuso, campañas de desprestigio, vigilancia, intimidación e incluso ataques contra familiares, hasta obstáculos procesales que se les imponen para entorpecer su trabajo. Este año, una de nuestras ONG tuvo que disolverse debido a las presiones contra su trabajo en Turquía y Grecia, y algunos miembros de nuestro personal, incluido el editor de este libro, tuvieron que abandonar sus países de residencia para evitar más abusos”.

Un informe de La Izquierda en el Parlamento Europeo documenta 25.000 devoluciones violentas en las fronteras de la UE. El grupo parlamentario de Unidas Podemos, Syriza y la France Insoumise, entre otros, lanza este jueves la segunda edición del “Libro negro de las devoluciones”, más de 3.000 páginas que registran “la violencia sistemática que se desarrolla en las fronteras de Europa”.

Los cuatro volúmenes del informe son “una colección de más de mil testimonios de personas en tránsito compilados por expertos independientes de la Red de Monitoreo de la Violencia Fronteriza (BVMN). Documenta cómo casi 25.000 personas fueron golpeadas, pateadas, humilladas y detenidas arbitrariamente antes de ser expulsadas ilegalmente, tanto en las fronteras exteriores de la UE como desde lo más profundo del territorio de sus estados miembros”.