eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una filial de Villar Mir, último refugio empresarial de Juan Iranzo tras el escándalo de las 'black'

El polémico economista, caído en desgracia hace un año tras conocerse sus gastos con las tarjetas opacas de Caja Madrid, se mantiene como consejero de Fertiberia

La universidad pública UNED le readmitió como profesor en abril y actualmente imparte la asignatura de Economía Mundial

Se ha despedido de los consejos de Red Eléctrica, el CES y Avalmadrid, y ha abandonado el colegio universitario CUNEF y la presidencia del Colegio de Economistas de Madrid

- PUBLICIDAD -
Economistas piden el cese de Iranzo y Rodríguez-Ponga del Colegio de Madrid

Juan Iranzo, en una imagen de archivo. EFE

La compañía de fertilizantes Fertiberia, filial del Grupo Villar Mir, el conglomerado empresarial del exministro Juan Miguel Villar Mir, presidente de la constructora OHL, se ha convertido en el último refugio de Juan Iranzo en el sector privado.

Un año después de que salieran a la luz sus gastos con su tarjeta 'black' de Caja Madrid, el economista, paladín del pensamiento neoliberal caído en desgracia tras ese escándalo, sólo conserva un puesto de consejero en esa empresa, a la que asesora desde el 6 de junio de 2011. Iranzo comparte sillón en el consejo de administración de Fertiberia junto a otro beneficiario de las 'black', Javier López Madrid, yerno de Villar Mir e íntimo amigo del rey Felipe VI.

El último consejo del que se ha despedido Iranzo es el del elitista Club Financiero Génova. Según el economista, su salida de la junta directiva se explica porque el Colegio de Economistas de Madrid, cuya presidencia abandonó en marzo pasado, "se dio de baja". Pero sigue vinculado al club.

"Recientemente he estado en la presidencia del club taurino", explica, en conversación telefónica. Situado en el centro del distrito financiero, cultural y artístico de Madrid (en la azotea del Centro Colón), el Club Financiero Génova, presidido por el presidente de la patronal madrileña CEIM, Juan Pablo Lázaro, es un tradicional punto de encuentro del sector empresarial, financiero y político de España.

A Iranzo, que continúa imputado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu por el caso de las tarjetas 'black', le quedan pues sus consejos en Fertiberia, la mayor empresa de su sector en España (tiene más de 3.000 empleados) y sus clases en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Regreso a la UNED

Iranzo pidió a finales del año pasado  el reingreso a esta universidad pública, en la que hasta entonces estaba en excedencia. Entonces, fuentes de la UNED se limitaron a señalar que el reingreso se produciría en el caso de que hubiera plaza. Y la hubo. Se reincorporó como profesor en abril. Un mes antes, se desvinculó del elitista Colegio Universitario de Estudios Financieros (Cunef), del que era profesor, "porque era incompatible", explica. Este cuatrimestre, imparte clases en la asignatura de Economía Mundial en la UNED. Para el próximo, le corresponde la de Análisis de Coyuntura Económica.

Desde que, en octubre del año pasado, trascendió que se gastó 46.800 euros con su tarjeta 'black', Iranzo se ha despedido del Consejo Económico y Social (CES), un organismo consultivo del que formaba parte en calidad de "experto"; del consejo de administración de Red Eléctrica (REE), cuyo mayor accionista es el Estado y donde cobraba 175.000 euros brutos anuales; del consejo de Avalmadrid, sociedad de garantía recíproca en la que participa la Comunidad de Madrid, que le había nombrado vocal tres meses antes; y de la presidencia del Colegio de Economistas de Madrid.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha