Cómo hacer que tus latas y botellas se conviertan en billetes de tren o patinetes eléctricos

Un hombre deposita una botella de plástico en el contenedor.

Paola Amigo

1

Es innegable que la tecnología ha pasado a formar parte de nuestro día a día, tanto en casa como fuera de ella, y más aún desde que todos tenemos siempre a mano un teléfono móvil inteligente capaz de organizarnos y facilitarnos la vida. Pero si vamos un paso más allá, y esa tecnología la aplicamos también al reciclaje, podemos conseguir que cada residuo depositado en el lugar indicado cuente doble. No ya solo para asegurarle una nueva vida y cuidar del medioambiente como hasta ahora, sino también de una manera directa recompensando al ciudadano responsable que lo lleva a cabo. 

Eso es lo que promueve Ecoembes con su Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) RECICLOS, a través de unas máquinas que incentivan el reciclaje con beneficios sociales y ambientales. Así, el consumidor que recicla colabora también en mejorar su barrio, su comunidad, su ciudad y, en definitiva, su planeta. Una manera de impulsar aún más el reciclaje, el que hoy por hoy ya es el hábito ambiental más extendido en los hogares españoles.

Las máquinas que convierten tus latas y botellas de plástico en billetes de tren

Cuando estamos en casa, separamos para que nuestros envases sean reciclados, pero ¿qué pasa cuando salimos de ella, de camino al trabajo, a clase o a casa de unos amigos? Para ayudar a que se pueda reciclar todavía más en esos espacios llegan las nuevas máquinas que ya han comenzado a instalarse en estaciones de tren. Las primeras se han repartido en 10 estaciones distintas de la red de Ferrocarrils, en el Área Metropolitana de Barcelona, a las que se sumarán 5 más en las próximas semanas, y en ellas los ciudadanos pueden depositar sus latas o sus botellas de plástico de bebidas para, además de asegurar una nueva vida a esos envases, acumular RECICLOS con los que conseguir participaciones para obtener billetes de tren, patinetes eléctricos y otros incentivos, como contribuciones al Banco de Alimentos para ayudar a la gente que lo está pasando mal.

La situación la podemos entender de la siguiente manera. Nos tomamos un refresco de camino al tren y a la hora de desechar el envase tenemos dos opciones, o bien tirar la lata en una papelera de la calle donde no hay recogida selectiva, o bien tirarla en una de las máquinas RECICLOS de la estación donde además de asegurar un correcto reciclaje del envase entramos en un sorteo que fomenta el transporte verde ¿Qué haremos? Visto así, la decisión está clara.

Solo tendremos que conectarnos a la webapp, registrarnos, escanear la lata o botella que queramos reciclar, depositarla en la máquina, escanear el código QR de la máquina en cuestión, y listo. Recibiremos puntos para participar en el sorteo que esté en marcha en ese momento, o bien si lo preferimos para donarlos y recibir diferentes incentivos ambientales y sociales. Eso sí, habrá un número máximo semanal que podamos conseguir para así evitar una incitación al consumo innecesario.

Un reciclaje que promueve la movilidad sostenible

Cataluña es la Comunidad pionera que estrena estas máquinas que convierten las latas y las botellas de plástico de bebidas en movilidad sostenible, pero de aquí a finales de 2020 Ecoembes espera haber instalado hasta 100 en otras estaciones de transporte y centros comerciales u ocio de todo el país. Así, cuando utilicemos estas máquinas para reciclar podremos participar en sorteos que, de un modo u otro, facilitarán nuestros desplazamientos de una manera verde y responsable.

Pero los ciudadanos que reciclen en los contenedores amarillos de la calle también pueden recibir puntos por reciclar correctamente y que pueden emplear para conseguir ventajas en movilidad sostenible, para donarlos a bancos de alimentos o en otras acciones sociales que ofrezca cada municipio. Este sistema, que se puso en marcha hace apenas un año, ya está presente en 21 municipios de Cataluña, La Rioja, Islas Baleares, Aragón, Comunidad de Madrid y Región de Murcia, y se espera que en 2021 abarque todas las regiones del país. 

Con esta iniciativa, que engloba tanto las recompensas que los ciudadanos pueden conseguir en los contenedores amarillos junto a sus domicilios —a los que se les incorpora tecnología— como las máquinas distribuidas en diferentes puntos fuera del hogar, Ecoembes quiere fomentar una buena costumbre cada vez más presente a lo largo y ancho del país. En 2019 en España se depositó un 8% más de envases en el contenedor amarillo y azul que el año anterior, demostrando así la creciente concienciación de los ciudadanos por cuidar su entorno y el medio ambiente. Un reciclaje que ahora, con RECICLOS, pasará a contar doble.

Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2020 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats