eldiario.es

9

EXTREMADURA

Victoria Domínguez: “Monago tiene que cambiar mucho si quiere un acercamiento a Ciudadanos”

“No estamos dispuestos a cambiar oposición por sillas o cargos de manera automática”

“En Extremadura hoy no se construye el AVE, el recorte lo hizo ya el PP”

“Lo primero que hay que cambiar en Extremadura son las formas de hacer política”

Victoria Domínguez

Victoria Domínguez

De candidata por Ciudadanos a la Alcaldía de Plasencia ha pasado a serlo a la Presidencia de la Junta de Extremadura. En poco más de un mes, previas primarias internas, la carrera política de Victoria Domínguez Paredes ha dado un salto cualitativo con el que deja atrás 15 años de política municipal en Plasencia con experiencias de gobierno -con el PP y como socio del PSOE- y en la oposición -en solitario y con UPEX, el partido regionalista que fundó en 2007 e integró en Ciudadanos en 2014-. Domínguez, candidata por Cáceres, rompe el hábito de que sea el cabeza de lista de Badajoz quien aspire a la presidencia de Extremadura. Sin problemas para pactar con Monago, su objetivo es lograr una representación suficiente en la Cámara extremeña que rompa el bipartidismo.

-Hace poco más de un mes solo pensaba en ser candidata a la Alcaldía de Plasencia ¿qué ha pasado en este tiempo para cambiar de idea y serlo a la Presidencia de la Junta?

-Que fui animada por mis compañeros de partido en Extremadura, lo cual agradezco mucho. También, es cierto que necesitaron muy poquito para convencerme de la necesidad de que hubiera alguien con experiencia política que pusiera cara a Ciudadanos en Extremadura, que es lo que se necesita en este momento en una formación que se está conformando territorialmente, a la vez que hay abierto un proceso electoral. Estas circunstancias requerían experiencia y saber de qué van las elecciones.

-El ascenso en las encuestas de Ciudadanos también habrá contribuido algo. Se habla de tres a cinco diputados que es una irrupción similar porcentualmente a la del parlamento andaluz.

-La verdad es que sí.

A más críticas del PP, más votos

-¿Firmaría ese resultado?

-Sin dudarlo. Me parecería todo un logro para un partido político que se está expandiendo territorialmente y le toca gestionar unas elecciones municipales y autonómicas. Yo creo que el discurso de Ciudadanos ha sido imparable ya en toda España. Es sensato y con una empatía con la ciudadanía como no se había dado hasta ahora y viene a trastocar un poco la idea de que en España había una gran desafección a la política. En cuanto se ha tenido un liderazgo e ideas claras y gente que cuente las cosas claramente a los ciudadanos, se ha visto que estaban deseando que apareciera alguien en esa línea.

-Rajoy dice que votar a Ciudadanos es un frivolidad… ¿A usted qué le parece?

-Anda… ¿y votar al PP… una barbaridad?... ¡Jajajaja!... Bueno… se nos tacha de muchas cosas, la verdad, pero cuanto más critica el PP a Ciudadanos, más sube el pan y la intención de voto con Ciudadanos. Todo eso denota un miedo real en las filas del PP con las encuestas, imagino que sin cocinar, encima de la mesa que dan una realidad imparable a la situación política futura que viene en España.

-¿Su objetivo es la ruptura del bipartidismo, en su caso en Extremadura, y también estar en el gobierno de Extremadura…?

-Bueno, estar en el Gobierno de Extremadura, si se puede...

-¿Eso qué quiere decir?

-Tener un número de diputados en la Asamblea de Extremadura que lo haga posible. Nosotros, si tenemos que estar en la oposición, vamos a estar haciendo propuestas para los extremeños. No nos va a costar ningún trabajo estar en la oposición, si eso es así. Lo que no vamos a hacer es, porque se nos necesite, cambiar esa oposición por sillas o por cargos de manera automática. Pondremos nuestro programa electoral encima de la mesa y nuestras propuestas para los extremeños y si se llegan a acuerdos y a un consenso es algo que Ciudadanos y que yo, en concreto, tengo asumido hace muchos años. En 2007 cuando fundamos UPEX ya veníamos a romper con el bipartidismo y a crear una cultura del pacto y la negociación. A gestionar en democracia de otra manera diferente los problemas de los ciudadanos, utilizando el diálogo y realizando propuestas tranquilas para que la gente tenga buenos gestores. No solo ocupando sillas y cargos. Ya se verá en qué posición quedamos y a qué tipo de acuerdos podemos llegar pero siempre con el programa encima de la mesa.

-Eso incluiría un pacto marco que dé estabilidad o solo acuerdos puntuales, a medida que se desarrolle la legislatura, al albur de una negociación permanente…

-Yo creo que no es malo estar así y que hay que aprender a estar al albur de las negociaciones. Pero hay que hacerlo bien y que eso no sea una rémora democrática. Yo no estoy de acuerdo con el concepto de que cuando entran en los parlamentos los nuevos partidos se hable de que se fracturan, porque si se accede a una cámara es para colaborar, hacer propuestas y gobernar sensatamente. Lo que nos preocupa ahora es poder entrar en el Parlamento de Extremadura y hacer que ésta no se quede al margen de la política de Ciudadanos en España, para que sepan los extremeños que viene un tiempo nuevo en la forma de hacer política, de cambio y de regeneración democrática. Si es en el gobierno, será en el gobierno; y si es en la oposición, en la oposición. Pero eso ahora eso no nos desvela.

-¿Tampoco el escenario de que un posible pacto PSOE-Podemos pueda arrebatar el gobierno al PP?

-Nuestro objetivo es obtener la mayor representación posible en la Asamblea de Extremadura pero, como he dicho, si tenemos que estar en la oposición, estaremos en nuestros escaños haciendo oposición con propuestas para mejorar la vida de los extremeños. No nos va a costar ningún trabajo.

-Lo lógico es que si el PP es el más votado se entienda con Ciudadanos, que es el espacio ideológico más cercano, aunque también ha dicho Monago que estaría dispuesto a pactar con Podemos…

-Bueno, no sabemos, porque la lógica de Monago está siendo un poco variable y no hay político más peligroso que el que no esté centrado en su propio ideario. Eso de cambiarlo según vengan las circunstancias es un defecto que ha tenido en esta legislatura. Me parece una arrogancia absoluta, por ejemplo, convocar al parlamento de Extremadura para decirle que ha cumplido no solo su programa electoral sino el 50% del PSOE y el 90% de no sé quién… cuando no ha cumplido ninguno, sino que ha ido tirando con pequeños pactos y ciertos engaños entre comillas con IU, que se ha dejado querer y ha estado muy cómoda. Yo no sé con quién se va a entender Monago, ni qué encuestas maneja, pero lo que sé y me parece necesario es que la ruptura del bipartidismo sea una realidad porque hay que controlar, con otros partidos nuevos, lo que se hace dentro del Gobierno y la Asamblea. Creo que se debe tener el control de las mayorías porque no es algo malo y porque es lo que demandan los ciudadanos en estos momentos. Por eso me resisto a pensar que el PP vaya a tener un respaldo mayoritario de los extremeños.

Líneas rojas

-Qué línea roja o qué condiciones previas pondría a la hora de establecer pactos de gobierno tras las elecciones.

-Con carácter general, lo ha dicho Albert Rivera y es lo que se está haciendo en Andalucía. Ser siempre conscientes y coherentes con la representación que tengamos. En Extremadura no vamos a pretender con tres o cinco diputados dirigir la política extremeña pero hay unas líneas rojas. La corrupción, evidentemente. Luego hay otras cuestiones. Por ejemplo, Monago dijo al principio de la legislatura que iba a mermar de manera ostensible los cargos públicos de la Administración y ha sido todo lo contrario. Hay más cargos de libre designación que nunca en la Administración extremeña. Todos los descolocados del PP que no ha tenido refugio en otro sitio han sido acogidos por la Administración de Monago. Extremadura cuenta con 50.000 funcionaros que están hartos de ser tutelados por políticos, por el último de turno que llega y muchas veces no sabe ni de que está hablando en el área que le ha tocado a dedo. Creo que esa sería una de las primeras medidas que habría que tomar, porque es algo que ha incumplido. Monago tiene una manera de estar en la política que a mí no me gusta y tendría que cambiar en muchas cosas si quiere un acercamiento a Ciudadanos.

-Monago ha dicho que no hay líneas rojas, ni azules. ¿Cree que los viajes a Canarias traspasaron la línea roja?

-Evidentemente. Y además están sin explicar. No sé donde está la querella que dijo que iba a poner al medio de comunicación que sacó la noticia. Creo que gestionó muy mal esa crisis desde el punto de vista político, el PP, y personalmente él. Hubiera sido tan sencillo como explicarlo una vez y devolver el dinero…. Pero no lo ha hecho y hay un antes y un después de Monago en su actitud hacia la gente.

-¿Qué quiere cambiar de la política extremeña?

-De la política extremeña, lo primero que hay que cambiar son las formas de hacerla, que es lo que otros prometieron que venían a hacer y no han hecho. Aquí se ha pensado que un coche oficial te hace infalible y que lo que uno piensa y ordena cuando se sube a él, en este caso Monago, es lo que hay que hacer sin contar con nadie, ni con los agentes, ni con la realidad, rodeado de un séquito de palmeros. Creo en los últimos cuatro años se ha gobernado, sobre todo, a base de propaganda y a final de legislatura uno puede preguntarse ¿En qué ha cambiado la política de Monago la vida de Extremadura y de los extremeños? Y se ve que ha cambiado muy poquito y parece que a peor, porque hay más paro, hay una estructura económica absolutamente desequilibrada, seguimos sin despegar y no vale ya lo de la crisis económica porque ha habido dinero en los presupuestos. El balance final es que los servicios públicos funcionan peor, especialmente la sanidad o la educación. La primera ha sufrido un deterioro grandísimo y eso es algo que notan los ciudadanos cuya calidad de vida ha bajado. Seguimos con la renta per cápita más baja de España y como Objetivo I de la UE. Lo que ha hecho el presidente Monago ha sido mucha charanga y pandereta, mucho autobombo, y mucha propaganda.

Reapertura de la Ruta de la Plata

-Ciudadanos plantea ahora más innovación y menos AVE por resumir a Garicano. Lo segundo parece políticamente incorrecto.

-Ciudadanos no viene a hacer discursos políticamente correctos. Lo que no podemos es quejarnos de que tenemos aeropuertos cerrados o palacios de congresos que no vamos a poder abrir o cantidad de inversión pública innecesaria. Eso es impensable, porque el dinero público es el que es y escaso y hay que utilizarlo según las prioridades reales. Respecto al AVE hay que dejar claro que en Extremadura ya no se construye porque el recorte ya lo ha hecho el PP, que dijo que se hiciera otro tipo de infraestructura ferroviaria, así que no critiquen ahora este tema. Para que todo el mundo lo sepa, lo que se construye es un tren de altas prestaciones pero Fomento no tiene proyectado el AVE. Que no se engañe a los extremeños. También hay que decir que los proyectos que estén en marcha se van a terminar. Ciudadanos solo propone que las infraestructuras se hagan en sitios donde sean rentables porque que el dinero público es escaso y hay prioridades que habrá que atender antes que estos otros temas.

-Por eso extraña que siga demandando la reapertura del ferrocarril Ruta de la Plata

-Es que nosotros tenemos que reivindicar esas cosas, sabiendo que tienen unos costes porque la línea está abandonada, dejada de la mano de Dios, pero eso no significa que tenga que estar en los próximos presupuestos. Lo cierto es que Extremadura no tiene un buen sistema de comunicación por ferrocarril y soportamos unas infraestructuras obsoletas, porque no es de recibo que mi estación, para ir a Galicia desde Extremadura, sea Zamora…

-¿Qué necesita Extremadura pare dejar de ser el farol de cola de España?

- Una gran inversión en los propios extremeños. Está muy bien el dinero público y la ayuda de la Administración pero nosotros tenemos que apostar por nosotros mismos, por el individuo, por la iniciativa priva, por los autónomos porque, al final, son los que crean puestos de trabajo en los pueblos y ciudades y arraigan a la gente al territorio. No tenemos la General Motors, ni grandes empresas. Nos falta también resolver la comercialización de nuestros propios productos. Necesitamos la ayuda de la Administración para que facilite y acompañe al ciudadano, pero no para tenerla enfrente. Eso significa simplificar al máximo la burocracia, rebajar la presión fiscal, especialmente a los autónomos y empresarios. Es para poder poner sobre la mesa estas políticas para lo que necesitamos tener representación institucional para sean objeto de debate y gestión en la Asamblea de Extremadura.

-No le he oído hablar de los jóvenes extremeños y del difícil futuro que encaran tanto marchándose como quedándose en la región…

-Son un capital humano en cuya formación han invertido mucho las familias y la propia Administración por lo que no podemos darnos el lujo de perder puesto que en ellos está el futuro de la región. No podemos perder más población y el despoblamiento de Extremadura es un tema político que se tiene que atender en las próximas legislaturas ya que de eso depende el futuro y la modernidad de Extremadura. Hay que ir a políticas que favorezcan el arraigamiento que rejuvenezca una población envejecida, con lo que conlleva de políticas asistenciales y de servicios. Y que los aspectos medioambientales no supongan un freno al desarrollo.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha