eldiario.es

Menú

GALICIA

La Xunta inyecta otros 31 millones para salvar a Xestur de la quiebra

Desde 2014 el Gobierno gallego ha transferido 94 millones de euros a esta empresa pública, que acumula dos millones de metros cuadrados de suelo industrial sin vender.

- PUBLICIDAD -
Polígono industrial vacío cerca de Arteixo (A Coruña)

Polígono industrial vacío cerca de Arteixo (A Coruña)

Marzo de 2014, 32 millones. Junio de 2015, 31 millones. Diciembre de 2015, 31.3 millones. Desde que en 2014 se fusionaron los cuatro entes provinciales de gestión del suelo, el Gobierno gallego le ha transferido más 94 millones de euros a Xestur. La empresa pública acumula una deuda de casi 200 millones (194 millones, según reflejan los presupuestos de la Xunta para 2016), una deuda a largo plazo que llegó a ser mayor, registrando el pasado año unas obligaciones de 239 millones hasta el 2021. Otra de las cifras que definen a Xestur es la de los metros cuadrados de suelo industrial que aún tiene sin vender, alrededor de dos millones.

La nueva inyección económica llevada a cabo por el Instituto Galego de Vivenda e Solo busca reducir la deuda que la compañia tiene con las entidades bancarias e implica al mismo tiempo un incremento de la participación que la Xunta tiene en esta empresa pública, pasando del 92,3% al 95%. Se reduce, por el contrario, la participación de la diputaciones provinciales, que antes de esta transferencia sumaban casi un ocho por ciento (4,05% A Coruña, 2,22% Lugo, 1,02% Ourense y 0,34% Pontevedra) y ahora se quedan en el 5%. Llama la atención, en este sentido, como recoge Economía Digital, que los entes provinciales no fueron informados de la operación. La Diputación de Lugo ya anunció hace unos meses su intención de vender su participación en la compañía.

Xestur es responsable de una parte significativa de la deuda pública gallega y acumula estos problemas desde la pasada década, cuando funcionaba a través de cuatro xestures provinciales, participados mayoritariamente por el Gobierno gallego. La elevada deuda de estas entidades y su dificultad para vender el stock de suelo que poseían ya había obligado en esos años a que alguna de las diputaciones (como la de Pontevedra en 2009) tuviera que inyectar fondos para evitar su quiebra. A finales de 2012 se inició un proceso de fusión que fue completado el 1 de enero de 2014 con la creación de Xestión de Solo de Galicia Xestur, S.A., que implicó un ahorro de 4,8 millones de euros en gastos de funcionamiento, según la Xunta.

Si en 2009 las cuatro xestures provinciales sumaban 118 millones de euros de deuda (A Coruña 43 millones, Ourense 19, Pontevedra 17 y Lugo 16), la crisis económica y la explosión de la burbuja inmobiliaria no hizo más que empeorar la situación. La nueva Xestur unificada nacía con una deuda de 239 millones de euros hasta el año 2021 y un muy reducido ritmo de venta de su suelo acumulado: 2,8 millones de metros cuadrados de parcelas industriales sin vender, dos de cada tres ubicadas en la provincia de A Coruña. El PP culpa de la situación a la gestión realizada por el gobierno bipartito, que llevó a cabo a través de Xestur actuaciones inmobiliarias como el parque ofimático de A Coruña, Valdecorvos (Pontevedra), la Plisan de Salvaterra-As Neves, O Bertón (Ferrol) y As Gándaras y Garabolos (Lugo).

Aunque el nivel de venta de suelo se ha incrementado a lo largo de 2015, los problemas siguen ahí, y la empresa mantiene aún una cantidad muy importante de parcelas sin vender, a pesar de que en los últimos dos años redujo enormemente los precios, para animar a las empresas a realizar estas inversiones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha