Los hospitales privados reclaman judicialmente que la Xunta pague por la intervención durante el estado de alarma

Gonzalo Cortizo

0

Después de muchos meses esperando una reunión con la Xunta para cuadrar cuentas, los hospitales privados de Galicia han optado por la vía judicial para reclamar que se les pague por la intervención pública de sus centros durante el estado de alarma. El recurso ha sido presentado por 10 de los 12 centros, agrupados en Ahosgal en el momento de la intervención. En su escrito ante la justicia aseguran que durante el estado de alarma se les obligó a estar a disposición del Sistema Público de Salud, con todos sus medios “personales y técnicos al completo”, y que, como consecuencia de lo anterior, no pudieron desarrollar su actividad normal porque el Servizo Galego de Saúde es obligó a “suspender o aplazar” su actividad programada.

Para alcanzar una cifra sobre la que plantear su reclamación, Ahosgal encargó un informe forense a la consultora KPMG. La conclusión de ese estudio se traduce en los 13,3 millones de euros que se calculan como lucro censante por la puesta de los centros al servicio del bien público.

La Asociación de Hospitales considera que la reclamación es consecuencia de la “falta de voluntad” de la Consellería de Sanidade para resolver las demandas de los centros sanitarios, a pesar de los “numerosos esfuerzos” para llegar a un acuerdo. Desde la declaración del estado de alarma y después de varias “peticiones de diálogo” y la “reclamación administrativa” presentada el mes de marzo de 2021, el conselleiro de Sanidade mantuvo el pasado mes de agosto una conversación por vídeo conferencia en la que se comprometió a “buscar una solución”. 

Los portavoces de los hospitales aseguran que no han recibido ninguna propuesta ni antes ni a partir de ese momento. En este sentido, la Asociación recuerda que otras comunidades como Madrid, Cataluña, Baleares, Navarra o Canarias han encontrado “soluciones” para esta situación. Recientemente, el Gobierno de Murcia acordó el pasado 29 de diciembre establecer una “indemnización de carácter excepcional y urgente” para los hospitales privados por la “puesta a disposición” durante la pandemia.

Ahosgal es la asociación que engloba a la mayor parte de los hospitales privados de Galicia. La configuran centros como HM Modelo, San Rafael, Quirónsalud A Coruña, HM La Rosaleda, Hospital Juan Cardona, Ribera Polusa, Quirónsalud Lugo, Cosaga, El Carmen, Hospital Ribera Povisa, Vithas Vigo, Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez y Centro Médico Concheiro.

Después de muchos meses esperando una reunión con la Xunta para cuadrar cuentas, los hospitales privados de Galicia han optado por la vía judicial para reclamar que se les pague por la intervención pública de sus centros durante el estado de alarma. El recurso ha sido presentado por 10 de los 12 centros, agrupados en Ahosgal en el momento de la intervención. En su escrito ante la justicia aseguran que durante el estado de alarma se les obligó a estar a disposición del Sistema Público de Salud, con todos sus medios “personales y técnicos al completo”, y que, como consecuencia de lo anterior, no pudieron desarrollar su actividad normal porque el Servizo Galego de Saúde es obligó a “suspender o aplazar” su actividad programada.

Para alcanzar una cifra sobre la que plantear su reclamación, Ahosgal encargó un informe forense a la consultora KPMG. La conclusión de ese estudio se traduce en los 13,3 millones de euros que se calculan como lucro censante por la puesta de los centros al servicio del bien público.

La Asociación de Hospitales considera que la reclamación es consecuencia de la “falta de voluntad” de la Consellería de Sanidade para resolver las demandas de los centros sanitarios, a pesar de los “numerosos esfuerzos” para llegar a un acuerdo. Desde la declaración del estado de alarma y después de varias “peticiones de diálogo” y la “reclamación administrativa” presentada el mes de marzo de 2021, el conselleiro de Sanidade mantuvo el pasado mes de agosto una conversación por vídeo conferencia en la que se comprometió a “buscar una solución”. 

Los portavoces de los hospitales aseguran que no han recibido ninguna propuesta ni antes ni a partir de ese momento. En este sentido, la Asociación recuerda que otras comunidades como Madrid, Cataluña, Baleares, Navarra o Canarias han encontrado “soluciones” para esta situación. Recientemente, el Gobierno de Murcia acordó el pasado 29 de diciembre establecer una “indemnización de carácter excepcional y urgente” para los hospitales privados por la “puesta a disposición” durante la pandemia.

Ahosgal es la asociación que engloba a la mayor parte de los hospitales privados de Galicia. La configuran centros como HM Modelo, San Rafael, Quirónsalud A Coruña, HM La Rosaleda, Hospital Juan Cardona, Ribera Polusa, Quirónsalud Lugo, Cosaga, El Carmen, Hospital Ribera Povisa, Vithas Vigo, Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez y Centro Médico Concheiro.

Después de muchos meses esperando una reunión con la Xunta para cuadrar cuentas, los hospitales privados de Galicia han optado por la vía judicial para reclamar que se les pague por la intervención pública de sus centros durante el estado de alarma. El recurso ha sido presentado por 10 de los 12 centros, agrupados en Ahosgal en el momento de la intervención. En su escrito ante la justicia aseguran que durante el estado de alarma se les obligó a estar a disposición del Sistema Público de Salud, con todos sus medios “personales y técnicos al completo”, y que, como consecuencia de lo anterior, no pudieron desarrollar su actividad normal porque el Servizo Galego de Saúde es obligó a “suspender o aplazar” su actividad programada.

Para alcanzar una cifra sobre la que plantear su reclamación, Ahosgal encargó un informe forense a la consultora KPMG. La conclusión de ese estudio se traduce en los 13,3 millones de euros que se calculan como lucro censante por la puesta de los centros al servicio del bien público.