La Universidad de Santiago vincula a los supercontagiadores con hasta la mitad de los casos de coronavirus

Laboratorio

La existencia de personas que tienen la capacidad de contagiar el virus más que el resto ha sido un tema de comentario en la comunidad médica desde el inicio de la pandemia. Ahora, un grupo de investigación de la Universidad de Santiago de Compostela cree haber probado que existen los "supercontagiadores" y se aventuran a afirmar que de ellos depende "entre un tercio y la mitad de las infecciones". 

La Xunta admite que no hay inmunidad de grupo por coronavirus mientras promueve Galicia como 'destino seguro' de turismo

La Xunta admite que no hay inmunidad de grupo por coronavirus mientras promueve Galicia como 'destino seguro' de turismo

El estudio liderado por el doctor Antonio Salas, de la Facultad de Medicina de Santiago, se basa en el análisis de "casi 5.000 genomas del coronavirus, que en términos de código genético del virus, suponen aproximadamente 150 millones de letras". El trabajo señala la existencia de un factor genético que permite una mayor convivencia con el virus a determinados perfiles genéticos, lo que aumentaría su carga viral y la posibilidad de infectar a terceros.

En palabras del doctor Salas, “este es un paso fundamental para entender el proceso de dispersión del virus; y nos será de gran utilidad para tratar de prever y prevenir futuros brotes y pandemias, ya sea de coronavirus u otros patógenos con potencial igualmente letal o incluso superior”. Salas añade que “el escenario en España es un tanto particular en el contexto del continente; en nuestro país entraron las primeras cepas del virus que afectaron a casi toda Europa, pero a mayores, recibimos una cepa asiática que apenas entró en ningún otro país europeo; un ‘supercontagiador’ perteneciente al linaje B3a”.

Los datos analizados por la Universidad de Santiago ofrecen una segunda conclusión: el virus no llegó a España hasta el 14 de noviembre de 2019. La teoría se basa en el estudio de mutabilidad del patógeno y en los ritmos que el conornavirus tiene para cada una de sus fases de mutación. "Se trata de entender el reloj de la enfermedad y saber leer el tic tac del virus", asegura el director del estudio. 

 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats