Una profesora de Palma, amenazada de muerte tras un conflicto con la bandera de España: “Revisa los bajos de tu coche”

Esther Ballesteros / Europa Press

Mallorca —

0

El colegio La Salle Palma ha abierto un proceso de investigación interno con el objetivo de aclarar el enfrentamiento, el pasado viernes, entre una clase de primero de bachillerato y una docente por la presencia de una bandera de España en el aula en apoyo a la selección española de fútbol en su participación en el Mundial. El claustro de profesores había acordado antes del comienzo del campeonato colocar la insignia únicamente los días en que hubiera partido y ese día el combinado español no disputaba ningún encuentro, por lo que la maestra pidió que se retirase.

Condenado el agitador Alvise Pérez a pagar 60.000 euros a Ábalos por publicar fotos tomadas sin consentimiento en su casa

Más

La profesora ha recibido continuas amenazas de muerte desde entonces por parte de diversos ámbitos de la ultraderecha, con mensajes en redes sociales como “revisa los bajos de tu coche cada vez que lo cojas, no vaya a ser que por casualidad tengas un explosivo plástico en ellos”, “esta es la cara de la tipeja separatista que ha protagonizado este putrefacto acto”, “esta es la responsable de estas acciones nazis” o “escoria totalitaria que se mete con niños por poner la bandera de España, la bandera de todos. Espero que la gente la salude y felicite por su actitud”. Los autores de las amenazas han difundido además el nombre y la fotografía de la docente. La mujer ha sido señalada, entre otros, por el agitador Alvise Pérez.

Ante el cariz alcanzado por estos hechos, la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha mostrado su respaldo a la víctima de estos hostigamientos: “Los centros son los que marcan las reglas de convivencia en las aulas y nuestros docentes deben ser respetados, y su labor, protegida. Y lo que es intolerable es que se les ataque y amenace. Todo nuestro apoyo a la profesora acosada por la ultraderecha”.

Según ha informado la dirección del colegio en un comunicado remitido a las familias, con el objetivo de aclarar el “lamentable” acontecimiento ocurrido el viernes, el centro está dando pasos para retornar a “la normalidad habitual”.

Así, ha explicado que se ha abierto un proceso de investigación de carácter interno que confía “ayude al centro a situarse y conocer lo ocurrido por boca de los protagonistas”, para “poder ofrecer un tratamiento de resolución a nivel interno”. Además, ha manifestado una vez más su “colaboración” y “transparencia” a la inspección educativa.

“El fin de este proceso es también”, ha precisado, “poder afianzar los valores en los que como escuela católica cree La Salle Palma y que son la base de la educación que el colegio quiere que reciban sus alumnos”. “Valores como el respeto al otro; la empatía con los que se tiene al lado; la solidaridad como ejemplo de compromiso; la convivencia como base del crecimiento; y el diálogo como camino para la solución de diferencias de las que aprender y con las que crecer”, ha hecho hincapié.

Por este motivo, y “convencidos de que todas las experiencias deben ayudar a mejorar”, la dirección del centro ha concluido el comunicado reiterando su agradecimiento a las familias “por el apoyo que siempre recibe de su parte”.

Enfrentados por la bandera en un “acto de insubordinación deliberada”

Al parecer, y según defendió la dirección técnica del centro, la docente implicada “estaba cumpliendo con las normas de convivencia del centro y seguía las órdenes del equipo directivo” cuando solicitó a los alumnos que retiraran la bandera de España, indicaciones que, añadió, fueron “desoídas” por los alumnos, considerándose esto “un acto de insubordinación deliberada”. Por este motivo, la dirección canceló las dos sesiones lectivas que restaban para finalizar la jornada.

La decisión de la dirección técnica de La Salle fue criticada por el progenitor de uno de los alumnos, quien censuró a través de redes sociales que su hijo -y su clase- había sido “expulsado” por poner la bandera de España en el aula porque “disfruta del Mundial con alegría y pasión”. El hombre afirmaba, además, que los alumnos “antes de poner la bandera pidieron permiso a su tutor y éste se lo concedió”.

Por ello, añadía el progenitor, “obviamente” estos hechos “se ponen en manos de inspección educativa”, al creer que “aparte de tratar de ensuciar un gesto espontáneo y deportivo, profesores y colegio La Salle Palma han incumplido los protocolos al enviar a menores a casa sin comunicarlo a los padres”.

El Govern investigará lo sucedido

Este sábado, la Conselleria de Educación y Formación Profesional aseguró que investigará este lunes las razones del enfrentamiento. En concreto, apuntó que encomendará a un inspector hablar con todas las partes implicadas para poder determinar si corresponde la apertura de un expediente.

Si bien, precisó que dado que la Administración se encuentra cerrada el fin de semana, de momento, no se tiene constancia de que los hechos advertidos por el padre de uno de los alumnos implicados, a través de redes sociales, hayan sido denunciados ante la Inspección Educativa.

El suceso se traslada al plano político

El incidente en el aula se ha trasladado al plano político. Así, el coordinador de MÉS per Mallorca, Lluis Apesteguia, criticó también este sábado la “politización” del enfrentamiento entre alumnos y una docente por parte de determinados partidos políticos y expresó su apoyo al claustro educativo de La Salle y a la profesora. “Las aulas han de ser espacios estrictamente docentes donde se puede producir y, además, se ha motivar el debate, aunque siempre con criterios pedagógicos”, hizo hincapié.

También Podemos, después de conocerse que la docente habría sido amenazada, manifestó toda su solidaridad con ella y la dirección del centro. “Esto no va de banderas, va de impedir que acaben con nuestra concordia y nuestra Democracia”, enfatizó la formación morada.

El diputado portavoz de Vox-Actúa Baleares, Jorge Campos, por su parte, reclamó la comparecencia del conseller de Educación, Martí March, y que inspección educativa actúe ante lo ocurrido en La Salle de Palma. “Ya son demasiados los casos que se dan en la escuela de Baleares en los que siempre se ataca todo lo relativo a España. El Govern de Armengol ha llevado el burdo adoctrinamiento a las aulas sin disimulo alguno. Se permite todo para demonizar a España y a los que se sienten españoles, ahora en algo tan inocuo como el apoyo a la Selección. No puede ser que por que una profesora de catalán hiperventile al ver nuestra bandera se expulse a 32 chavales”, sentenció.

El colegio La Salle Palma ha abierto un proceso de investigación interno con el objetivo de aclarar el enfrentamiento, el pasado viernes, entre una clase de primero de bachillerato y una docente por la presencia de una bandera de España en el aula en apoyo a la selección española de fútbol en su participación en el Mundial. El claustro de profesores había acordado antes del comienzo del campeonato colocar la insignia únicamente los días en que hubiera partido y ese día el combinado español no disputaba ningún encuentro, por lo que la maestra pidió que se retirase.

Condenado el agitador Alvise Pérez a pagar 60.000 euros a Ábalos por publicar fotos tomadas sin consentimiento en su casa

Más

La profesora ha recibido continuas amenazas de muerte desde entonces por parte de diversos ámbitos de la ultraderecha, con mensajes en redes sociales como “revisa los bajos de tu coche cada vez que lo cojas, no vaya a ser que por casualidad tengas un explosivo plástico en ellos”, “esta es la cara de la tipeja separatista que ha protagonizado este putrefacto acto”, “esta es la responsable de estas acciones nazis” o “escoria totalitaria que se mete con niños por poner la bandera de España, la bandera de todos. Espero que la gente la salude y felicite por su actitud”. Los autores de las amenazas han difundido además el nombre y la fotografía de la docente. La mujer ha sido señalada, entre otros, por el agitador Alvise Pérez.

Ante el cariz alcanzado por estos hechos, la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha mostrado su respaldo a la víctima de estos hostigamientos: “Los centros son los que marcan las reglas de convivencia en las aulas y nuestros docentes deben ser respetados, y su labor, protegida. Y lo que es intolerable es que se les ataque y amenace. Todo nuestro apoyo a la profesora acosada por la ultraderecha”.

Según ha informado la dirección del colegio en un comunicado remitido a las familias, con el objetivo de aclarar el “lamentable” acontecimiento ocurrido el viernes, el centro está dando pasos para retornar a “la normalidad habitual”.

Así, ha explicado que se ha abierto un proceso de investigación de carácter interno que confía “ayude al centro a situarse y conocer lo ocurrido por boca de los protagonistas”, para “poder ofrecer un tratamiento de resolución a nivel interno”. Además, ha manifestado una vez más su “colaboración” y “transparencia” a la inspección educativa.

“El fin de este proceso es también”, ha precisado, “poder afianzar los valores en los que como escuela católica cree La Salle Palma y que son la base de la educación que el colegio quiere que reciban sus alumnos”. “Valores como el respeto al otro; la empatía con los que se tiene al lado; la solidaridad como ejemplo de compromiso; la convivencia como base del crecimiento; y el diálogo como camino para la solución de diferencias de las que aprender y con las que crecer”, ha hecho hincapié.

Por este motivo, y “convencidos de que todas las experiencias deben ayudar a mejorar”, la dirección del centro ha concluido el comunicado reiterando su agradecimiento a las familias “por el apoyo que siempre recibe de su parte”.

Enfrentados por la bandera en un “acto de insubordinación deliberada”

Al parecer, y según defendió la dirección técnica del centro, la docente implicada “estaba cumpliendo con las normas de convivencia del centro y seguía las órdenes del equipo directivo” cuando solicitó a los alumnos que retiraran la bandera de España, indicaciones que, añadió, fueron “desoídas” por los alumnos, considerándose esto “un acto de insubordinación deliberada”. Por este motivo, la dirección canceló las dos sesiones lectivas que restaban para finalizar la jornada.

La decisión de la dirección técnica de La Salle fue criticada por el progenitor de uno de los alumnos, quien censuró a través de redes sociales que su hijo -y su clase- había sido “expulsado” por poner la bandera de España en el aula porque “disfruta del Mundial con alegría y pasión”. El hombre afirmaba, además, que los alumnos “antes de poner la bandera pidieron permiso a su tutor y éste se lo concedió”.

Por ello, añadía el progenitor, “obviamente” estos hechos “se ponen en manos de inspección educativa”, al creer que “aparte de tratar de ensuciar un gesto espontáneo y deportivo, profesores y colegio La Salle Palma han incumplido los protocolos al enviar a menores a casa sin comunicarlo a los padres”.

El Govern investigará lo sucedido

Este sábado, la Conselleria de Educación y Formación Profesional aseguró que investigará este lunes las razones del enfrentamiento. En concreto, apuntó que encomendará a un inspector hablar con todas las partes implicadas para poder determinar si corresponde la apertura de un expediente.

Si bien, precisó que dado que la Administración se encuentra cerrada el fin de semana, de momento, no se tiene constancia de que los hechos advertidos por el padre de uno de los alumnos implicados, a través de redes sociales, hayan sido denunciados ante la Inspección Educativa.

El suceso se traslada al plano político

El incidente en el aula se ha trasladado al plano político. Así, el coordinador de MÉS per Mallorca, Lluis Apesteguia, criticó también este sábado la “politización” del enfrentamiento entre alumnos y una docente por parte de determinados partidos políticos y expresó su apoyo al claustro educativo de La Salle y a la profesora. “Las aulas han de ser espacios estrictamente docentes donde se puede producir y, además, se ha motivar el debate, aunque siempre con criterios pedagógicos”, hizo hincapié.

También Podemos, después de conocerse que la docente habría sido amenazada, manifestó toda su solidaridad con ella y la dirección del centro. “Esto no va de banderas, va de impedir que acaben con nuestra concordia y nuestra Democracia”, enfatizó la formación morada.

El diputado portavoz de Vox-Actúa Baleares, Jorge Campos, por su parte, reclamó la comparecencia del conseller de Educación, Martí March, y que inspección educativa actúe ante lo ocurrido en La Salle de Palma. “Ya son demasiados los casos que se dan en la escuela de Baleares en los que siempre se ataca todo lo relativo a España. El Govern de Armengol ha llevado el burdo adoctrinamiento a las aulas sin disimulo alguno. Se permite todo para demonizar a España y a los que se sienten españoles, ahora en algo tan inocuo como el apoyo a la Selección. No puede ser que por que una profesora de catalán hiperventile al ver nuestra bandera se expulse a 32 chavales”, sentenció.

El colegio La Salle Palma ha abierto un proceso de investigación interno con el objetivo de aclarar el enfrentamiento, el pasado viernes, entre una clase de primero de bachillerato y una docente por la presencia de una bandera de España en el aula en apoyo a la selección española de fútbol en su participación en el Mundial. El claustro de profesores había acordado antes del comienzo del campeonato colocar la insignia únicamente los días en que hubiera partido y ese día el combinado español no disputaba ningún encuentro, por lo que la maestra pidió que se retirase.

Condenado el agitador Alvise Pérez a pagar 60.000 euros a Ábalos por publicar fotos tomadas sin consentimiento en su casa

Más

La profesora ha recibido continuas amenazas de muerte desde entonces por parte de diversos ámbitos de la ultraderecha, con mensajes en redes sociales como “revisa los bajos de tu coche cada vez que lo cojas, no vaya a ser que por casualidad tengas un explosivo plástico en ellos”, “esta es la cara de la tipeja separatista que ha protagonizado este putrefacto acto”, “esta es la responsable de estas acciones nazis” o “escoria totalitaria que se mete con niños por poner la bandera de España, la bandera de todos. Espero que la gente la salude y felicite por su actitud”. Los autores de las amenazas han difundido además el nombre y la fotografía de la docente. La mujer ha sido señalada, entre otros, por el agitador Alvise Pérez.