COVID-19 Resumen internacional de la semana

De México a Australia, la pandemia acelera a golpe de récords diarios

Vecinos de San José Zacatepec realizan sus labores cotidianas el pasado 21 de julio, en Ciudad de México (México). EFE/Sáshenka Gutiérrez

Nuevos casos diarios y fallecimientos en cada día con coronavirus

Evolución del número diario de contagios confirmados y fallecimientos en cada día en todo el mundo

Fuente: Johns Hopkins


El mundo ha superado esta semana los 15,5 millones de infecciones conocidas de COVID-19 desde que se detectaron los primeros casos en Wuhan a finales de diciembre de 2019. A nivel global, la pandemia no hace más que acelerarse y batir nuevos récords: este miércoles, se añadieron 283.133 contagios más en un solo día, el máximo hasta ahora, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins, que dependen en gran medida del número de pruebas efectuadas.

El coronavirus, en datos: mapas y gráficos de la evolución de los casos en España y el mundo

Al principio de la pandemia tuvieron que pasar 67 días, más de dos meses, para alcanzar los 100.000 casos confirmados de COVID-19. Ahora, ese volumen se contabiliza en cuestión de horas en un solo día. El primer millón de infecciones tardó más de tres meses en registrarse, se sobrepasó el 2 de abril. Para el último millón de contagios solo han hecho falta cuatro días. A principios de junio, eran nueve. Detrás de esta tendencia hay factores que van desde el aumento de las pruebas hasta la expansión del virus en territorios superpoblados. Aunque el mundo entero se ha visto afectado, la transmisión es intensa en un grupo relativamente pequeño de países.

El principal motor de este ritmo de crecimiento sigue siendo Estados Unidos. La primera potencia mundial ha sumado solo en la última semana 459.581 positivos más, una media de más de 65.600 al día, más del doble que hace un mes. En total, en territorio estadounidense se han detectado más de cuatro millones de contagios desde el primer caso de COVID-19 y la curva, de momento, sigue en alza, así como el número de personas hospitalizadas. El brote se intensifica al sur y al oeste, y California ha informado de más contagios que el hasta ahora principal foco, Nueva York, aunque este estado sigue siendo el más golpeado en cuanto a muertos del país. Con los sondeos censurando su gestión, Donald Trump ha apostado esta semana por un tono muy diferente al que ha venido utilizando hasta ahora: ha reconocido que la pandemia "empeorará" en el país y ha pedido a la población que use mascarilla –un acto que ha calificado de patriótico–, algo a lo que se mostraba reacio hasta hace apenas unos días.

Además de EEUU, de los 10 países que más infecciones han sumado esta semana, cinco son del continente americano, que continúa como epicentro indiscutible de la pandemia. Solo en los últimos siete días, Brasil ha añadido más de 257.000 infecciones nuevas, a golpe de nuevos máximos en una sola jornada en plena desescalada. El virus se extiende ahora por el centro-oeste y el sur. Las autoridades insisten en que la curva se está estabilizando pero las cifras son cuestionadas por los expertos, que creen que los números reales pueden ser mucho más altos debido a la falta de pruebas. Jair Bolsonaro, mientras tanto, ha vuelto a dar positivo en un tercer test de COVID-19 y otros dos de sus ministros también están contagiados.

A Brasil se suman Colombia, con más de 53.000 contagios nuevos esta semana. Varias ciudades del país, incluida la capital Bogotá, están cerca de la ocupación total de camas en las unidades de cuidados intensivos COVID-19. Aunque la cuarentena durará hasta el 1 de agosto hay ciertas áreas que han aliviado las restricciones. A Colombia le sigue México en cantidad de nuevas infecciones en los últimos siete días, casi 47.000 más. El país también ha visto esta semana un nuevo récord en el registro diario de contagios y la curva no da señales de remitir. La propagación del virus ha provocado que la mayoría de los 'municipios de la esperanza', más de 300 localidades cuya reapertura se autorizó en mayo, hayan tenido que reactivar restricciones por el aumento.

Otro importante número de casos nuevos han venido desde Argentina, que en pleno invierno ha añadido más de 33.000 positivos nuevos y Perú, con más de 29.500 en siete días.

México, Argentina y Colombia son países que, además, tienen unas tasas de positividad –proporción de test que dan positivo en COVID-19– muy elevadas, de más del 20%. Según el análisis más actualizado de Our World in Data, sus tasas son en concreto del 63,7%, el 33,1% y el 26,1%. En Brasil, es del 66,3%. Esto quiere decir que en estos países se encuentra un caso por cada pocas pruebas efectuadas –la OMS ha sugerido que es adecuada una tasa de alrededor del 3-12%– y puede que el número real sea mucho mayor que el detectado.



Si se analiza la situación por regiones, donde más crecen los contagios es, efectivamente, Latinoamérica, con una media semanal de más de 73.000 casos diarios, pero le sigue muy de cerca Asia, con más de 69.000. En Asia, este impulso se debe principalmente a India, cuya curva es la más exponencial de las de los territorios más afectados. Las autoridades indias también han anotado en su balance esta semana números nunca vistos hasta ahora en el país. La media semanal ha sido de más de 40.600 infecciones nuevas cada 24 horas. Con los contagios disparados tras levantar su férreo confinamiento, varios gobiernos estatales como el de Bihar han introducido nuevas restricciones. En la capital, Delhi, un estudio de seroprevalencia ha concluido que casi una cuarta parte de los 28 millones de residentes –23,4% de una muestra aleatoria de 20.000–pueden haber desarrollado anticuerpos, por lo que la propagación del coronavirus en India puede ser mucho mayor de lo que muestran las estadísticas oficiales.

Además, el segundo país más poblado del mundo ya ha superado en número de fallecimientos a Francia, con más de 30.601 muertes de personas contagiadas. Según los datos recopilados por Johns Hopkins, la pandemia ya se ha cobrado más de 634.000 vidas a nivel mundial. A la cabeza en número de decesos, de lejos, sigue EEUU, con más de 144.500 fallecidos, seguido de Brasil, Reino Unido, México e Italia.

Si se observa el número de casos por cantidad de habitantes, destaca, entre otros, la situación en el Golfo Pérsico. En las últimas dos semanas, Arabia Saudí ha contabilizado 1.065 infecciones por cada millón de personas. La cifra es mucho mayor en países vecinos como Omán (4.097 por cada millón), Catar (2.129) o Kuwait (2.115).


Fuente: Universidad Johns Hopkins


Esta proporción también es muy alta en Israel, que parecía haber controlado el virus hasta dejarlo en cifras mínimas y, tras su intento de recuperar la normalidad, se encuentra inmerso, como han reconocido las autoridades, en una "segunda ola" mucho peor que la primera. Es uno de los países que se mantienen en vilo por el repunte de las infecciones tras apostar por la desescalada.

Otro es Japón, donde los casos están aumentando mucho en estos momentos. La capital, Tokio, ha batido varios récords en los últimos días, con más de 300 infecciones diarias, un número bajo si se compara con otros países, pero que en la ciudad no tienen precedentes ni en los primeros momentos de la pandemia. El número se ha incrementado desde que se levantó el estado de emergencia sanitaria, el pasado 25 de mayo. Muchos casos han estado relacionados con barrios de locales ocio nocturno –que han desencadenado brotes en todo el mundo, incluido España–, pero también ha contagios brotes en otros lugares como oficinas, hospitales, guarderías o residencias de mayores. Las autoridades de Tokio, que en estos momentos estaría dando el pistoletazo de salida a los Juegos Olímpicos de no ser por la pandemia, han pedido a los ciudadanos que eviten salir de casa este fin de semana.

Los contagios continúan creciendo a niveles récord en el estado australiano de Victoria. Australia ha controlado el virus en casi todo su territorio, pero afronta una crisis por el rebrote de COVID-19 en Melbourne, su segunda ciudad más poblada. Allí se han registrado más de 4.500 infecciones desde principios de este mes que han obligado a las autoridades a decretar un segundo confinamiento hasta el 20 de agosto. De momento, la ciudad no ha podido frenar las transmisiones locales.

En Europa, hay otros países además de España que están viendo repuntes en sus curvas, como Bélgica o Países Bajos, con 229 y 150 casos nuevos de media en la última semana. La 'V' en la gráfica también es clara en Croacia y Serbia. De hecho, esta semana la OMS ha mostrado su preocupación por evolución del virus en el sur de Europa y los Balcanes. "Aún no estamos fuera de peligro en el entorno europeo", ha dicho el jefe del programa de emergencias de la agencia. Los contagios están subiendo también en países vecinos de España como Francia y Alemania, y parecen descender en Portugal, donde el confinamiento decretados en determinados distritos de Lisboa vence a finales de este mes.

Mientras tanto, Sudáfrica, la nación africana más perjudicada por el virus, ha sumado esta semana más de 83.000 nuevos positivos, aunque la curva da señales de cierta estabilización. A nivel regional, África, la menos afectada hasta ahora, lleva todo el mes de julio contabilizando una media semanal de nuevas infecciones diarias mayor que Europa. En estos momentos, el número de positivos detectados está subiendo en otros países del continente como República Democrática del Congo, Zimbabue, Zambia, Kenia, Etiopía, Sudán, Ghana o Gabón.

_____________________________________

 Con información y gráficos de Raúl Sánchez y el equipo de Datos de elDiario.es

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2020 - 21:12 h

Descubre nuestras apps

stats