Almeida pone al frente de Madrid Destino al artífice del ERE de Telemadrid

El Ayuntamiento propone a Ángel Martín Vizcaíno, ex director general de Telemadrid, como nuevo CEO de Madrid Destino

José Luis Martínez-Almeida ha destituido a Fernando Benzo de su puesto como consejero delegado de Madrid Destino. Tal y como ha podido saber este periódico, el alcalde de Madrid no ha justificado el cese, que ha acabado por sorpresa y a la vuelta de vacaciones con el cargo que desempeñaba Benzo desde hacía dos años. Andrea Levy, delegada de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, había supervisado su nombramiento como máximo responsable de la empresa pública municipal, y con ella ha ejecutado en este tiempo decisiones polémicas como el despido de Isla Aguilar y Miguel Oyarzun de la dirección de Conde Duque, el cierre de Radio M21 y, sobre todo, el discutido cierre de Medialab Prado. Fuentes internas del Ayuntamiento confirman a elDiario.es que el despido no es una decisión de Levy, sino del propio Almeida. No se han justificado razones objetivas para despedir al gestor cultural con más currículo en el seno del PP y se ha ejecutado con la excusa más recurrente en estos casos: "reorganización".

Telemadrid aprueba el ERE final de 860 trabajadores

Telemadrid aprueba el ERE final de 860 trabajadores

A veces una trayectoria dilatada en política no es garantía de una carrera profesional con futuro. Benzo ha estado muy vinculado a la cultura desde el 2012 como subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura con José Ignacio Wert y como ex secretario de Estado de Cultura con Íñigo Méndez de Vigo. Pero en este tiempo no todos han sido aliados de sus modos de gestión en el seno de su partido y en la primera semana de septiembre el alcalde dio la orden contra su labor al frente de Madrid Destino, que lo devolverá a su carrera como funcionario. Fernando Benzo ha declinado hacer cualquier comentario sobre su despido a este periódico.

Desde el departamento de comunicación del Área de Cultura dan otra versión de los hechos: "La salida de Fernando Benzo ha sido consensuada entre las partes, como no podría ser de otra forma, ya que hay que poner en valor el trabajo que ha desarrollado como consejero delegado de Madrid Destino y que ha permitido, entre otras cosas, mantener los centros culturales municipales abiertos y la organización de la Navidad en un contexto inédito muy complicado". Sin embargo no hay motivos personales que hayan alejado a Benzo de Madrid Destino, y desde el Ayuntamiento aclaran que "en el trámite del cese no es necesario exponer motivos para justificarlo".

Este miércoles el Consejo de Administración de Madrid Destino va a celebrar una reunión extraordinaria para resolver el nuevo nombramiento. Este periódico ha podido saber que se trata de Ángel Martín Vizcaíno, licenciado en Económicas y sin experiencia en la gestión cultural, pero que ha sido director de Televisión Española con José María Aznar y de Telemadrid con Esperanza Aguirre e Ignacio González. Es en este cargo donde su gestión ha quedado recogida en los libros de historia de la cadena pública madrileña, por ejecutar junto con José Antonio Sánchez un ERE, en 2012, que acabó con 861 trabajadores en la calle y para el que alegó causas económicas. El TSJM se pronunció en contra del ERE y la decisión de la Justicia madrileña fue ratificada finalmente por el Tribunal Supremo, que forzó la indemnización de todos los despedidos.

El origen de la gestión que fulminó al 85% de la plantilla de Telemadrid está en Manuel Soriano, responsable de la creación de una empresa junto a Caja Madrid para comprar los derechos del fútbol en 2007 que llevó a la ruina al ente público. Ángel Martín Vizcaíno, el próximo Consejero Delegado de Madrid Destino, llegó a Telemadrid con 34 años de la mano de Manuel Soriano, en 2004. El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ratificó en 2014 el nombramiento de Vizcaíno como director general de Telemadrid en sustitución de José Antonio Sánchez, quien dejó el puesto para ser presidente de RTVE. El nombramiento llegaba después del ERE y Martín Vizcaino decidió subirse el salario a 134.425,20 euros, el cargo público con el sueldo más alto de la Comunidad de Madrid en 2014 y 2015.

Martín Vizcaíno también ha ocupado el puesto de director del Gabinete del secretario de Estado de Inmigración con Ángel Acebes como Ministro del Interior y durante su paso por la Comunidad de Madrid figuró como el hombre de confianza de Ignacio González. Así lo señalaron los sindicatos del Comité de Empresa de Telemadrid, de quien dijeron que era "el autor intelectual del ERE" que puso en la calle a 861 "excelentes profesionales" y que el Supremo sentenció como "no ajustado a derecho". "Es decir, ilegal", apuntaron los sindicatos cuando conocieron su llegada a la dirección general de Telemadrid.

En 2017, la expresidenta Cristina Cifuentes lo sustituyó por José Pablo López Sánchez y Martín Vizcaíno volvió al Ayuntamiento de Madrid a ocupar su plaza de funcionario de Hacienda. Sin embargo, con la llegada al Consistorio de Manuela Carmena, decide no volver a su puesto y el PP lo nombra consejero técnico del grupo municipal. Hasta este miércoles, Martín Vizcaíno ha trabajado como asesor de la unidad administrativa del PP.

Desde Más Madrid consideran "inaceptable" esta decisión que el PP acometerá con los apoyos de Ciudadanos y Vox y la califican de "retroceso en la gestión cultural del Ayuntamiento". "Nunca ha tenido relación profesional con la creación o la gestión cultural distinta a la producción y gestión audiovisual", explica Pilar Perea, diputada de Más Madrid.

La portavoz del PSOE, Mar Espinar, pide transparencia al PP y lleva una pregunta a la Comisión para preguntar sobre ello al área que dirige Andrea Levy. "No hay causa conocida y los ciudadanos se merecen saber cuáles son las razones por las que un cargo de confianza desaparece de la noche a la mañana al frente de la gestión de la gran mayoría de los centros culturales públicos de Madrid", indica Espinar a elDiario.es

El nuevo responsable de Madrid Destino se encontrará con la gestión de un equipo de casi 600 trabajadores, más de 400.000 metros cuadrados de espacios de gestión, las campañas de Navidad, San Isidro o de los Veranos de la Villa y ocho centros. Los trabajadores de Madrid Destino temen con este movimiento político de Martínez Almeida una reducción de su plantilla, después de un año en el que la segunda fuente de ingresos del departamento, los eventos, ha quedado mermada por la pandemia. La estructura que la fusión de 2013 dejó en Madrid Destino es problemática: trabajadores con tres convenios distintos, funciones que se solapan y una directiva cada vez mayor, con un volumen de sueldos disparados que contrastan con los bajos salarios de la plantilla.

Etiquetas
Publicado el
13 de septiembre de 2021 - 16:41 h

Descubre nuestras apps