Ayuso anuncia medidas para la Atención Primaria sin más presupuesto pese a los diez días de huelga y las protestas

Fátima Caballero

0

Miles de médicos de familia y pediatras se manifiestan por el centro de Madrid. Es miércoles 30 de noviembre y se cumplen diez días desde que los profesionales sanitarios de Atención Primaria comenzaron la huelga indefinida para denunciar la sobrecarga asistencial y las agendas infinitas que les obligan a ver unos 60 pacientes por jornada. La protesta que ha reunido centenares de sanitarios termina en la Puerta del Sol y a esa hora Isabel Díaz Ayuso comparece en el edificio de Correos –sede del Gobierno regional con dirección en la misma plaza– para anunciar medidas “que mejoren” la Atención Primaria. La expectación es máxima, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid termina comunicando las mismas propuestas que ya rechazaron los profesionales hace una semana y que en algunos casos son exigencias de Europa. Según lo anunciado, no se pone un euro más en el presupuesto ya elaborado en octubre pese a la huelga y las protestas.

“Les anuncio una serie de medidas que van a suponer una auténtica transformación de nuestro sistema sanitario. La sanidad ha sido, es y será una prioridad de mi gobierno”, ha dicho la dirigente regional en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, cuando se cumple el décimo día de huelga para casi 5.000 médicos y pediatras de la Atención Primaria. “Hay que hacer muchas cosas, hay mucho que mejorar, en eso estamos todos de acuerdo, pero yo creo que se están dando grandes avances y que la opinión de los madrileños acerca de su sanidad es muy alta”, ha defendido.

Entre las medias anunciadas está que convertirá a todos los profesionales sanitarios eventuales en interinos, impulsará incentivos para los sanitarios que tengan más sobrecarga y pondrá en marcha un programa específico de fidelización de residentes MIR. De todas las medidas anunciadas, no se pone ni un euro más al presupuesto anunciado a finales de octubre. Tampoco hay intención de contratar a más médicos, algo en lo que todos los profesionales coinciden que es “esencial” para terminar con la sobrecarga asistencial.

Según lo anunciado por Ayuso, se hará interinos a todos los eventuales que terminen su contrato el próximo 31 de diciembre, una medida que “mejorará la calidad y la estabilidad” de más de 2.000 profesionales, 213 de ellos de Atención Primaria. También se van a adjudicar casi 1.000 plazas fijas de Médicos de Familia (609) y Pediatras (355). La realidad sin embargo es que medida no es por iniciativa del Gobierno, sino una exigencia de Bruselas. La Unión Europea obliga a las administraciones públicas a bajar a un 8% la temporalidad en los trabajadores. La Atención Primaria en Madrid tiene una temporalidad del 35%, un poco por debajo que en los hospitales donde alcanza el 52%. En las urgencias llega a dispararse hasta el 85%.

La presidenta ha asegurado además que se pondrá en marcha un nuevo sistema de agendas que permitirá mejorar el servicio, “haciéndolo más eficiente, incentivando la absorción del exceso de demanda asistencial y ofreciendo más tiempo de atención por paciente”. Nada nuevo respecto a lo anunciado hace una semana sobre las medidas que se ofrecieron a los sanitarios y que rechazaron. El Gobierno regional quiere hacer una agenda alternativa que tendrán que atender los mismos médicos voluntariamente.

“Todo esto es humo”, ha asegurado la portavoz del comité de huelga y secretaria general de Amyts Ángela Hernández. Tanto ella como varios miles de médicos han conocido las propuestas de Ayuso durante la concentración masiva de médicos de familia y pediatras que ha recorrido varias calles de Madrid hasta llegar a Sol. “Han mezclado cosas que prometieron para que desconvocáramos la huelga en 2020, y que no han cumplido, con cosas que están obligados a hacer, como lo de la interinidad, por imperativo de la UE, con cosas que negociamos con la Administración en el Comité de Huelga y por la que no llegamos a un acuerdo porque no explican cómo van a hacer eso y ya no nos fiamos”, ha resaltado para concluir: “Es lamentable”.

Miles de médicos de familia y pediatras se manifiestan por el centro de Madrid. Es miércoles 30 de noviembre y se cumplen diez días desde que los profesionales sanitarios de Atención Primaria comenzaron la huelga indefinida para denunciar la sobrecarga asistencial y las agendas infinitas que les obligan a ver unos 60 pacientes por jornada. La protesta que ha reunido centenares de sanitarios termina en la Puerta del Sol y a esa hora Isabel Díaz Ayuso comparece en el edificio de Correos –sede del Gobierno regional con dirección en la misma plaza– para anunciar medidas “que mejoren” la Atención Primaria. La expectación es máxima, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid termina comunicando las mismas propuestas que ya rechazaron los profesionales hace una semana y que en algunos casos son exigencias de Europa. Según lo anunciado, no se pone un euro más en el presupuesto ya elaborado en octubre pese a la huelga y las protestas.

“Les anuncio una serie de medidas que van a suponer una auténtica transformación de nuestro sistema sanitario. La sanidad ha sido, es y será una prioridad de mi gobierno”, ha dicho la dirigente regional en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, cuando se cumple el décimo día de huelga para casi 5.000 médicos y pediatras de la Atención Primaria. “Hay que hacer muchas cosas, hay mucho que mejorar, en eso estamos todos de acuerdo, pero yo creo que se están dando grandes avances y que la opinión de los madrileños acerca de su sanidad es muy alta”, ha defendido.

Entre las medias anunciadas está que convertirá a todos los profesionales sanitarios eventuales en interinos, impulsará incentivos para los sanitarios que tengan más sobrecarga y pondrá en marcha un programa específico de fidelización de residentes MIR. De todas las medidas anunciadas, no se pone ni un euro más al presupuesto anunciado a finales de octubre. Tampoco hay intención de contratar a más médicos, algo en lo que todos los profesionales coinciden que es “esencial” para terminar con la sobrecarga asistencial.

Según lo anunciado por Ayuso, se hará interinos a todos los eventuales que terminen su contrato el próximo 31 de diciembre, una medida que “mejorará la calidad y la estabilidad” de más de 2.000 profesionales, 213 de ellos de Atención Primaria. También se van a adjudicar casi 1.000 plazas fijas de Médicos de Familia (609) y Pediatras (355). La realidad sin embargo es que medida no es por iniciativa del Gobierno, sino una exigencia de Bruselas. La Unión Europea obliga a las administraciones públicas a bajar a un 8% la temporalidad en los trabajadores. La Atención Primaria en Madrid tiene una temporalidad del 35%, un poco por debajo que en los hospitales donde alcanza el 52%. En las urgencias llega a dispararse hasta el 85%.

La presidenta ha asegurado además que se pondrá en marcha un nuevo sistema de agendas que permitirá mejorar el servicio, “haciéndolo más eficiente, incentivando la absorción del exceso de demanda asistencial y ofreciendo más tiempo de atención por paciente”. Nada nuevo respecto a lo anunciado hace una semana sobre las medidas que se ofrecieron a los sanitarios y que rechazaron. El Gobierno regional quiere hacer una agenda alternativa que tendrán que atender los mismos médicos voluntariamente.

“Todo esto es humo”, ha asegurado la portavoz del comité de huelga y secretaria general de Amyts Ángela Hernández. Tanto ella como varios miles de médicos han conocido las propuestas de Ayuso durante la concentración masiva de médicos de familia y pediatras que ha recorrido varias calles de Madrid hasta llegar a Sol. “Han mezclado cosas que prometieron para que desconvocáramos la huelga en 2020, y que no han cumplido, con cosas que están obligados a hacer, como lo de la interinidad, por imperativo de la UE, con cosas que negociamos con la Administración en el Comité de Huelga y por la que no llegamos a un acuerdo porque no explican cómo van a hacer eso y ya no nos fiamos”, ha resaltado para concluir: “Es lamentable”.

Miles de médicos de familia y pediatras se manifiestan por el centro de Madrid. Es miércoles 30 de noviembre y se cumplen diez días desde que los profesionales sanitarios de Atención Primaria comenzaron la huelga indefinida para denunciar la sobrecarga asistencial y las agendas infinitas que les obligan a ver unos 60 pacientes por jornada. La protesta que ha reunido centenares de sanitarios termina en la Puerta del Sol y a esa hora Isabel Díaz Ayuso comparece en el edificio de Correos –sede del Gobierno regional con dirección en la misma plaza– para anunciar medidas “que mejoren” la Atención Primaria. La expectación es máxima, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid termina comunicando las mismas propuestas que ya rechazaron los profesionales hace una semana y que en algunos casos son exigencias de Europa. Según lo anunciado, no se pone un euro más en el presupuesto ya elaborado en octubre pese a la huelga y las protestas.

“Les anuncio una serie de medidas que van a suponer una auténtica transformación de nuestro sistema sanitario. La sanidad ha sido, es y será una prioridad de mi gobierno”, ha dicho la dirigente regional en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, cuando se cumple el décimo día de huelga para casi 5.000 médicos y pediatras de la Atención Primaria. “Hay que hacer muchas cosas, hay mucho que mejorar, en eso estamos todos de acuerdo, pero yo creo que se están dando grandes avances y que la opinión de los madrileños acerca de su sanidad es muy alta”, ha defendido.