La portada de mañana
Acceder
¿Y si no fuera Harris? Otros candidatos demócratas para sustituir a Biden
Ni un solo día sin incidencias en Cercanías Madrid: los retrasos se triplican
No ha sido una sorpresa, pero estamos en terreno desconocido, por Pérez Royo

El Lexus LBX, visto con los ojos del arte digital

La vinculación de la marca japonesa Lexus con las disciplinas artísticas es una de las iniciativas clave de su estrategia como marca premium. El concurso de diseño Lexus Art Car, que va ya por su séptima edición, abandera los planes de la compañía en este campo, que también tuvo un hito destacado en septiembre pasado cuando participó -con el nuevo LBX- en la exposición de arte urbano celebrada en la Plaza de Colón de Madrid.

Justamente el LBX, que es el modelo más pequeño y urbano del fabricante nipón, protagoniza la presente edición del Lexus Art Car sobre la base del concepto Everyday Extraordinary. Al hilo del concurso, e insistiendo en la misma campaña que llama a convertir “lo ordinario en extraordinario”, la marca ha encargado a un colectivo de artistas de toda Europa la interpretación de la singular visión de la vida urbana cotidiana que representa este nuevo crossover urbano compacto.

Los distintos creadores, a los que les pedía “un diseño inmersivo y de imágenes dinámicas”, han generado contenido visual y animaciones -a partir de las propias imágenes de la campaña del LBX- que miran con nuevos ojos los entornos urbanos familiares y se valen de tratamientos impactantes para transformar la arquitectura y los paisajes urbanos. Lexus destaca que estamos ante el más reciente proyecto original en una larga trayectoria de colaboración con el mundo del arte contemporáneo y el diseño, “en línea con la apuesta de la compañía por la innovación y el pensamiento creativo”.

Las obras han sido presentadas por los autores en sus respectivas redes sociales, y la firma japonesa las utilizará en distintas plataformas e iniciativas de marketing pensadas para captar la atención de un público más joven. Los artistas contribuirán asimismo a la confección de una película realizada entre bastidores en la que ofrecerán una perspectiva personal de sus ideas y de cómo han cobrado vida en sus creaciones. En la misma línea, dice Lexus, “el LBX se dirige a nuevos públicos, y en concreto a clientes más jóvenes, que valoran la calidad premium, pero con un toque más desenfadado”.

Filip Belmans, director de comunicaciones y experiencia de cliente de Lexus Europe, ha explicado al respecto de la iniciativa: “Ha sido increíble ver nuestra filosofía del LBX interpretada a través de distintas obras de arte digital que reformulan la vida cotidiana en la ciudad. Nuestra aspiración de diseño era crear un vehículo más relajado y de carácter menos formal, que hiciera gala de un estilo auténtico y natural con el que la gente sienta una conexión instantánea. Los diferentes artistas han sabido captar esa cualidad, al tiempo que han aplicado su propia visión creativa al proyecto”.

Elegidos por su originalidad

Los tres artistas elegidos por Lexus lo han sido merced a “sus técnicas originales, su visión artística y su amplia presencia en las redes sociales”. Se trata del sueco Andreas Wannerstedt, de la británica Charlotte Taylor y del español Ricardo Ulises Hernández Gómez, más conocido como Ulises a secas.

Wannerstedt es director artístico y artista 3D, famoso por sus esculturas y sus fascinantes animaciones en bucle. Sobre el presente encargo ha comentado: “El LBX ofrece un enfoque renovado y extraordinario de la vida cotidiana. Eso me inspiró, como también el elegante diseño y la elección de colores vibrantes del vehículo, y me animó a crear una obra que transmitiese una nueva perspectiva de la vida en la ciudad”. 

Charlotte Taylor, por su parte, es artista digital, fundadora del Studio Charlotte Taylor y de Maison du Sable. Su trabajo está especializado en arquitectura, interiorismo y dirección artística.

En cuanto a Ulises, es otro artista 3D que igualmente acumula mucha experiencia en vídeo y animación. Su trabajo con el Ulises Studio, en Berlín, evoca una cualidad premium y transita por una línea imprecisa entre lo real y lo irreal. En su animación, el LBX circula por una típica ciudad monocromática que se transforma progresivamente en un colorido espectáculo de arquitectura urbana.

Lexus enmarca estos trabajos en su concepción del LBX como un vehículo que convierte lo ordinario en extraordinario “al sublimar la experiencia diaria al volante y llenarla de lujo e intensidad”. La campaña de marketing para lanzar el modelo ya transmitió esa misma idea en una serie de cuatro eventos únicos -en Milán, Londres, París y Madrid, este último mencionado antes- donde se transformaban entornos cotidianos, como un autolavado, un aparcamiento de varias plantas, una galería de arte y una panadería, en experiencias de lujo inmersivas centradas en torno al SUV urbano de Lexus.