La portada de mañana
Acceder
Aznar llama a una “movilización” permanente contra el Gobierno
Los partidos franceses se lanzan a una campaña contra la extrema derecha
Cuando Feijóo dice 'nunca' quiere decir 'de momento'. Opina Esther Palomera

El coordinador de Vox en Murcia dice que “los ricos” contaminan menos porque compran electrodomésticos más caros

elDiariomurcia

0

El debate en la Asamblea de Murcia sobre una propuesta del PSOE para introducir deducciones fiscales que fomenten las energías renovables y los vehículos eléctricos –y compensar así la huella climática– ha dado ocasión al coordinador de Vox en la Región, Rubén Martínez Alpañez, para hacer gala de su negacionismo científico al afirmar que el impacto humano sobre el cambio climático es “ninguno”.

Además, Martínez Alpañez considera que establecer deducciones progresivas por renta en fiscalidad ambiental no tiene sentido: “Si tenemos que hacer alguna distinción entre ricos y pobres y lo que se contamina, me atrevería incluso a decir que los ricos consumen menos energía, porque son los que pueden comprarse los electrodomésticos más caros, que son los que menos energía consumen”.

Alpañez continúa el mantra negacionista de la extrema derecha. Este miércoles ha dicho, además, que la propuesta socialista podría ser una estrategia para consolidar la “perniciosa” Agenda 2030 que imponen las “élites globalistas”, en referencia a los objetivos de las Naciones Unidas para frenar la pobreza y el cambio climático en el mundo.

El portavoz de Vox no ha ahorrado críticas a la “tibieza” del PP, partido con el que gobiernan en coalición en la Región: “Ya saben que la Agenda 2030 es también el evangelio de Feijóo”, ha dicho Alpañez. Además, ha exigido al PSOE que abandone su “histórica práctica marxista de establecer polos de enfrentamiento”.

Por parte del PP, Víctor Martínez Carrasco ha pedido a Vox que deje “la campaña electoral”. El portavoz socialista, y proponente de la ley, Alfonso Martínez Baños, ha pedido a Alpañez que se tome “en serio” la política y ha defendido que la propuesta no es solo una reclamación del PSOE, sino también de los sectores empresariales interesados. La proposición de ley ha sido rechaza por la suma de votos de PP y Vox.