eldiario.es

9

Patrimonio cultural: tres edificios emblemáticos de la historia de Cantabria en situación de abandono

El Antiguo Hospital Militar de Santoña, el Convento de Santa Cruz de Santander y La Casa y Torre de Palacio de Limpias son tres de los 30 inmuebles en ruinas

Este fin de semana la Federación ACANTO celebra unas jornadas en Villaescusa en las que se debatirá la importancia de preservar "nuestra memoria colectiva"

La fachada del Antiguo Hospital Militar de Santoña | HISPANIA NOSTRA

La fachada del Antiguo Hospital Militar de Santoña | HISPANIA NOSTRA

La Federación de Asociaciones en Defensa del Patrimonio Cultural y Natural de Cantabria (ACANTO) impulsa desde hace casi dos décadas unas jornadas para debatir sobre la importancia de preservar el patrimonio cultural y natural de Cantabria. Víctor M. Moreno, presidente de la Asociación de Villaescusa, es el organizador de estas jornadas en las que se tratarán como temas estrella las rutas históricas por la comunidad.

Este tirón de orejas a los políticos que representa esta asociación sirve, según Moreno, para "recordar" a los dirigentes que se debe preservar esa "memoria colectiva". "Una persona sin memoria no es nada, es como si no existiese. Y en este caso, el patrimonio es nuestra memoria, lo que explica nuestros orígenes, así que no lo podemos perder", comenta el presidente a eldiario.es.

Y eso es justo lo que se está haciendo desde su agrupación y desde la denominada 'Lista Roja del Patrimonio' de la Asociación Hispania Nostra. Esta se encarga de indicar los monumentos o lugares que están siendo progresivamente abandonados por las instituciones a lo largo y ancho de la geografía española. En lo que respecta a Cantabria, no queda muy bien parada en el listado, ya que aparece en 29 ocasiones.

El Antiguo Hospital Militar de Santoña, el Convento de Santa Cruz de Santander y La Casa y Torre de Palacio de Limpias son tres de esos lugares que ejemplifican el deterioro que están sufriendo algunos edificios de nuestra comunidad.

Un lateral de la situación actual del Hospital Militar | HISPANIA NOSTRA

Un lateral de la situación actual del Hospital Militar | HISPANIA NOSTRA

Comenzando por la época napoleónica, el Antiguo Hospital Militar de Santoña se construyó durante la ocupación del municipio en 1808. Más tarde pasó a ser un hospital perteneciente a los marqueses de Chiloeches, hasta la Guerra Civil, cuando se comenzó a utilizar también como cárcel. Actualmente, y tras ser una escuela durante varios años, es una propiedad privada en estado ruinoso.

Como curiosidad, el edificio sufrió daños después de la explosión de una bomba de ETA en el año 2008 y desde entonces está sostenido por un andamio. Además, estuvo a punto de ser destruido en el año 2015 para construir un bloque de pisos. Dos años más tarde y tras desestimar la propuesta anterior, el Consistorio anunció su deseo de realizar un centro cívico en ese lugar, que, por el momento también está parado.

"Suele haber un conflicto de intereses muy importante entre el patrimonio, y su valor para la colectividad, y que algo sea económicamente muy rentable", asegura el presidente de ACANTO. Y es que para esta agrupación, lo que deberían hacer las instituciones es tratar de mirar "a largo plazo" los beneficios alejándose de querer obtener "rédito político o beneficios económicos faltando al interés común".

Fachada del antiguo Convento de Santa Cruz | L' IRLANDÉS

Fachada del antiguo Convento de Santa Cruz | L'IRLANDÉS

Este 'modus operandi' no se realizó con el Convento de Santa Cruz de Santander, que después de quedar abandonado por primera vez se convirtió en una fábrica de tabaco. Pero comenzando por el principio, fue construido entre 1641 y 1656, y, desde el mismo año de su finalización albergó a monjas clarisas.

Después de pasar cerca de dos siglos en plena Calle Alta de la capital, las clarisas fueron expulsadas por el obispo de Santander para instalar la fábrica de tabaco local, conocida como La Tabacalera. Desde el año 1838 hasta el 2002, la fábrica cumplió su función hasta que se convirtió en un edificio totalmente abandonado. En varias ocasiones se ha insinuado que se reconstruirá para darle algún uso alejado de su misión inicial, aunque por el momento continúa viendo pasar los años.

Visita del Gobierno de Cantabria a la instalaciones de la Tabacalera en 2016

Visita del Gobierno de Cantabria a la instalaciones de la Tabacalera en 2016

Como se puede prever, para la federación, las remodelaciones o nuevos usos no se corresponden con una solución. "A veces se quiere vender que tirar algo y construir nuevamente es un progreso para el lugar, pero no deja de ser una solución cortoplacista sin perspectiva de futuro", sentencian desde ACANTO.

Para remontarse a la construcción de La Casa y Torre de Palacio tenemos que viajar al siglo XV. El municipio de Limpias, que se encontraba entonces en pleno Camino Real, albergó la construcción de esta casa y el posterior uso de Pedro Gil de Palacio y María García de Alvarado. Tal y como afirman algunos historiadores, Juana la Loca se hospedó en esta casa mientras se encontraba de camino a Laredo para viajar a Flandes. 

Vista frontal de La Casa y Torre de Palacio | HISPANIA NOSTRA

Vista frontal de La Casa y Torre de Palacio | HISPANIA NOSTRA

A pesar de haber sido declarada como Bien Inventariado por la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria, lo cierto es que la casa continúa derruyéndose progresivamente. En marzo de este año, el Ayuntamiento de Limpias dictó una orden al dueño de la casa en la que se le exigía la mejora de la misma debido al hundimiento de una parte del tejado. A pesar de que desde el Consistorio se exigía la ejecución de la obra en un plazo de tres meses, lo cierto es que el propietario todavía "no ha presentado ni el proyecto ni nada", informan desde la institución.

Vista trasera de la Casa Torre y Palacio | HISPANIA NOSTRA

Vista trasera de la Casa Torre y Palacio | HISPANIA NOSTRA

Tanto en el caso de Limpias como en el de Santoña,  los habitantes y agrupaciones como Hispania Nostra o ACANTO, han logrado ganar la batalla, al menos en un principio. "La cultura requiere de educación y sensibilidad, y estas están aumentando en los últimos tiempos. Lo hemos visto con el medio ambiente y lo estamos viendo con el cuidado del patrimonio, pero todavía hay trabajo por hacer", afirma Moreno.

Precisamente ellos, la Federación ACANTO, han sido los encargados de comentar a lo largo de su historia las diferentes problemáticas surgidas en nuestra comunidad, y este año especialmente, puesto que 2018 ha sido dedicado por la Unión Europea al Patrimonio Cultural.

Entre el viernes y el sábado, toda la Federación y sus ponentes darán a conocer parte de esta historia 'oculta' a todo el que lo desee, además de rutas como las que realizaban los contrabandistas pasiegos en la época del estraperlo. "Es una de las que más expectación crea", concluye el presidente de la agrupación.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha