eldiario.es

9

Tres monos sabios en el Ayuntamiento de Santander

El concejal José Ignacio Quirós, así como buena parte del gobierno municipal, tienen síntomas preocupantes: son incapaces de ver, de escuchar o de explicar su gestión

Los tres monos sabios, en el santuario de Toshogu.

Los tres monos sabios, en el santuario de Toshogu.

Al norte de Tokio, en el santuario de Toshogu, se encuentra la escultura que representa a Mizaru, Kikazaru e Iwazaru, los tres monos sabios. Aunque el significado de esta talla datada en el siglo XV es complejo, la interpretación popular del mito ha sido desde siempre la recomendación de rendirse al sistema feudal; no ver, no oír y no poner voz a las injusticias.

Y se preguntarán qué narices pintan los tres monos japoneses estos en el Ayuntamiento de Santander. ¿Será quizás una nueva ocurrencia en materia de promoción turística? ¿Un original modelo de integración de minorías? ¿O un genial guiño a los colectivos animalistas? La verdad es mucho más sencilla: se los ha comido José Ignacio Quirós, concejal de Medio Ambiente, Movilidad Sostenible y Servicios Técnicos.

No sé hasta qué punto la situación es reversible, si en el momento de zampárselos era consciente de las consecuencias de sus actos o simplemente se trató de una apuesta con sus amigos. El hecho es que los síntomas son bastante preocupantes. No ve, o no quiere ver, el desastre que está suponiendo para la ciudad la gestión de su departamento. Las recurrentes imágenes de la basura invadiendo las aceras son fakes elaborados por los malvados 'rojeras', el Metro-TUS era un sistema maravilloso e innovador que la cortedad de miras de los usuarios ha hecho que no funcionara y los vertidos en nuestras costas son "hilillos" de mierda muy puntuales.

Pero tampoco oye, o no quiere oír. Los gritos de los vecinos clamando contra la implantación del Metro-TUS fueron un rumorcillo molesto, las advertencias de la oposición también. Las quejas reiteradas, pleno a pleno, barrio a barrio, sobre la deficiente recogida de las basuras –de la que ASCAN es concesionaria– tampoco traspasan las orejas del máximo responsable de las mismas. Al igual que tampoco calan las denuncias de los colectivos ecologistas del estado de nuestras playas y costas. Se podría llegar a pensar que todo esto no es fruto de las dolencias diagnosticadas, sino de su relación profesional con SADISA-ASCAN justo antes de entrar a formar parte de la Corporación municipal, al igual que alguno de sus compañeros, pero he descartado esa hipótesis porque no puedo dudar de la honradez de un cargo público del PP.

Y hablar, lo que se dice hablar, tampoco habla mucho. Porque las justificaciones, negaciones y demás argumentario no sirven para explicar el caos en el que está sumida su Concejalía. Realmente, debería pronunciar las únicas palabras que terminarían con las secuelas de su atracón: Me voy.

Habiendo consultado a profesionales de la medicina, chamanes y buhoneros especializados en pócimas milagrosas, he llegado a una terrible conclusión. No solo es que el mal insuflado por la ingesta de los tres monos sabios sea incurable, sino que es altamente contagioso. Ya me parecía a mí que la alcaldesa y todo el gobierno municipal andaban un pelín perjudicados y con síntomas demasiado similares a los que sufre el pobre Quirós.

Este pasado jueves el mal se ha agudizado. Hemos conocido que la Inspección de Trabajo ha dictaminado que la Corporación, y más concretamente la Concejalía responsable de Movilidad, ha contratado en fraude de ley a unos 50 trabajadores. ¡Madre del amor hermoso! ¿Un ayuntamiento contratando de manera fraudulenta trabajadores? Esperen… que no es la primera vez. Que me dicen que ya en 2016 se produjo una denuncia de varios trabajadores por el mismo tema y que además la empresa pública municipal Santurban también ha actuado de manera fraudulenta en la contratación de personal en las campañas de empleo en las Corporaciones Locales.

La cuestión es que, no me quiero ir por las ramas, en el pleno del jueves el concejal que nos ocupa –y nos preocupa, no se vayan a pensar– dijo que sabían que estaban contratando en fraude de ley pero que, básicamente, no había otra forma de hacerlo. Lo dicho, la patología es tan grave que ya no puede ver que un Ayuntamiento no puede contratar en fraude de ley, tampoco puede oír las quejas de la ciudadanía o reconocer que, efectivamente, es una chapuza como la copa de un pino.

Lo que está en juego no son los miles de euros que el Consistorio va a tener que pagar para hacer frente, con el dinero de todas, a las indemnizaciones que les corresponden a estos trabajadores. No, no. Ni los miles de euros que nos está costando el temita de Santurban. Que no, que no. Ni tampoco los millones del Metro-TUS. Para nada. Lo que está en juego es mucho más relevante: es que la enfermedad del concejal, incurable pero tratable con medidas paliativas, no se convierta en terminal.

Y así seguimos, esperando que la dolencia de Quirós no acabe por desmontar Santander, vendiéndola por piezas a algún empresario smart, dueño de alguna compañía de transportes o de recogida de residuos. Creo que debería consultar a su compañero Ramón Saiz Bustillo, médico y taurino de pro, porque –aunque no sea su especialidad– quizás pueda animarle para tratarse las consecuencias de echarse al coleto estos tres primates.

Por mi parte, me he animado a preguntar a una catedrática experta en estos temas, con un máster en la Rey Juan Carlos ("Ceguera, sordera y mudez institucional: patologías asociadas a la gestión de lo público en cargos del Partido Popular"). Y ha sido categórica: de no tratarse mediante purgantes de manera inmediata, el pronóstico no es nada halagüeño. Pérdida del gobierno municipal. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha