eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Las renuncias de Chacón y Lozano facilitan a Pedro Sánchez rehacer la lista del PSOE en Madrid

La posible candidatura de Maritxell Batet a las primarias del PSC dejaría libre el segundo puesto, que se suma al hueco que deja Irene Lozano

En las filas socialistas se especula con que Mariluz Rodríguez vuelva a la lista por Madrid y que la exdiputada Ángeles Álvarez pueda mejorar su posición

Dirigentes socialistas no descartan que Pedro Sánchez busque una nueva número dos: "No hay idea todavía de nada", responde Ferraz

Sánchez se reúne con asociaciones dedicadas a la transparencia y la regeneración

Pedro Sánchez, junto a Meritxell Batet e Irene Lozano EFE

Las renuncias de Carme Chacón e Irene Lozano a repetir en las listas del PSOE el próximo 26J allanan el camino a Pedro Sánchez en la reordenación de la candidatura de Madrid.

La exdiputada de UPyD deja libre el cuarto puesto y la que fue su número dos, Meritxell Batet, se ha mostrado dispuesta a presentarse a las primarias para ser cabeza de cartel por Barcelona, aunque ha dicho que necesita al menos "unas horas" para tomar la decisión. La salida de Batet al PSC dejaría el segundo puesto vacío.

Las dos vacantes facilitan la reubicación de Mariluz Rodríguez, cuya candidatura por Guadalajara está en el aire, y pueden servir al secretario general para hacer un guiño al PSOE de Madrid mejorando la posición de la exdiputada Ángeles Álvarez. Algunas fuentes apuntan la posibilidad de que Sánchez busque una número dos potente para reforzar la lista, aunque Ferraz dice que aún no hay nada decidido.

La dirección del PSOE aprobó este miércoles –nada más constatarse que se repetirán las elecciones– plantear en el Comité Federal de este sábado que las listas para esos comicios se mantuvieran exactamente igual que hace cuatro meses. Esa decisión incluía la coletilla salvo "circunstancias sobrevenidas" que tendrán que argumentar las direcciones regionales. Distintos dirigentes consultados por eldiario.es coinciden en que esa decisión impedía "reabrir" las 'guerras' que provoca la elaboración de las listas electorales.

Sin embargo, con esa decisión, Ferraz mantenía en sus puestos a Irene Lozano y Zaida Cantera, pese a las presiones que hay en el partido –fundamentalmente en Madrid– para que se reconsiderara el "error" de haberlas incluido. Miembros de la Ejecutiva de Sánchez también admitían que no habían servido como rédito electoral. Sánchez había dado este mismo jueves por la mañana su apoyo a la exdiputada de UPyD para que se mantuviera en la candidatura.

Sin embargo, horas después Lozano hacía pública su intención de renunciar a su puesto para embarcarse en nuevos proyectos profesionales, según ha expresado en una breve nota en su cuenta de Twitter. Desde Ferraz insisten en que Lozano se lo había comunicado a Sánchez varios días antes y que su intención era mantenerla. Sin embargo, algunos dirigentes sostienen que con la presión la han 'invitado' a marcharse.

El fichaje de Lozano, ejecutado por Sánchez mientras la diputada aún formaba parte de la formación de Rosa Díez, sentó fatal en las filas del PSOE, que finalmente lo aceptaron pero dejando claras sus reticencias. Desde su vuelta al Congreso, Sánchez ha mantenido a Lozano en una segunda posición, con una discreta portavocía en la Comisión del Reglamento. Miembros de la Ejecutiva reprochan a Lozano que no se haya implicado en la actividad del partido. 

"Es una salida digna que se ha dado ella misma", dice un dirigente madrileño. "En Madrid ha habido alivio por el paso de Lozano –agrega una miembro de la Ejecutiva regional–. Había gente dispuesta a dar batalla para que saliera", admite esta dirigente que considera que el escenario mejora ahora para Sánchez de cara a las recolocaciones que con casi toda probabilidad tiene que llevar a cabo. 

Pero a falta de un puesto libre, es posible que Sánchez se encuentre con dos tras la renuncia de Chacón a encabezar la lista por Barcelona. Meritxell Batet se ha mostrado dispuesta a pelear por ocupar su puesto. La diputada catalana contará con el apoyo de Ferraz y también de la dirección de Miquel Iceta. En las filas socialistas se da por hecho que Batet se presentará por Barcelona con el PSC, partido en el que milita. 

Chacón ha atribuido su renuncia a "motivos políticos" que no ha querido revelar. Aunque en su entorno niegan que tenga que ver con el temor a no ganar las primarias anunciadas por Iceta, dirigentes socialistas consideran que esa ha sido la razón de su decisión. Por el momento solo se había postulado un aspirante: el exsenador Carles Martí. A pesar de no ser muy conocido, en el PSOE lo consideran un dirigente con mucho peso orgánico que podía ponerle las cosas difíciles a la exministra, que tenía en contra en esa competición a los aparatos de Ferraz y el PSC. 

Además, las fuentes consultadas creen que Chacón sufrió mucho "desgaste" en el proceso de elaboración de la lista para el 20D, cuando impuso la presencia de uno de sus hombres de confianza, Germán Rodríguez. La exministra consiguió dejar también fuera a Maurici Lucena –hombre de la confianza de Iceta– y Pere Navarro, el exlíder del PSC. La maniobra de Chacón sentó mal tanto a Ferraz como a la dirección de los socialistas catalanes, que daban por sentado que Navarro debía ir al Congreso tras haberse 'quemado' al frente de la organización en sus momentos más complicados. 

Con los dos huecos libres que se quedan en la lista por Madrid ante la posible victoria de Batet, Sánchez minimiza los problemas que se iba a encontrar en las próximas dos semanas. El principal y casi asegurado es el de la reubicación de Mariluz Rodríguez, a quien colocó como cabeza de lista por Guadalajara para hacer hueco a Lozano el 20D. Esa maniobra salió adelante porque quien ocupaba ese puesto, Pablo Bellido, tuvo que renunciar por estar imputado, pero ahora la causa contra él se ha archivado y en las filas socialistas dan por hecho que debe recuperar su posición. 

"Una vez aclarado, lo lógico es que vuelva a encabezar la candidatura", comenta una dirigente, que considera que Rodríguez puede recuperar el cuarto puesto o ser la número dos de Sánchez. "Eso es lo que quiere la gente de Madrid, otra cosa es lo que quiere el secretario general", agrega esa dirigente. El movimiento de Rodríguez, secretaria de Empleo de la Ejecutiva, a la segunda posición podría permitir a Sánchez mejorar la posición de Ángeles Álvarez, que ocupó el número ocho de la lista y se quedó fuera. "Tiene margen", reconoce una miembro de la Ejecutiva regional. 

No obstante, fuentes socialistas no descartan que Sánchez busque una nueva número dos para dar un impulso a la lista madrileña. Fuentes oficiales de Ferraz se limitan a decir que "no hay idea todavía de nada" y que "aún no se ha hablado" sobre este asunto. 

Madina, otro frente abierto

Lo que sí complica hasta cierto punto la renuncia de Chacón son los planes del sector crítico del PSOE en su planificación de la organización del postpedrismo. Los afines a Susana Díaz veían en la exministra una posible aspirante a ocupar la portavocía del PSOE en el Congreso una vez que la presidenta andaluza se hiciera con el liderazgo del partido. En el PSOE-A dan por hecho que podría mantener la presidencia de la Junta con la Secretaría General. 

Otro de los frentes abiertos es la continuidad de Eduardo Madina en el número siete por Madrid. El exdiputado vasco, que se quedó fuera del Congreso en el último momento del recuento del 20D, aún no ha decidido si repetirá. En Ferraz dan por hecho que lo hará y aseguran que sus encuestas les dan siete escaños. Sánchez ha dejado claro que esa es la posición que tiene pensada para el que fue su rival en 2014.

Susana Díaz, que recompuso los puentes con Madina poco después de que Sánchez se hiciera con el liderazgo del PSOE con su apoyo, ha presionado para mejorar la posición del exdiputado vasco. Así, ha dicho que su partido no puede prescindir de su "talento y capacidad". La presidenta andaluza ha dejado entrever que una solución para que el exdiputado logre escaño es que ocupe el lugar que deja libre Irene Lozano, según informa eldiario.es/Andalucia. No obstante, en el PSOE las listas son cremallera, es decir, que intercalan hombre-mujer por lo que el cuarto puesto debería ser para una mujer.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha