La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Casado y Abascal prometen cambiar la nueva ley mordaza

Casado y Abascal prometen cambiar la nueva ley mordaza

1

Madrid, 24 nov (EFE).- Los líderes del PP y VOX, Pablo Casado y Santiago Abascal, se han sumado este miércoles a la primera protesta de policías y guardias civiles contra la reforma de la ley de seguridad ciudadana, la ley mordaza, al considerar que supone "dejar vendidos" a los agentes frente a los delincuentes, por lo que ambos se han comprometido a llegar "hasta el final" para cambiar la norma.

Convocada por la plataforma No a la España insegura, de la que forman parte una treintena de sindicatos policiales de distintos cuerpos y asociaciones de guardias civiles, varios cientos -unos 200- de agentes se han concentrado este miércoles frente a la Delegación del Gobierno de Madrid para mostrar su rechazo contra la modificación que planea el Gobierno de la llamada ley mordaza.

A la concentración de Madrid -había convocadas este mediodía protestas en todas las delegaciones del Gobierno-, han acudido dirigentes políticos del PP, Vox y Ciudadanos que también asistirán a la manifestación que el próximo sábado se celebrará en Madrid, en esta ocasión convocada por Jupol y Jucil, las organizaciones de Policía Nacional y Guardia Civil más representativas de cada cuerpo y que se han adherido también a la protesta de este miércoles.

"No vamos a tolerar este atropello a la protección de quienes nos protegen, sin seguridad no hay libertad", ha proclamado el presidente del PP, Pablo Casado, quien considera que la reforma que quieren PSOE y Unidas Podemos va a dejar a los agentes "vendidos" ante los delincuentes y "solo beneficia a los socios" de Pedro Sánchez.

Casado, que ha acudido acompañado de su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, ha reiterado que si se "perpetra" la nueva norma, el PP acudirá al Tribunal Constitucional. "Si no hay resolución antes de que acabe la legislatura, vamos a retrotraer esta reforma cuando ganemos las elecciones", ha enfatizado.

En la misma línea, el líder de VOX, Santiago Abascal, acompañado de su secretario general, Javier Ortega Smith y de la diputada Macarena Olona, ha asegurado que su partido hará "todo lo que sea necesario" para frenar la reforma. "Vamos a estudiar la legalidad constitucional y vamos a ir hasta el final", ha prometido.

Para Abascal la futura ley tiene como objetivo preparar el terreno al PSOE cuando pierda las elecciones y así tener vía libre "para incendiar las calles a través de sus esbirros con total impunidad".

"Esta es una ley para desarmar a la policía, para dejar a las fuerzas y cuerpos de seguridad en la inseguridad jurídica absoluta", ha alertado Abascal, antes de advertir de que la nueva norma solo protegerá "a quienes se salten las leyes, ataquen la convivencia y apelen a la violencia".

Junto a PP y VOX, Ciudadanos también se ha sumado a la concentración con la presencia de la vicealcadesa de Madrid, Begoña Villacís, y varios diputados, entre ellos su portavoz en el Congreso, Edmundo Bal, quien ha acusado al Ejecutivo de impulsar una reforma "sin consenso ni diálogo" con los agentes y de trasladar continuamente el mensaje a la ciudadanía de que "la policía no les va a proteger".

Los concentrados, entre los que había también policías locales, han leído un manifiesto en el que muestran su rechazo con algunas de las enmiendas pactadas como la rebaja de multas por tenencia de drogas en la calle o la desprotección que supondrá para los agentes cuestionar la veracidad de sus testimonios o celebrar manifestaciones sin previo aviso.

Adolfo Medina, portavoz de la plataforma convocante y presidente del sindicato policial SPP, ha instado al Gobierno a paralizar la reforma, pues dejará "indefensos" a las fuerzas de seguridad.

"Si se graba a un policía o un guardia civil en una actuación y se cuelga en las redes sociales, cuando estos vayan por la calle por su familia está completamente identificados y supone un peligro si la otra parte quiere emplear la violencia", ha alertado.

Etiquetas
Publicado el
24 de noviembre de 2021 - 13:49 h

Descubre nuestras apps

stats