Iglesias dice que habrá una coalición en la Comunidad de Madrid pese a las reticencias de Gabilondo

Pablo Iglesias en uno de sus últimos actos como vicepresidente.

El ya exvicepresidente del Gobierno y candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha dado por hecho que, si hay mayoría de izquierdas el 4 de mayo, habrá un Gobierno de coalición, a pesar de las reticencias explicitadas por Ángel Gabilondo, que ha mostrado su preferencia a pactar con Más Madrid y Ciudadanos. "Va a haber un Gobierno de coalición", ha dicho Iglesias en una entrevista en la Cadena SER en la que ha emplazado a la movilización de la "mayoría silenciosa" de la región para acabar con "26 años de indecencia" en referencia a los gobiernos del PP.

Iglesias no ha querido entrar en reproches con el PSOE y ha asegurado que no los habrá por su parte hacia las otras candidaturas progresistas porque en enfrentamiento genera "hastío y cabreo" en los votantes en un momento en el que se ha mostrado convencido de que hay una oportunidad de echar a Isabel Díaz Ayuso de la Puerta del Sol, pero que depende de que la izquierda no se desmovilice. "No van a escuchar una sola mala palabra", ha dicho el secretario general de Podemos, que ha mostrado "respeto" hacia Gabilondo. "Tiene que hacer su papel -ha expresado-. Nos tenemos que poner de acuerdo". El PSOE está intentando marcar distancias con Iglesias en su estrategia por hacerse con una parte del electorado que pierda Ciudadanos, al que a su vez corteja para un hipotético pacto si llega a entrar en la Asamblea de Madrid.

El candidato de Unidas Podemos ha reprochado que la Comunidad de Madrid se haya convertido en una región "desobediente" y "gamberra". "Cuando vemos todos los datos vemos que la gestión ha sido la más ineficiente", ha señalado Iglesias, que se ha referido expresamente a las ayudas a sectores como el de la hostelería. "Me parece irónico que [Ayuso] diga que está con la hostelería. Ha dado cero euros", ha defendido antes de recordar que, en contraposición, el Ejecutivo puso en marcha un paquete de 7.000 millones.

Un día después de abandonar el Gobierno de coalición, Iglesias ha asegurado que Unidas Podemos gana en "coralidad" al tener ahora "un liderazgo colectivo": él como secretario general de Podemos, Yolanda Díaz como vicepresidenta y líder de Unidas Podemos en el seno de la coalición, así como las ministras Irene Montero e Ione Belarra. "Nos va a hacer más competitivos", ha dicho Iglesias, que también ha asegurado que Díaz, como futura candidata, podrá llevar al grupo confederal "más lejos" de lo que lo llevó él".

Sobre su nuevo papel, Iglesias ha explicado que mantendrá interlocución con Pedro Sánchez como líder de Podemos y que en este tiempo han "tejido una confianza especial, una relación de aprecio, que puede servir para resolver algunas cuestiones políticas difíciles". No obstante, ha asegurado que los miembros de Unidas Podemos que forman parte del Gobierno pelearán por que no se vulnere "ni una coma" del acuerdo programático.

"Yolanda, Ione e Irene tienen formas más amables que las mías, pero a lo mejor algunos me echan de menos a mí en las negociaciones", ha ironizado sobre los ministros socialistas que creen que la relación con Unidas Podemos se apaciguará con Díaz como referente de Unidas Podemos.

Iglesias, que se ha ido del Gobierno sin haber conseguido su objetivo de sacar adelante la ley de vivienda, se ha mostrado convencido de que tarde o temprano la habrá y en los términos que defiende Unidas Podemos -con un mecanismo que permita poner un precio máximo a los alquileres en las zonas tensionadas- frente a la propuesta de José Luis Ábalos de bajar los precios gracias a un sistema de bonificaciones fiscales para los propietarios. La alternativa, ha sostenido, es que el PSOE saque esa ley con el PP: "No se lo pueden permitir".

"Nadie podrá decir que me acomodé mucho en el sillón y en el cargo", ha expresado sobre su corto paso por el Ejecutivo. También ha emplazado a las autoridades a que "investigue, investiguen e investiguen" todo lo relacionado con el caso Neurona, seguro de que habrá muchos titulares a respecto pero que acabará archivado, como ha recordado que sucedió con otras causas sobre presuntas irregularidades en las cuentas de Podemos. "Con los enemigos que tenemos no nos podemos permitir hacer ni media cuenta mal", ha rematado.

Etiquetas
Publicado el
31 de marzo de 2021 - 10:09 h

Descubre nuestras apps

stats