Encuesta Simple Lógica

El PP agota el 'efecto Feijóo' pero se mantiene por delante del PSOE

El PP da muestras de haber agotado el ‘efecto Feijóo’, ese impulso demoscópico que obtuvo tras el relevo en el liderazgo del partido y que le impulsó a liderar casi todas las encuestas encadenando varios meses de subidas. Ahora caen, aunque el margen ganado durante este tiempo les permite mantenerse por delante del PSOE, que también retrocede.

La encuesta de Simple Lógica para elDiario.es, realizada antes de las elecciones de Andalucía, señala ese pequeño cambio de tendencia dentro del PP. El partido había sufrido un descenso brusco de tres puntos en febrero, cuando la batalla entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado acabó con la dimisión forzada de este último.

Los populares resolvieron rápido la sucesión, con la elección de Alberto Núñez Feijóo en una competición sin rivales. Eso les permitió rebotar en los sondeos y aprovechar el tirón del nuevo liderazgo para subir seis puntos en dos meses y lograr colocarse como el primer partido en estimación de voto.

Pero los datos de junio muestran que ese impulso que provocó la renovación del liderazgo ya se ha frenado. El PP cae 2,4 puntos en un mes y obtendría el 26,8% de los votos si ahora se celebrasen elecciones generales. Aunque ese retroceso aleja al partido de luchar por alcanzar la barrera del 30%, le mantiene aún muy por encima de sus resultados electorales en noviembre de 2019 (21,2%) y aún con ventaja sobre el PSOE.

Los socialistas encadenan este mes su tercera encuesta a la baja. La única buena noticia para los de Pedro Sánchez es que ese descenso se frena; tras dos caídas fuertes en abril y mayo, el partido solo se deja ahora cinco décimas.

Si ahora se celebrasen elecciones generales, el PSOE sería el segundo partido más votado con el 25,2% de los votos, lejos de su resultados el 10N, cuando alcanzó el 28%. Los socialistas tienen ahora al PP a 1,6 puntos, después de que esa horquilla se expandiese hasta los 3,5 puntos el mes pasado.

Vox se mantiene en tercer lugar con una nueva subida mensual. La extrema derecha alcanza el 19,6% tras subir 1,3 puntos desde mayo y se sitúa al borde del 20%. El partido de Santiago Abascal encadena su tercer mes al alza y con esos resultados estaría más de cuatro puntos por encima del porcentaje de votos que alcanzó el 10N.

Vox sería, además, el partido que más retiene a sus antiguos votantes, con una fidelidad de voto del 78,4%, casi 10 puntos superior a la del PP. PSOE y Unidas Podemos logran mantenerse por encima del 50%, con mejores datos para la formación morada.

Este mes, Unidas Podemos logra una subida de siete décimas que le permite situarse en el 11,1% de los votos. El grupo confederal lleva meses alrededor de esa cifra, pero no consigue remontar para igualar sus resultados en las elecciones generales de noviembre de 2019, cuanto obtuvo el 12,8% de los votos.

Por último, Ciudadanos experimenta una nueva caída, esta vez de medio punto, que le deja con los peores resultados de la serie de Simple Lógica. La formación de Inés Arrimadas no lograría sumar más del 2,3% de los votos.

Con esa distribución del voto, el equilibrio entre izquierda y derecha se mantiene prácticamente inalterado. Los dos bloques están separados por una brecha de 11 puntos, con la derecha aglutinando el 49% de los votos y la izquierda el 38%.

Yolanda Díaz es la mejor valorada, en medio de un descenso generalizado

El sondeo de junio de Simple Lógica, más allá de los cambios individuales en la valoración, deja un descenso generalizado de las buenas notas a los políticos. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se mantiene con una valoración positiva del 37,7% que la sitúa como la líder mejor valorada, pero cae más de cinco puntos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cae algo menos de tres puntos, hasta el 33,5%. Alberto Núñez Feijóo, que había llegado a ser el mejor valorado hace un par de meses, pierde más de cinco puntos, hasta el 31%.

Tras ellos se sitúa Íñigo Errejón, que baja seis puntos y medio; Alberto Garzón cae más de tres; Inés Arrimadas se deja cuatro y Ione Belarra también desciende, aunque en su caso solo tres décimas. Santiago Abascal es el único líder político que sube y añade siete décimas en su valoración positiva, aunque es el segundo con peor nota.

El PP da muestras de haber agotado el ‘efecto Feijóo’, ese impulso demoscópico que obtuvo tras el relevo en el liderazgo del partido y que le impulsó a liderar casi todas las encuestas encadenando varios meses de subidas. Ahora caen, aunque el margen ganado durante este tiempo les permite mantenerse por delante del PSOE, que también retrocede.

La encuesta de Simple Lógica para elDiario.es, realizada antes de las elecciones de Andalucía, señala ese pequeño cambio de tendencia dentro del PP. El partido había sufrido un descenso brusco de tres puntos en febrero, cuando la batalla entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado acabó con la dimisión forzada de este último.

Los populares resolvieron rápido la sucesión, con la elección de Alberto Núñez Feijóo en una competición sin rivales. Eso les permitió rebotar en los sondeos y aprovechar el tirón del nuevo liderazgo para subir seis puntos en dos meses y lograr colocarse como el primer partido en estimación de voto.

Pero los datos de junio muestran que ese impulso que provocó la renovación del liderazgo ya se ha frenado. El PP cae 2,4 puntos en un mes y obtendría el 26,8% de los votos si ahora se celebrasen elecciones generales. Aunque ese retroceso aleja al partido de luchar por alcanzar la barrera del 30%, le mantiene aún muy por encima de sus resultados electorales en noviembre de 2019 (21,2%) y aún con ventaja sobre el PSOE.

Los socialistas encadenan este mes su tercera encuesta a la baja. La única buena noticia para los de Pedro Sánchez es que ese descenso se frena; tras dos caídas fuertes en abril y mayo, el partido solo se deja ahora cinco décimas.

Si ahora se celebrasen elecciones generales, el PSOE sería el segundo partido más votado con el 25,2% de los votos, lejos de su resultados el 10N, cuando alcanzó el 28%. Los socialistas tienen ahora al PP a 1,6 puntos, después de que esa horquilla se expandiese hasta los 3,5 puntos el mes pasado.

Vox se mantiene en tercer lugar con una nueva subida mensual. La extrema derecha alcanza el 19,6% tras subir 1,3 puntos desde mayo y se sitúa al borde del 20%. El partido de Santiago Abascal encadena su tercer mes al alza y con esos resultados estaría más de cuatro puntos por encima del porcentaje de votos que alcanzó el 10N.

Vox sería, además, el partido que más retiene a sus antiguos votantes, con una fidelidad de voto del 78,4%, casi 10 puntos superior a la del PP. PSOE y Unidas Podemos logran mantenerse por encima del 50%, con mejores datos para la formación morada.

Este mes, Unidas Podemos logra una subida de siete décimas que le permite situarse en el 11,1% de los votos. El grupo confederal lleva meses alrededor de esa cifra, pero no consigue remontar para igualar sus resultados en las elecciones generales de noviembre de 2019, cuanto obtuvo el 12,8% de los votos.

Por último, Ciudadanos experimenta una nueva caída, esta vez de medio punto, que le deja con los peores resultados de la serie de Simple Lógica. La formación de Inés Arrimadas no lograría sumar más del 2,3% de los votos.

Con esa distribución del voto, el equilibrio entre izquierda y derecha se mantiene prácticamente inalterado. Los dos bloques están separados por una brecha de 11 puntos, con la derecha aglutinando el 49% de los votos y la izquierda el 38%.

Yolanda Díaz es la mejor valorada, en medio de un descenso generalizado

El sondeo de junio de Simple Lógica, más allá de los cambios individuales en la valoración, deja un descenso generalizado de las buenas notas a los políticos. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se mantiene con una valoración positiva del 37,7% que la sitúa como la líder mejor valorada, pero cae más de cinco puntos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cae algo menos de tres puntos, hasta el 33,5%. Alberto Núñez Feijóo, que había llegado a ser el mejor valorado hace un par de meses, pierde más de cinco puntos, hasta el 31%.

Tras ellos se sitúa Íñigo Errejón, que baja seis puntos y medio; Alberto Garzón cae más de tres; Inés Arrimadas se deja cuatro y Ione Belarra también desciende, aunque en su caso solo tres décimas. Santiago Abascal es el único líder político que sube y añade siete décimas en su valoración positiva, aunque es el segundo con peor nota.

El PP da muestras de haber agotado el ‘efecto Feijóo’, ese impulso demoscópico que obtuvo tras el relevo en el liderazgo del partido y que le impulsó a liderar casi todas las encuestas encadenando varios meses de subidas. Ahora caen, aunque el margen ganado durante este tiempo les permite mantenerse por delante del PSOE, que también retrocede.

La encuesta de Simple Lógica para elDiario.es, realizada antes de las elecciones de Andalucía, señala ese pequeño cambio de tendencia dentro del PP. El partido había sufrido un descenso brusco de tres puntos en febrero, cuando la batalla entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado acabó con la dimisión forzada de este último.

Metodología

Encuesta de ámbito nacional, realizada telefónicamente a una muestra de 1.055 individuos con derecho a voto en comicios generales , incluida en un estudio ómnibus. Distribución proporcional (CCAA * tamaño de hábitat y cuotas de sexo y edad). El 76% de las entrevistas se realizaron en teléfonos móviles generados aleatoriamente. El error para los datos globales, asumiendo un muestreo aleatorio simple, es de +3,07 puntos, para un nivel de confianza del 95,5%, en la hipótesis más desfavorable (p=q=50%). Las entrevistas se realizaron entre el 1 y el 09 de junio de 2022.