eldiario.es

Menú

El Cabildo admite que el Teide es un parque amenazado y "está pagando" los efectos de la mala gestión decenios atrás

El consejero insular de Medio Ambiente afirma que hay una "presión de uso" por la gran afluencia de turistas y visitantes y ello ocasiona una situación de "debilidad" en sostenibilidad ambiental, aparte de que genera contaminación

La organización ecologista Ben Magec considera que hay que prohibir pruebas como la Bluetrail para evitar la aparición de nuevos actos de vandalismo ambiental en los que muchas veces no puede identificarse a los culpables

- PUBLICIDAD -
Imagen de archivo del edificio volcánico Teide

Imagen de archivo del edificio volcánico Teide

El consejero de Medio Ambiente en el Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, ha dicho este viernes que el informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que sitúa el parque nacional del Teide entre los más amenazados en el plano medioambiental dentro de España "no tiene contestación", debido a que el espacio natural tinerfeño "está pagando las consecuencias" de la mala gestión en los últimas decenios.

El Cabildo de Tenerife es la administración pública que en la actualidad gestiona ese parque nacional,  tras ser delegadas las competencias por la Comunidad Autónoma de Canarias.

En declaraciones a los periodistas, Valbuena ha comentado, según informó la agencia Europa Press, que el estudio plantea "evidencias" derivadas de la "presión urbana" sufrida por el parque desde los años sesenta, con edificaciones, algunos macroproyectos que estuvieron en estudio o incluso "barbacoas" presentes en los años ochenta. "La mentalidad era otra", ha agregado el consejero insular del PSOE.

También ha indicado que hoy en día hay una "presión de uso" por la gran afluencia de turistas y visitantes que ocasiona al parque una situación de "debilidad" en sostenibilidad ambiental y genera contaminación por la gran afluencia de vehículos.

Por ello, Valbuena ha defendido el proceso abierto por el Cabildo tinerfeño para regular los accesos y el flujo de visitantes a través de una pequeña red de aparcamientos que funcionará a modo de "lanzadera" hacia el parque, aparte de con el cobro de servicios extras.

Valbuena ha confesado, no obstante, que a pesar de la puesta en marcha de medidas correctoras, los problemas sobre el medio ambiente aún se dejarán sentir "a corto plazo".

Críticas de las organizaciones ecologistas

También en relación con este mismo asunto, la federación ecologista canaria Ben Magec cree que es necesario prohibir eventos multitudinarios como la Bluetrail en el parque nacional del Teide para evitar la aparición de nuevos actos de vandalismo ambiental en los que muchas veces no puede identificarse a los culpables.

Hace unas semanas, se indica en una nota de prensa, "volvimos a encontrarnos con una magnífica obra de arte en el parque nacional del Teide, realizada por alguna persona carente de conciencia ambiental. Se trataba de pintadas en las rocas de este espacio natural de alta protección, un fenómeno que no es la primera vez que sufrimos. Ya en 2015 se denunció a un corredor que realizó 382 pintadas durante su entrenamiento. En aquel caso le valió la descalificación, pero ha vuelto a suceder. En la edición 2018 de esta carrera volvemos a encontrarnos con un caso similar, aunque esta vez no se ha atrapado al responsable".

Erosión del suelo, pérdidas y daños en la vegetación, molestias para la fauna, son algunos otros impactos que también suelen evidenciarse tras la celebración de esta carrera, cuyo recorrido ha sido modificado en ocasiones por la afección a parajes donde la restauración es excepcionalmente compleja, se expone en el comunicado.

Otro asunto importante "que no debemos olvidar y que ya ha dado problemas con anterioridad es la gestión de los residuos que se originan. Pero estos no son los únicos daños producidos intencionadamente al parque nacional. El año pasado, además, apareció una espiral gigante de piedras en el Llano de Ucanca. Son motivos más que suficientes para reflexionar sobre la conciencia ambiental de parte de nuestra sociedad, y sobre el ejercicio de la responsabilidad de las instituciones en la protección de nuestros parajes más frágiles", plantean los ecologistas de Ben Magec.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha