eldiario.es

Menú

La Universidad de La Laguna niega a una estudiante de Enfermería embarazada posponer sus prácticas

La alumna solicitó incorporarse al hospital al menos tres semanas después del parto, pero la vicedecana rechazó su petición alegando que “no existe como norma ningún tipo de adaptación que ampare situaciones personales”

La ULL no ha ofrecido de momento alternativas a la estudiante, que tendrá que incorporarse tres días después de dar a luz si no quiere perder la asignatura

- PUBLICIDAD -
Facultad de Enfermería de la ULL

Facultad de Enfermería de la ULL

La Universidad de La Laguna (ULL) ha rechazado la petición de posponer sus prácticas en el hospital a una estudiante de Enfermería embarazada. La alumna solicitó el pasado mes de febrero por escrito la posibilidad de retrasar estas prácticas obligatorias en la carrera para recuperarse del parto, previsto para la próxima semana. Sin embargo, la vicedecana de la Escuela de Enfermería  rechazó en un escrito su solicitud alegando que “no existe como norma ningún tipo de adaptación que ampare situaciones personales”.

La alumna explicó en una carta que envió al vicedecanato que está dispuesta a aceptar cualquier solución ya que su intención es sacar adelante el curso y mantener su beca de estudios. La opción que planteó es poder incorporarse entre tres semanas y un mes después de dar a luz. Al no obtener respuesta de la petición, desde el pasado 26 de febrero está realizando prácticas en el hospital a pesar de tener ya ocho meses de embarazo y de que está previsto que le provoquen el parto el próximo 21 de marzo.

La diputada socialista Patricia Hernández recuerda que la legislación laboral protegería a esta mujer en el caso de estar contratada ya que existe riesgo de que se encuentre trabajando en un hospital con un embarazo tan avanzado. Además, es obligatorio que la mujer descanse seis semanas después del parto. "En el caso de que fuera Médico Interno Residente (MIR) también estaría protegida", subraya.

Hernández ya ha registrado una pregunta parlamentaria por escrito para conocer cuál es el protocolo de la Universidad en estos casos y se ha puesto en contacto con el rector para trasladarle el caso e instarle a que se busque una solución. 

La asignatura por la que la alumna se ve afectada es Prácticas Clínicas, correspondiente al tercer curso del grado en Enfermería y que cuenta con 18 créditos. Para superarla es necesario hacer 450 horas de prácticas. Según la contestación por escrito del vicedecanato "en el curso académico 2017-2018 el período de prácticas abarca del 26 de febrero al 18 de mayo".

No obstante, la actividad académica de la universidad se mantiene hasta julio y, por ello, el objetivo de la estudiante es que pueda recuperar los días que falte después del 18 de mayo para que en las actas de septiembre la asignatura pueda aparecer como superada. En total, con los días que ya ha asistido a las prácticas, algo que ha hecho a pesar del avanzado estado de su embarazo por miedo a perder la asignatura, serían unos 16 días los que tendría que recuperar en mayo si se lo permitieran. 

Compañeras de estudio de esta alumna recuerdan que en esta carrera se les insiste en la importancia que tiene la lactancia materna, además de la necesidad de que una mujer tenga tiempo para recuperarse del parto. Además, aclaran que hay profesores que sí han dado facilidades estos días poniéndole jornadas diurnas y cambiándola a la zona de Nidos. 

En las redes sociales se ha producido movilización con este tema en los últimos días. Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC)  instan a la Universidad a buscar una solución inmediata y han tachado de "inadmisible" la situación. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha