eldiario.es

9

Diario Turing Diario Turing

Reseña a fondo del Nokia Lumia 920: fabricado para hacer sombra a los grandes

Su sistema operativo Windows Phone 8 funciona con fluidez y responde  bien a los gestos táctiles.

Tiene un hardware potente, comparable al de terminales como el iPhone 5, y la cámara ofrece una calidad superior, tanto en la fotografía como en la grabación de vídeo.

Funciona con el sistema operativo Windows Phone 8

Funciona con el sistema operativo Windows Phone 8

7/10

Con el Lumia 920 Nokia busca la redendición, tras hacer sido durante muchos años el mayor fabricante de teléfonos móviles y haber caído por el avace de los smartphones. El Lumia 920 es el terminal más potente de la compañía finalndesa en estos momentos y encarna las virtudes de Windows Phone 8, que fue lanzado oficialmente en octubre de 2012 con el fin de dar un impulso decisorio al sistema móvil de Microsoft.

Se trata de una doble apuesta. Tanto Nokia como Microsoft se la juegan y ambos han hecho todo lo posible por llenar de excelencia su producto. Para ello se ha construido un hardware potente, con un procesador de doble núcleo Snapdragon S4 de 1,5Ghz y memoria RAM de 1 GB. Mientras que Windows Phone se consolida con su versión 8 como una plataforma usable y sencilla.

No hay que olvidar que el Lumia 920 es un smartphone de alta gama. Nokia ha pensado en los compradores que estén dudando entre adquirir un iPhone, uno de los teléfonos con Android más punteros u otras alternativas de igual calidad. La acogida de este terminal podría marcar el principio del despegue de Windows Phone, que aspira a hacerse un hueco en el mercado de las plataformas móviles, que actualmente dominan iOS y el sistema operativo de Google.

El cuidado diseño de cubierta del Lumia 920

El cuidado diseño de cubierta del Lumia 920

Experiencia de usuario

Lo primero que llama la atención del Nokia Lumia 920 es su peso. Se trata de un terminal robusto y todos sus 185 gramos se notan al tenerlo en la mano. En comparación, el iPhone 5 pesa 112 gramos, mientras que si colocamos el Samsung Galaxy S III en una báscula marcará 133 gramos. Esto influye en que sea poco manejable con una sola mano, a lo que también contribuye el tamaño de la pantalla, de 4,5 pulgadas.

El terminal presenta un cuidado acabado de la cubierta, con los bordes redondeados. La superficie es totalmente lisa, excepto en los lugares donde hay botones y se ensambla la pantalla.

El perfil redondeado del teléfono con los botones de encendido, cámara y volumen

El perfil redondeado del teléfono con los botones de encendido, cámara y volumen

Nada más encenderlo se ve que la función táctil es ágil. El smartphone responde bien a los gestos y pronto se adivina la utilidad de los tres botones exteriores a la pantalla: el de volver, el de inicio y el de búsqueda (que dirige al usuario a la interfaz de Bing).

Las transiciones entre escenarios son fluidas y también lo es el carácter responsivo del teclado, para cambiar de vertical a horizontal y viceversa. Se escribe con comodidad, aunque a veces falla en precisión. Por ello en algunas aplicaciones básicas, como Nokia Maps, se echa de menos la posibilidad de colocar el teclado horizontalmente.

Comparando el grosor del Lumia 920

Comparando el grosor del Lumia 920

Interfaz de usuario

El Nokia Lumia 920 tiene una pantalla de 4,5 pulgadas con una resolución alta (1280x768) y una densidad de 332 ppp (píxeles por pulgada). El iPhone 5, en comparación, tiene 326 ppp, a pesar de contar con una pantalla más pequeña, que permite una mayor concentración. La lectura es fácil, debido a la amplitud del tamaño y a la definición. Las fotografías se pueden examinar incluso al detalle, haciendo zoom, sin que salgan a relucir los píxeles, mientras que la reproducción de vídeo ofrece estándares igualmente altos.

Una vez puesto en marcha el teléfono, la pantalla de inicio de Windows Phone 8 presenta un diseño muy sencillo, exclusivamente pensado para ofrecer la información de forma accesible, sin adornos. Está compuesta de accesos directos formados por recuadros de diferentes tamaños, personalizables su tamaño y su contenido. A la interfaz secundaria se llega deslizando de derecha a izquierda. En ella se encuentra una lista de todas las aplicaciones en columna.

La pantalla de inicio, a la izquierda, y la secundaria, que contiene la lista de las aplicaciones

La pantalla de inicio, a la izquierda, y la secundaria, que contiene la lista de las aplicaciones

Windows Phone 8 tiene su base en esas dos pantallas: la de inicio y la lista de aplicaciones. No permite deslizar de izquierda a derecha en la interfaz principal. Pero la interfaz de inicio es plenamente personalizable. El usuario puede introducir en ella cualquier aplicación de la pantalla secundaria. Sólo tiene que pulsar en un icono y sostener el gesto hasta que aparecerá un sencillo menú con pocas opciones, entre las que se encuentran borrar o anclar a inicio.

Hardware y software integrados

El procesador del Lumia 920, un Snapdragon S4 fabricado por Qualcomm, con dos núcleos de 1,5 Ghz, ofrece una potencia más que suficiente para las tareas básicas de un smartphone y también para otras que requieren de algo más, como la reproducción de vídeo. La memoria RAM, de 1GB, al igual que el iPhone 5 o el Galaxy S III, cumple con su cometido y en ningún momento el terminal da sensación de ahogarse por una acumulación de procesos.

Entre los tres botones que el Lumia 920 tiene fuera de la pantalla destaca el que está a la derecha, un acceso directo a la búsqueda en Bing. En todo momento el usuario puede pulsar la lupa para obtener resultados de la Red. Eso sí, utilizando sólo el buscador de Microsoft. La integración con los productos online del desarrollador de Windows Phone es total.

De hecho, nada más iniciar el smartphone y sincronizarlo con una cuenta de Hotmail o similar, todos tus contactos se sincronizan, llegando a tener mucho protagonismo en el apartado generalmente dedicado a la guía de teléfonos. Están más visibles incluso que los números que hayas guardado manualmente.

Un aspecto que llama la atención es el que se refiere al control del software. No hay una forma intuitiva para poder controlar qué aplicaciones se están ejecutando y detener su uso manualmente, con el fin de liberar de trabajo al terminal y alargar la duración de la batería.

La capacidad interna del Nokia Lumia 920 es de 32 GB, aunque la marca lo promociona con un añadido de 7 GB de almacenamiento online de SkyDrive, ya que el dispositivo debe estar sincronizado por imperativo con esta plataforma. La conexión WiFi funciona sin problema, así como el Bluetooth. La tecnología inalámbrica NFC, conocida por ser la esperanza para impulsar los pagos móviles, también está presente.

Cámara: fotos y vídeos de calidad

La cámara principal, en la parte trasera, tiene 8,7 megapíxeles, combinados con lente y flash avanzados. Todo ello hace que la calidad de imagen de las fotos sea muy buena, tanto de cerca como de lejos. El balance de blancos viene por defecto en automático, pero se puede cambiar si se necesita, al igual que otros ajustes básicos. En este aspecto el Lumia 920 es ligeramente superior al iPhone 5 y el Samsung Galaxy S III, que disponen de 8 megapíxeles en sus cámaras.

La limpieza en la imagen se debe a la tecnología PureView de Nokia, introducida por primera vez en un Windows Phone con el Lumia 920. La cámara frontal, de 1,3 megapíxeles, también dispone de una buena resolución y las fotografías salen con bastante claridad.

La grabación de vídeo es otro de los procesos que el Lumia 920 desarrolla con maestría. La cámara trasera registra imagen y sonido a 1080p, mientras que  la frontal lo hace a 720p, exactamente igual que el iPhone 5. Ambas ofrecen una experiencia de calidad, suficiente para cualquier vídeo casero, pero por sus características pueden ir más allá.

Reconocimiento de voz

Al dejar pulsado el botón externo de inicio el sistema abre una interfaz de reconocimiento de voz. Windows Phone 8 permite realizar cinco acciones comunes mediante comandos hablados. Eso sí, para utilizarlo en español es necesario un paquete de idiomas, cuya descarga la plataforma no facilita.

El sistema de reconocimiento de voz se puede ver a la izquierda, junto a una muestra de la Windows Phone Store

El sistema de reconocimiento de voz se puede ver a la izquierda, junto a una muestra de la Windows Phone Store

En inglés se puede ordenar al dispositivo llamar a un contacto, buscar información en Internet o abrir una aplicación, así como escribir un mensaje a alguien o poner una nota de recordatorio. En general, aparte de los deslices en pronunciaciones el reconocimiento de voz tiene una precisión estándar.

Aplicaciones

Uno de los aspectos que destaca al poco de empezar a utilizar Windows Phone 8 es la información sobre privacidad. Ante cualquier acción que vaya a tener efectos sobre este campo se despliega un aviso. El terminal ofrece indicaciones continuamente de las condiciones que está aceptando el usuario a cada paso, lo que a veces puede resultar excesivo.

La descarga de aplicaciones no es una excepción y las condiciones de privacidad están detalladas exhaustivamente. La tienda online del Lumia 920 ofrece distintos tipos de servicios. Están integradas en ella las ofertas de Nokia y de Microsoft. Música y juegos son dos apartados centrales, junto al resto de contenido.

La Windows Phone Store dispone de las aplicaciones más populares (no podía faltar Whatsapp o Angry Birds), pero hay cierta escasez de otros contenidos menos conocidos. Pese a las más de 125.000 aplicaciones con que cuenta, no se puede comparar aún con las más de 700.000 disponibles en Google Play, para Android, o las más de 775.000 de la App Store, para iOS. En todo caso, durante 2012 la tienda online de Windows Phone ha experimentado un enorme crecimiento y todo indica que seguirá siendo así, teniendo en cuenta la atención que Microsoft viene prestando a los desarrolladores móviles en los últimos dos años.

Algunas de las aplicaciones marca Nokia ofrecen buenos resultados y en ciertos aspectos están a la altura de las alternativas mayoritarias. Nokia Maps, por ejemplo, es muy precisa en la localización del usuario, hasta el punto de diferenciar si éste se encuentra en la acera o en un carril de la calle.

Lo mejor y lo peor

El Nokia Lumia 920 tiene como principales puntos fuertes:

- Características técnicas: El Nokia Lumia 920 es técnicamente muy potente. Se ha fabricado con los más altos estándares de hardware.

- Fluidez: Responde muy bien a los gestos táctiles y las transiciones de pantalla son agradables a la vista.

- Cámara: Tiene una gran calidad y es capaz de tomar fotografías y vídeos en alta definición.

Pero también tiene inconvenientes:

- La omnipresencia de los productos de Microsoft en la estructura del terminal: Ver todos los contactos de Hotmail en tu agenda, cuando quieres buscar un número de teléfono para llamar a alguien – y no una dirección de email – puede llegar a ser algo molesto.

- El peso: Sus 185 gramos hacen que el dispositivo sea incómodo para manejar con una sola mano.

Conclusión

Nokia ha creado un terminal avanzado, con prestaciones de alta gama, al que ha puesto también un precio alto (669 euros es lo que costaría libre). El Lumia 920 está pensado para algo más que ser un teléfono con conexión a Internet. El contenido multimedia se reproduce y se registra con unos estándares de calidad altos. La apuesta por el software y la tienda online es también ambiciosa.

Aún le queda a Nokia – y a Microsoft – recorrido para estar realmente a la altura de sus rivales más prestigiosos, pero este terminal marca el camino a seguir.

Especificaciones

Resolución de pantalla: 1280x768
Procesador: Qualcomm SnapDragon S4 de doble núcleo a 1,5 GHz
Memoria RAM: 1 GB
Almacenamiento: 32 GB + 7 GB de SkyDrive
Cámara trasera): 8,7 megapíxeles
Cámara frontal: 1,3 megapíxeles
Conectividad: WiFi, 3G, Bluetooth 4.0, NFC
Batería: 460 horas de tiempo en espera y 10, 8 horas en conversación 3G
Peso: 185 gramos


Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha