eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Jaén provincia, entre el voto rural que acapara el PSOE y el urbano que aúpa a partidos emergentes

Las fuerzas emergentes se quedan en las grandes poblaciones con la excepción de Ciudadanos, que se presenta en Santiago-Pontones, uno de los núcleos más dispersos y alejados de la capital.

Los populares podrían perder, por el desgaste y la presión de los partidos emergentes, municipios emblemáticos como Andújar o Úbeda.

Con los resultados de las autonómicas y la fragmentación del voto, el PSOE se mantiene a la cabeza de la Diputación.

- PUBLICIDAD -
Paco Reyes con Susana Díaz en un acto electoral en Jaén.

Paco Reyes con Susana Díaz en un acto electoral en Jaén.

En Jaén la fragmentación del voto propiciado por las fuerzas emergentes afectará más al Partido Popular que al PSOE. El segundo tiene más arraigo en los núcleos rurales en Jaén 82 de los 97 pueblos tienen menos de 10.000 habitantes. Además, en 30 de ellos los ciudadanos eligen solo entre esas dos fuerzas, lo que facilita el camino para que los socialistas mantengan, durante otros cuatro años, la Diputación. Gobiernan esta institución con mayoría absoluta desde 1979.

En las últimas municipales, los socialistas jiennenses mantuvieron el tipo frente a un hegemónico PP y pese a hundirse casi 7 puntos, sacaron un 3% de margen a los populares. La extrapolación de los resultados de las autonómicas son traquilizadores para el PSOE porque, a pesar de la pérdida de votos, copa un 48% de los sufragios. Un dato que lo situa en niveles de 2007, cuando solo quedó como bastión popular, entre los núcleos más poblados, el Ayuntamiento de Andújar.

En los grandes núcleos, los populares se ven amenazados por fuerzas emergentes que pueden arrebatarles alcaldías emblemáticas y rebajar su presencia en la Diputación. De hecho, solo el socialista Francisco Reyes ha confirmado que opta a revalidar el cargo de presidente. Los populares no han dado nombres y todo apunta más a su falta de expectativas que a reservar al candidato. La presidencia de la Diputación ha sido siempre la principal aspiración del actual alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya.

30 pueblos para el bipartidismo

Solo los dos grandes partidos han presentado candidaturas en los 97 pueblos de la provincia de Jaén. Y no sin dificultades, el Partido Popular no presenta suplentes en más de media docena de pueblos. Entre las fuerzas alternativas solo hay una excepción de concurrencia en el el medio rural: Santiago-Pontones, un municipio situado en los confines del parque natural de Cazorla, Segura y las Villas, con poco más de 3.000 habitantes dispersos en casi 40 aldeas. Allí, Ciudadanos presenta una candidatura que intentará hacer frente al actual equipo socialista.

C’s ha desarrollado su estructura provincial en apenas dos meses y espoleado por los resultados de las autonómicas. Se presenta en 9 municipios incluida la capital. De hecho, su única posibilidad de alcanzar la Diputación sería por el partido judicial de Jaén si obtuviera más de 15.000 votos con la suma de candidaturas entre Jaén y Torredelcampo.

UPyD tiene una presencia mínima, tras la fuga de militantes a C’s, aunque sorprende su presencia en municipios como La Guardia, en el área metropolitana de la capital donde concurre con lista propia.

La atomización del electorado independiente

En La Guardia se da otra de las singularidades de estas elecciones: un partido independiente, fraguado en torno a la dotación de servicios a las zonas residenciales que rodean el municipio. Tradicionalmente en la provincia de Jaén se presentan un elevado número de agrupaciones independientes. En torno a una veintena en estos comicios. Hay poblaciones en las que existe una larga tradición de electorado al margen de los partidos convencionales. Tanto es así que llega a concurrir más de una candidatura de este perfil. Es el caso de Villanueva del Arzobispo donde coinciden la Agrupación por Villanueva (AxV) y la Agrupación de Electores Independiente de Villanueva (AEIV). También de la vecina Villacarrillo donde concurre la Federación Andaluza de Independientes (FADI) y la Plataforma Ciudadana de Villacarrillo (PLCV).

También hay casos singulares como el de Villanueva de la Reina donde concurre por primera vez la Unión Democrática de Villanueva y la Quintería, encabezada por Roque Lara, el que fuera primer alcalde democrático de la localidad desde 1979 y el único que conoció hasta 2010. Año en dejó la alcaldía y su escaño de diputado provincial por el PSOE para ser delegado de Agricultura.

Bailén es otro de los pueblos emblemáticos. Los pactos de gobierno son la tónica de un municipio en el que amén de los cuatro partidos más arraigados (PSOE, PP, IU y PA, que presenta 20 listas en la provincia) concurren Equo (en la única lista en solitario de la provincia), la Agrupación Independiente de Bailén y el alternativo Todos por Bailén.

11 focos de dispersión para el voto de izquierda

Contando la capital, los movimientos sociales surgidos al amparo del 11-M y Podemos se presentan en 10 municipios. Son los once focos donde se dispersa aún más el voto de izquierdda Tal como pidió Podemos la fórmula será la agrupación de electores en todos esos casos y sin coletillas que les aseguren presencia en la Diputación. Así, movimientos como Imagina Baeza, Ibros entre todos o Entre todos Torreperogil aparecen como alternativa que puede restar fuerza a una debilitada Izquierda Unida y la alejan de la Diputación, donde no está presente desde 2011.

La coalición concurre en 57 pueblos y pierde presencia en alguno como Marmolejo, donde ha pasado de ostentar el gobierno municipal con el apoyo del PP a no presentar candidatura, después de que el alcalde haya abandonado IU para encabezar la lista del PA.

Los grandes núcleos que podrían cambiar de manos

Jaén solo tiene 6 poblaciones con más de 20.000 habitantes: Andújar, Úbeda, Alcalá la Real, Linares, Martos y la capital. El PSOE solo gobierna Alcalá y Linares. Este último en minoría. Sus 60.000 habitantes tienen nueve opciones, incluidas dos grupos independientes, VOX, C’s y UPyD, además de los 4 clásicos. El socialista Juan Fernández puede vérselas aún peor para formar un gobierno si el equilibrio de fuerzas se asemeja a las autonómicas. Pero con un incentivo, que este municipio es el único de su partido judicial por lo que además hay en juego 2 diputados provinciales que la fragmentación del voto pueden otorgar casi de forma automática a PSOE que en las autonómicas obtuvo en ese municipio más votos que PP y C’s juntos.

En Úbeda la situación es similar la inestable mayoría del actual alcalde del PP, José Robles, puede ser fagocitada por C’s, la Unión Democrática Ubetense o por la Iniciativa Popular Ubetense –que encabeza la ex concejala popular Luisa Leiva-, mientras que Úbeda quiere robará electores en Izquierda Unida. En las autonómicas la lista más votada fue el PSOE, con un 35% de los votos. Si el esquema se reproduce, la candidata Antonia Olivares tendrá que formar un frente multicolor en la que Úbeda quiere –la versión local de Ganemos- será elemento clave.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha