eldiario.es

Menú

Garzón ve "muy improbable" un pacto entre IU y PSOE en Andalucía aunque "decidirían los militantes"

El candidato a la Presidencia del Gobierno asegura que "no nos estamos jugando las próximas elecciones sino las próximas generaciones".

- PUBLICIDAD -
Alberto Garzón asegura que "no nos estamos jugando las próximas elecciones sino las próximas generaciones"

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno de la Nación, Alberto Garzón, ha puesto de relieve este domingo que en Andalucía y en España "no nos estamos jugando las próximas elecciones sino las próximas generaciones", asegurando que lo que está en juego en las urnas "es el orden social" y que Izquierda Unida estará ahí, con una propuesta "modesta pero revolucionaria".

Así lo ha defendido en un encuentro con la Red de Sindicalistas, celebrado en el parque sevillano de Los Perdigones, y al que ha acudido junto al candidato de IU a la Alcaldía de Sevilla, Daniel González Rojas, y al candidato de la formación por Sevilla al Parlamento andaluz Joaquín Távora.

Durante su intervención, Garzón ha puesto en valor que lo "único positivo" que ha dejado la crisis económica en este país es que "ha impugnado" la forma de pensar que "nos han impuesto" durante años, "asegurándonos que no había una alternativa al bipartidismo". A su juicio, "ahora estamos en condiciones de imaginar una sociedad diferente" y es en este contexto, insiste, en el que Izquierda Unida se ha propuesto el "ambicioso" reto de "construir un nuevo país".

Asimismo, ha incidido en la idea de que, en estos momentos, hay que elegir "hacia qué modelo de sociedad caminamos" porque la derecha "ya lo sabe" y, añade, "va hacia el capitalismo, que sólo puede salvarse arrasando con todas las conquistas sociales y económicas".

En esta línea, ha continuado Garzón, hoy en día "existe la categoría de trabajadores pobres, y son aquellos que incluso creen que es un privilegio cobrar una cantidad determinada, aunque no le permita llegar a fin de mes". De hecho, el líder de la formación de izquierda ha lamentado que el 93 por ciento de los contratos que se firman desde que comenzara la crisis "sean temporales".

De esta forma, ha criticado que "nos hayan convertido" en un modelo donde se generalizan sectores volátiles, como el turismo o la construcción, ya que ello implica, según ha dicho, "que tengamos unas relaciones laborales proporcionadas de baja cualificación y enorme estacionalidad" y que son el resultado de la "precariedad imperante en nuestro país".

Por este motivo, ha hecho hincapié en la necesidad de "modificar las bases de nuestra estructura productiva", alegando que "no se puede construir una economía desarrolla sin industrias de alto valor añadido", al ser las que nos permiten competir "por la vía del incremento de la productividad".

UN PACTO IU-PSOE "ES MUY IMPROBABLE"

De otro lado, el candidato de Izquierda Unida al Gobierno central ha indicado que ve "muy improbable" una reedición del pacto entre el PSOE e IU en Andalucía aunque, recalca, "serían los militantes quienes lo decidirían si se diera el caso".

Asimismo, se ha referido a la fábula de "la rana y el escorpión" para resumir lo que, a su juicio, ha hecho el partido de la actual presidenta de la Junta, Susana Díaz, con la formación. Y es que, según Garzón, "de la misma forma que el escorpión pidió a la rana que lo ayudara a cruzar el río, prometiendo no picarle, finalmente rompió su promesa" con la única excusa de que, ha parafraseado, "está en su naturaleza".

Así las cosas, el dirigente de IU ha defendido la necesidad de hacer "pedagogía política" para que la gente se convenza de que la solución al ciclo político que se vive "tiene que ser colectiva y no individual" y para entender que "como decía Marcelino Camacho, los derechos se conquistan sin pedir permiso". 9.400 MILLONES EN UN PLAN DE EMPLEO

Por otra parte, Alberto Garzón ha defendido que entre las propuestas de IU está invertir 9.400 millones de euros del presupuesto en un plan de empleo, "como medida de emergencia, que permita salir del paro a un millón de desempleados", en principio con sueldos entre los 900 y los 1.200 euros, "para comenzar a reconstruir así la situación económica" por la que atraviesa España.

Y aunque reconoce que muchos tachan esta medida de "utópica", ha apostillado, "son los mismos que defendían que la inversión de 17.000 millones en el rescate del sistema financiero no lo era" y, ha sentenciado, "no lo ha sido".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha