eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Antonio Orejudo

Antonio Orejudo (Madrid, 1963) es autor de cuatro novelas. Ha sido colaborador de El País, Público y Cadena SER. Doctorado en Estados Unidos, durante siete años trabajó como profesor de Literatura española en diferentes universidades de aquel país. Ha sido investigador invitado en la Universidad de Ámsterdam. Desde 1997 es profesor titular en España.

Sobre el PZOE y otras herencias recibidas

Usted ha acuñado las siglas PZOE (Partido Zombi Español) para explicar la evolución del PSOE. Qué sensación le ha producido el congreso extraordinario.

Una horrible sensación de dejà vu, la desazonadora impresión de que nada ha cambiado. Las casas de apuestas ni siquiera permitían hacer quinielas con los miembros de la ejecutiva. Todo decepcionante: este fin de semana he estado leyendo la prensa, y es curioso que sean los periodistas más conservadores los más interesados en la consolidación del liderazgo de Sánchez.

Lo que no podemos negarle al PSOE es su esfuerzo por democratizar su funcionamiento.

Seguir leyendo »

Sobre Sánchez y otros manifiestos

Siempre nos toca publicar esta autoentrevista el mismo día que se producen los grandes acontecimientos de nuestra Historia, y tengo que esperar una semana para preguntarle por ellos. ¿Qué le ha parecido la elección de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE?

Como decía un tuit, ahora mismo no recuerdo de quién, lo primero que tendría que cambiarse el nuevo secretario general del PSOE es el nombre, porque dices “Pedro Sánchez” en la consulta del médico y se te ponen en pie siete tíos. El tuit proponía que se lo cambiara por el de Max Power, pero a mí no me acaba de convencer como nombre para un  Secretario General socialdemócrata. El otro día leí que “Sánchez y Díaz” habían propuesto no sé qué, y me costó trabajo saber a quién se refería.

Apellidándose usted Orejudo, no es extraño que Sánchez y Díaz le resulten anodinos. Sin embargo, no parece que el nombre sea lo más importante en política.

Seguir leyendo »

Sobre el secretario general de la nueva UCD

Usted, que es profesor titular de universidad, que se preparó, hemos de suponer que con cierto esfuerzo, una oposición para obtener su plaza ¿qué opina del puesto honorario que el rector de la Complutense acaba de ofrecerle a Pablo Iglesias?

Lo que el rector le ha ofrecido no es una plaza propiamente dicha, sino una especie de acreditación para que Pablo Iglesias, que tuvo que renunciar a su puesto en la Universidad para desempeñar su cargo en el Parlamento Europeo, siga vinculado a la Complutense. Y me parece bien. Me parece que el rector cumple con su obligación de retener en la institución a las figuras destacadas de cada disciplina. Y más, si se trata de un antiguo profesor. Si yo fuera alumno de Políticas, me gustaría recibir clase de Pablo Iglesias, aunque solo fuera para discutirle la nota. Uno de los grandes problemas de la Universidad es su escasa cintura, sus dificultades para contratar aquí y ahora a gente interesante y capacitada para impartir clase. Además, siendo el rector hijo de Santiago Carrillo, nos vamos a divertir mucho con las reacciones de Esperanza Aguirre y la extrema derecha, que hablarán de sin duda de conspiración y nepotismo comunista.

¿Qué parece la querella de Pablo Iglesias a Esperanza Aguirre, y la reacción de la política madrileña pidiendo que done el dinero del pleito a las víctimas de ETA?

Seguir leyendo »

Sobre el control de los medios

36 Comentarios

Vaya revuelo que se ha armado con las palabras de Pablo Iglesias reclamando control público sobre los medios de comunicación.

Todo el mundo critica a Podemos, pero ahora mismo es Pablo Iglesias el que marca la agenda de discusión política.

¿Está de acuerdo con sus palabras?

Seguir leyendo »

Sobre el adiós a Rubalcaba

¿Qué opinión le merece el anuncio de que Rubalcaba deja la política?

Melancolía, como siempre que alguien se va. Me parece que fue ayer la primera vez que lo vi en televisión. Seguro que él también recuerda aquel debate con el Sindicato de Estudiantes cuando solo había una televisión. Rubalcaba es el último miembro de la generación de Felipe González, la que llevó a la socialdemocracia española a lo más alto.  Pero también la que originó su decadencia. Los nacidos entre 1941 y 1951 subieron al poder con las mismas ansias de cambio que Pablo Iglesias, el de Podemos. Pero lo que dieron al ilusionado electorado que los apoyó con una abrumadora mayoría no fue un cambio, sino un cambiazo. El episodio de la OTAN resume muy bien la imposible torsión ideológica de aquellos políticos. Allí arranca la crisis del PSOE, cuyos lodos estamos viviendo estos días. Rubalcaba es el último superviviente de aquellos polvos. Sus compañeros más mayores disfrutaron de las mieles del éxito, que conocieron bien jovencitos; y supieron retirarse a tiempo. Muchos de ellos contemplan ahora el naufragio desde seguro puerto.

Eso le iba a decir, que Rubalcaba ha tenido la decencia de quedarse hasta el final, como quien dice. Supongo que cuando habla de seguro puerto, se está refiriendo a los retiros dorados de Felipe González, Magdalena Álvarez, Elena Salgado, José Bono... Rubalcaba vuelve a la universidad.

Seguir leyendo »

Sobre Felipe VI

Tenía pensado empezar esta entrevista refiriéndome a la semana histórica que acabamos de vivir (por la coronación de Felipe VI), pero estoy seguro de que usted me habría contestado como si yo me estuviera refiriendo al fracaso de la selección española. ¿Me equivoco? ¿Habría hecho usted el chiste irónico que siempre hace?

Claro que se equivoca. Reconozco que soy un poco iconoclasta; pero todavía soy capaz de discernir cuándo un acontecimiento es histórico. El fracaso de la selección es una simple vuelta a la normalidad. Y espero que por mucho tiempo. Si existe algo capaz de estimular un levantamiento popular es la frustración deportiva. Sin frustración deportiva nunca habrá revolución.

¿Le invitaron a la recepción de los nuevos reyes?

Seguir leyendo »

Sobre el PSOE

¿Qué impresión le dan los candidatos que hasta el momento han manifestado su intención de presentarse a secretaria general del PSOE?

Pérez Tapias me merece respeto como reserva espiritual, pero no me lo imagino renovando a PSOE en los términos que se necesita, demasiado mayor para conectar con el electorado que ha dejado de votar socialista; el tal Sánchez me parece guapetón. Sería un buen cartel, no lo niego. Pero solo eso: un cartel. Y al otro no lo conozco de nada. El único que me produce una cierta curiosidad es Eduardo Madina, siempre me la ha producido, pero estas cosas que se leen últimamente sobre su vinculación a una parte del aparato, y en especial a Rubalcaba, me decepcionan un poco. Es cierto que en un partido tan esclerótico y vertical como el PSOE es necesario arrimarse a alguien con poder si se quiere sacar la cabeza, pero temo que su relación con lo peor del partido sea algo más que un simple apoyo para tomar impulso. Entre ellos seguro que se conocen de haber ido a las colonias esas que organizan los socialistas para sus cachorros. Pero los espectadores no sabemos nada de ninguno de los cuatro. Ahora, igual que le digo eso le digo que el único que ha cambiado algo en el PSOE —y sin haber tocado pelo todavía— es Madina, que ha conseguido que en la elección del secretario general participe toda la militancia. Me hace gracia que los viejos partidos como el PSOE se muevan hacia el asambleísmo mientras que los nuevos como Podemos se piensen si no sería mejor organizarse con delegados (risas).

¿Habría preferido a Susana Díaz?

Seguir leyendo »

Entrevista a Antonio Orejudo sobre la dimisión del rey

Hace un año por estas fechas usted le escribió a Juan Carlos de Borbón una carta en la que le pedía que renunciara al tuteo y a su cargo. ¿Recibió respuesta?

Nada, ni un acuse de recibo. Ni una carta airada al director por parte de un monárquico. Ni una miserable sugerencia de censura tipo El Jueves por parte de la Casa Real. Nada. Por no hacer, el rey no hizo ni ademán de tratar de usted a los ciudadanos; ha seguido erre que erre, tuteándonos hasta el final.

¿Qué sintió usted el lunes pasado cuando se enteró de la abdicación?

Seguir leyendo »

Entrevista a Antonio Orejudo sobre la casta y la caspa

La semana pasada no pude preguntarle por el resultado de las elecciones, así que le pregunto ahora.

Yo, que siempre he sido muy escéptico con el poder de las elecciones para cambiar las cosas de raíz, tengo que comerme mis prejuicios.

¿Han empezado a cambiar las cosas?

Seguir leyendo »

Entrevista a Antonio Orejudo sobre la limpieza de las redes

Como a la hora de hacer esta entrevista todavía se está votando, no puedo preguntarle por los resultados de las europeas, así que le voy a preguntar por la intención del ministro Fernández de limpiar las redes. ¿Qué le parece?

Me parece lógica en un ministro de la policía. Al fin y al cabo, policía significa limpieza y aseo. Lo que me inquieta es el concepto de limpieza que tiene Fernández, muy diferente, me temo, del mío. Me extraña su obsesión con las redes sociales, donde hacer, lo que se dice hacer, no se pueden hacer muchas cosas, sino solo decirlas. Quiero decir que en Twitter no se puede exterminar judíos ni poner bombas ni matar gente.

¿Le parece a usted que es menos grave incitar a la violencia que poner una bomba?

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- Blogs asociados -

- PUBLICIDAD -