eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jesús González Pazos

Miembro de Mugarik Gabe.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 7

Criminalizando la defensa de los derechos

Pasados unos años ya desde la implantación del neoliberalismo y aunque empieza a dar serias muestras de agotamiento, urge revisar la relación entre este sistema y los derechos humanos. La característica fundamental en este campo se podría enunciar en una sencilla y clarificadora regla: en la misma proporción que ha crecido el poder del sistema financiero y de los mercados con su insultante acumulación de riqueza, se han reducido y recortado las libertades y derechos de los pueblos y personas. En esta relación ha crecido también la brecha de la desigualdad por la falta de redistribución de la riqueza, lo que va a incidir también de forma directa sobre el cumplimiento de determinados derechos como, por ejemplo, los que corresponden a una educación y salud universal y gratuita, a desplazarse libremente, o a una vida digna para todas las personas y no sólo para quienes pueden pagarse esos servicios tras los procesos de privatización.

De esta forma, y aunque vistos los acontecimientos políticos y económicos de los últimos años,  es posible afirmar que se ha entrado en las fases finales de este injusto sistema, hoy los procesos de criminalización y persecución contra quienes defienden los derechos humanos y alternativas al modelo dominante aumentan y se multiplican en todo el mundo. Alguien podría pensar que es esta una afirmación exagerada y alarmista; hacemos por eso un breve recorrido por tres ámbitos que han visto en estos años redoblarse las actuaciones en contra de los derechos.

Seguir leyendo »

Geopolítica de la comunicación en América Latina

El anterior presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pasa a la memoria colectiva en gran medida como un “presidente bueno”. De una parte por su imagen pública, de otra, al establecerse la irremediable comparación con las primeras decisiones del actual. Sin embargo, la realidad es otra. Solo dos hechos: de una parte, mantuvo a su país en todas y cada una de las guerra abiertas que tenía al llegar a la presidencia, pese a haber prometido su salida de la mayoría, y no cerró la ilegal cárcel de Guantánamo manteniendo allí a decenas de personas, nunca juzgadas en ningún tribunal y, por lo tanto, detenidas durante años en la más absoluta ilegalidad. Esto dice poco de su concepción y respeto a los derechos humanos y de los diferentes pueblos a decidir su presente y futuro sin intromisión de terceros. Pero además, en el plano interno, durante su mandato son inocultables los continuos episodios de racismo y discriminación contra la población negra a lo largo de todo el país y en especial los protagonizados por las fuerzas policiales, dando lugar a levantamientos y protestas como hacía años no se producían. Y esto durante la presidencia del primer mandatario negro de la historia estadounidense.

Pues bien, a pesar de ello y tal y como se señala al principio, Barack Obama se ha ido de la Casa Blanca con una cierta y popular buena imagen. Sin duda, entre otros actores, pero de forma determinante, han contribuido a ello los grandes medios de comunicación, los lobbys de la imagen y la información.

Seguir leyendo »

RGI: una foto de dignidad con 63.000 familias

Prácticamente todos los días desayunamos, comemos o cenamos con alguna noticia en la que  el eje fundamental es la mejora de la situación económica. Normalmente, las mismas están protagonizadas por las instituciones vascas y el empresariado. Así sabemos de nuevas ayudas a la industria, firmas de acuerdos con la patronal vasca, imágenes de inauguraciones de nuevas plantas de producción o planes de formación profesional y prácticas baratas en empresas. La tónica general es una mayoría de hombres empresarios y satisfechos, de la mano de las autoridades compartiendo fotos y desayunos de trabajo. Como decimos, la idea machacona a transmitir es que la crisis que nos asoló ya está revirtiendo y entramos nuevamente en la senda del desarrollo y el crecimiento.

Es curioso (o no) que también hay otras noticias importante en este mismo campo, que no suelen ocupar tanto espacio o, cuando menos, son presentadas de forma distinta. Unas veces con sutileza, otras, de forma enrevesada y difícil de entender en su totalidad. Nos referimos a aquellas que nos hablan de que “nuestro empresariado” no es tan modelo ni tan motor de la recuperación. Son informaciones que nos hablan de la privilegiada y sostenida disminución de impuestos a las empresas y sus beneficios o, sobre el fraude millonario que todos los años “aflora” y que también protagoniza esta misma parte de nuestra sociedad.

Seguir leyendo »

Comunicación o pensamiento único

Hace ya muchos años que los medios de comunicación masivos, en el mundo occidental cuando menos, fueron acertadamente calificados como el “cuarto poder”. Aquel que nos entretiene, que nos ayuda a evadirnos de los problemas diarios, aquel que nos informa de lo que ocurre en cualquier rincón del mundo. Pero también quien, en gran medida, hoy trabaja para las élites políticas y económicas que definen nuestras sociedades y el modelo dominante; esos medios que nos manipulan y que nos empujan a pensar y actuar de una determinada forma (construyen hegemonía) al ocultarnos o tergiversarnos la realidad.

Esto lo hemos visto, por ejemplo, en los últimos tiempos cuando nos hablaban de la crisis y la caracterizaban como solo económica mientras nos ocultaban que ésta no era puntual, sino estructural a ese sistema dominante, que esconde por lo tanto también una profunda crisis política, medioambiental, de valores, ideológica. Pero, lo podemos también percibir cuando hoy leemos o escuchamos desde el altavoz que son estos medios masivos que la recesión ha acabado y entramos de nuevo en las sendas del crecimiento. Mientras esto ocurre se ocultan o minimizan los millones de personas empobrecidas por la crisis, aquellos que con trabajos precarios y temporales ni tan siquiera pueden llegar a fin de mes, o los millones de hombres y mujeres que tienen de emigrar para encontrar un futuro que no hay en sus países.

Seguir leyendo »

Tierra, Territorio y Vida

La teoría política, especialmente aquellas corrientes más preocupadas por procurar cambios profundos hacia la justicia social y la redistribución verdadera de la riqueza, históricamente se ha preocupado por el uso y abuso sobre la tierra. Todos guardamos en alguna parte de nuestra memoria, y así es colectiva, frases históricas cargadas de cierta heroicidad, como es el caso de “la tierra para quien la trabaja” o, “tierra y libertad”. Reivindicaciones permanentes que de una u otra forma han atravesado épocas y tiempos muy lejanos hasta nuestros días.

Hay quienes argumentarán rápido que esto son consignas felizmente superadas y propias de ideologías viejas. Ante ello solo habría que dejar hablar y, sobre todo, escuchar por ejemplo al movimiento jornalero en Andalucía, al sin tierra en Brasil o a los millones de personas campesinas que en México han sido expulsadas del campo tras la entrada en vigor de los tratados de libre comercio firmados por este país con Canadá y Estados Unidos.

Seguir leyendo »

El fin del ciclo neoliberal

En los últimos años hay una interesada discusión sobre el fin del llamado ciclo de los gobiernos progresistas en América Latina. El calificativo de interesada viene dado por el hecho de que, en la mayoría de los casos, el objetivo principal posiblemente no sea tanto establecer una discusión válida y necesaria sobre esa posibilidad, sino por el contrario, dejar sentado a priori que ese final es real y que el mismo se viste además de múltiples fracasos. No vamos a alimentar aquí esta cuestión aunque, reiteramos, sería siempre una discusión válida desde los parámetros del análisis político, pero no es ese el objeto de estas líneas.

Por el contrario, mantenemos en este texto que, aunque intencionadamente ocultado, si asistimos en estos años al fin del ciclo neoliberal. Esta afirmación puede resultar sorprendente a muchas personas e incluso ser descalificada automáticamente, ya que bien pudiera parecer que este sistema goza de un inmejorable momento político. Pero trataremos de aportar algunos elementos que demuestren lo arriba afirmado.

Seguir leyendo »

Desarrollo alternativo o alternativas al desarrollo

Hace escasas semanas el huracán Matthew cruzaba Haití, para después continuar su camino a través del oriente cubano y golpear las costas estadounidenses, y todo ello antes de su regreso y desaparición en el océano. El fenómeno natural por fin se debilitaba, pero la catástrofe humana aumentaba. Así, en este último país, el huracán produjo algo más de una decena de muertes, mientras en Cuba no hay ninguna víctima reportada. Sin embargo, Haití, nuevamente sufrió el golpe de la miseria y los primeros datos nos hablaban de más de 800 muertes, muertos sin nombres, sin fotos en la prensa. Evidentemente, a esos datos se sumaban las miles de personas heridas, el riesgo de agudización del cólera y otras enfermedades, la violencia sexual contra las mujeres y niñas y las enormes pérdidas en cosechas, ganado e infraestructuras.

De esta forma, el mundo volvía a recordar que Haití existe pero, una vez más, este recuerdo duraría unas pocas horas. Haití no es un paraíso para el turismo, tampoco tiene, aparentemente, grandes riquezas que explotar, salvo la que supone la vida humana y ésta en el sistema capitalista dominante, sabido es que vale muy poco si pertenece a las grandes mayorías empobrecidas.

Seguir leyendo »

Emprendedores a cualquier precio

En los últimos meses el discurso dominante de la clase política tradicional de este país es que ya pasamos lo peor de la crisis e iniciamos la remontada. Volvemos a ser un país en crecimiento, en pleno desarrollo y, además, “no vamos a dejar a nadie atrás”. Bueno, igual se nos quedan algunos cientos de miles; aquellos y aquellas que siguen en el desempleo, quienes encuentran trabajo precario y temporal que no les permite llegar a fin de mes, otras a quienes habrá que desahuciar por impagos varios, muchos a quienes se cierran las fronteras pese a huir de la guerra o la miseria, mujeres que seguirán haciendo el invisible trabajo de cuidados y jóvenes que tendrán que emigrar en busca de un futuro laboral y proyecto de vida que aquí no tienen. Pero a estos miles de hombres y mujeres los invisibilizamos, los hacemos desaparecer de los informativos y reportajes de interés periodístico y volvemos a dibujar una irreal sociedad de individualismo, confort y consumo, en crecimiento continuo y constante.

Precisamente, en esta línea de actuación será importante aprovechar, hasta sus últimas consecuencias, los nuevos marcos sociales y políticos que la crisis ofrece a quienes han creado y modelado la misma en su propio beneficio. Reconstruimos una sociedad que sale de la crisis y es importante aprovechar el momento para eliminar toda oposición consciente y crítica al sistema ahora dominante. Éste, el neoliberalismo, lo lleva intentando hace varias décadas. Así, desde su implantación y desarrollo a partir de las políticas reaganistas y thatcherianas en la década de los 80 del siglo pasado y, en paralelo, desde la caída de los referentes equívocos de la izquierda al finalizar la llamada guerra fría, el neoliberalismo ha tratado de construir una nueva sociedad de dominio absoluto de los mercados sin oposición de las grandes mayorías y desideologizada. Esto explica que hoy el 1% más rico del planeta tenga tanto como el restante 99%, y ni así esa ínfima minoría se conforma, aspira a más.

Seguir leyendo »

Defensa de la vida y la naturaleza frente a las empresas transnacionales

Nos situamos ante un nuevo Día Internacional de los Pueblos Indígenas que, según Naciones Unidas, se celebra el 9 de agosto y, al mismo tiempo, todavía recordamos el asesinato el pasado día 3 de marzo, en Honduras, de la activista lenca Berta Cáceres. Pero, si bien su muerte y la de otros líderes/as ha dado pie a un incipiente interés internacional por lo que está ocurriendo con las personas defensoras de la naturaleza, tenemos que reconocer que ésta es todavía una guerra de baja intensidad que se mantiene en gran medida oculta. Y esto dado que, cada vez más, está dirigida en todo el mundo desde los intereses económicos de las empresas transnacionales. Es por ello, y a pesar del cierto eco internacional del asesinato de la dirigente indígena, que no se ha conseguido aún visibilizar otro dato que sobresale en esta dura estadística, como es el hecho de que quienes proporcionalmente más muertes y represión están sufriendo y, por tanto, quienes protagonizan por encima de otros sectores la defensa de la naturaleza, son los pueblos indígenas.

En cierta forma, seguimos pensando que la lucha por la defensa del medio ambiente, por la tierra, es solo patrimonio de occidente, de algunas de sus instituciones y de sus organizaciones medioambientalistas. Pero no es así y los dramáticos datos lo atestiguan: de los más de 1000 asesinatos cometidos entre los años 2002 y 2014 contra quienes defienden el medio ambiente, el 40% fueron personas indígenas. Y todo pese a que estos pueblos son un escaso 5% de la población total del planeta. Pero lo anterior solo sobre informes conocidos y contrastados, ya que los estudios dicen que hay un alto número de asesinatos de los que nunca se llegan a tener noticias.

Seguir leyendo »

Geopolítica española en América Latina

Sin duda, el hecho de haber sido un imperio extendido por una gran parte del mundo que se consideraba conocido entre los siglos XVI y XVIII, debe de marcar fuertemente la psicología de las clases políticas y económicas de ese imperio perdido. Ésta es una constante que a lo largo de la historia de la humanidad se puede encontrar en la práctica totalidad de los imperios habidos, especialmente en los denominados occidentales, ya sean romano, inglés, francés, español o, en la actualidad, el estadounidense. Se podría definir como la nostalgia irresistible a reconocer la pérdida del rol determinante en la historia; rol de dominación, claro está, que aportaba enormes privilegios y beneficios materiales.

Seguir leyendo »