eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mar Cambrollé

Presidenta de la Asociacion de Transexuales de Andalucia-Sylvia Rivera

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 15

Libertad de expresión o delito de odio

Cuando las entidades, las y los activistas trans denunciamos o actuamos ante una acción pública, por la publicación de un libro o un artículo en particular, por considerar que menoscaban derechos, nos deshumanizan, niegan nuestras legítimas identidades y/o nos perpetuán en la discriminación, inevitablemente aparecen afirmaciones diciendo que tales denuncias  amenazan la "libertad de expresión" y que constituyen "censura".

Recientemente hemos asistido a actos de odio y transfobia contra las personas trans. Hace un mes, en páginas de faceboock supuestamente "feministas" y anti patriarcales, se vertían comentarios y afirmaciones que no solo cuestionaban la identidad de las mujeres trans, negándoles derechos en equidad con las mujeres cis, sino que se les consideraban "potencialmente violadores" por haber nacido con pene. En consecuencia se pedía la exclusión de mujeres trans de los espacios de mujeres. Las razones en defensa de tales declaraciones transfóbicas se justificaban desde el discurso psicomédico de la transexualidad y desde el esencialismo biogenital, que no se sostienen por carecer de objetividad científica y empírica.

Seguir leyendo »

La OMS seguirá patologizando las identidades trans

Las identidades trans no son un fenómeno contemporáneo. Existen desde siempre, y en todas las culturas de la humanidad, por lo que se puede afirmar que la transexualidad es una expresión de la inmensa diversidad humana. Las respuestas que las distintas sociedades han dado a esta realidad del ser humano han sido muy diversas a lo largo del tiempo y en las distintas geografías de nuestro mundo.

Algunas sociedades han manifestado diversos grados de rechazo y represión de las identidades trans, generando graves violaciones de los derechos humanos de las personas trans, para ello se han valido de la religión, la medicina y la justicia. Para la primera hemos sido un "pecado", para la segunda unos "enfermos" y para la tercera un "delito". Otras han aceptado en mayor o menor grado esta realidad y han articulado mecanismos sociales y leyes que promueven la integración de las personas transexuales en dichas sociedades.

Seguir leyendo »

La transfobia no es libertad de expresión

En todas las sociedades y culturas a lo largo de la historia hemos existido personas que no nos sentimos identificadas con el sexo y género que se nos asigna al nacer. El criterio clínico usado para dicha asignación ha sido establecido por una cultura que se fundamenta en un binario de expresión corporal y genitocentrista, estableciendo una  información sobre lo permitido y prohibido a través de las normas sociales. El ajustarse a esta norma ha sido uno de los principios de la salud mental: normal, bueno o aceptado se han convertido en sinónimos de cumplir dicha norma.

Lo trans remueve los cimientos de la sociedad en la que vivimos. Obsoletos cimientos que ya no sostienen la diversidad de expresiones en que las personas nos manifestamos. Y como todo aquello que se enfrenta a lo establecido, tiene que soportar los envites de quienes no aceptan lo desconocido, lo diferente, por temor a perder la seguridad y privilegios de sus principios, de sus axiomas, reglas y normas.

Seguir leyendo »

La igualdad real para las personas LGTBI, cada vez más cerca

Uno de los movimientos sociales que ha logrado con gran éxito hacer una gran revolución cultural, social y política, es sin duda la comunidad LGTBI. Un cambio y transformación de repercusión internacional y que se está concretando en medidas tiempo/espacio, en poco tiempo. La batalla a la criminalización y patogización médica de las diferentes formas de amar o de ser, es ya una victoria que no ha lugar al retorno. La racionalización, el derecho y valores como el respeto, la diversidad y la libertad, han calado en la sociedad, dejando sin argumentos la justificación de la vulneración de los DDHH de las personas LGTBI. Imponiéndose el derecho al dogma de carácter religioso y/o médico. La visibilidad individual y colectiva, es y ha sido un motor de cambio,  de naturalización y por ende, para el reconocimiento de derechos. La presión política y la lucha social de los colectivos LGTBI, han conseguido que a nivel mundial el odio a las personas LGTBI, tengan nombre para así poder combatirlos; homofobia, transfobia y bifobia, son conductas que la sociedad en general condena y que están destinadas a ser erradicadas de la convivencia social. Estamentos gubernamentales, ONGs, políticos de diferentes países del mundo han hecho pública su condena a la discriminación y odio a las personas LGTBI, así como su respaldo por la igualdad legal y real, a través de marcos jurídicos que sean garantes de derechos. Aún quedan muchos países que se están resistiendo a poner fin a un trato desigual y/o a perseguir, criminalizar y poner en riesgo la integridad física y moral de las personas LGTBI. Pero este es un proceso irreversible, una batalla ganada desde una lucha pacífica, pero tenaz y persistente. Por eso, es una gran responsabilidad que en países como España no dejemos de seguir luchando para la consecución de leyes que garanticen la igualdad en derechos y que nos dote de herramientas para erradicar el odio. Por nosotras y por ser un referente para otros países. Las leyes de transexualidad de Andalucía, Madrid, Valencia... Así como las leyes contra los delitos de odio por LGTBIfobia aprobada en Catalunya, Extremadura, Madrid y la que se está trabajando en Andalucía, han supuesto uno de los avances más importantes desde la constitución del 78. No ha sido un camino fácil, por ello no hemos de olvidar de dónde venimos, no tener memoria nos puede hacer caer en los mismos errores del pasado y sobre todo para saber que en derechos ni un paso atrás. Amar es amar y ser es ser. Engrandecemos y enriquecemos desde nuestras bellas diferencias a la sociedad, haciendo de esta un espacio libre, respetuoso y diverso. La utopía ya es una realidad. Ahora a por leyes estatales que acaben con el trato diferenciador de unas comunidades respecto a otras. !Se puede¡

Seguir leyendo »

La nueva y amable transfobia con cara de progre

El activismo trans ha conseguido un gran logro introduciendo en el discurso términos que responden a la lucha transexual por ser iguales en derechos, dignidad y para combatir la discriminación. "Despatologización", "diversidad", "libre autodeterminación del género", "binario" o "derecho a ser" forman parte ya del lenguaje mediático, político y del activismo social. Hemos conseguido que sea políticamente incorrecto decir lo contrario en público. Esto ya es un avance.

Pero el tutelaje médico y la colonización cisexista (término que designa a las personas no transexuales) de que hemos sido objeto históricamente se resiste a perder su privilegio de control y superioridad. Por ello no es extraño ver que los colonizadores verbalicen estos términos de los que se han apropiado para poder mimetizarse, camuflar y justificar su intrusismo.

Seguir leyendo »

La transfobia de 'La chica danesa'

Cuando están quedando obsoletas las prejuiciosas formas de entender y vivir la transexualidad fuera del contexto de la condición humana, desde el momento en que el activismo trans ha "herido de muerte" al discurso "biomédico" que se encargó de patologizar las identidades trans, ahora que el empoderamiento de las personas trans parece tomar fuerza, ganando espacio y creando un discurso propio, que está posibilitando la gran visibilidad de una nueva generación e incidiendo en el derecho internacional, instituciones gubernativas y no gubernativas, en la defensa de la dignidad, diversidad y la libre autodeterminación del género, como un derecho humano fundamental.  

La gran pantalla con una gran operación de marketing nos ha vendido, como si de un producto se tratara, la historia inspirada en la vida de Lili Elbe, una mujer transexual de los años 1930, dándole carácter real; lejos de ello, es una "burda" adaptación de la novela de David Ebershoff, "La chica danesa", publicada en el año 2000, no exenta de prejuicios, donde el director Ton Hooper y la guionista de  Lucinda Coxon, nos traslada a través del lenguaje y las ideas actuales a un drama donde quedan patente los mensajes subliminales que sólo desde una "óptica" cisexista es posible.

Seguir leyendo »

A todos los Alan y en especial a ti

El 'asesinato' social de Alan no es algo puntual. Diariamente nos 'asesinan' a muchas personas trans, menores y adultas, en el peor de los casos con la perdida de ese bien preciado que es la vida, pero en la mayoría de las ocasiones en situaciones cotidianas, familiares, entorno social e institucional.

María, Sonia, Lorena, David, Alex, Sergio, Gadiel, ¿sabéis de qué hablo verdad? Como yo tuve que soportar en mi adolescencia el desprecio de mi padre por mi condición de niña que no se ajustaba a las expectativas sociales y familiares, recibiendo a modo de jarabe "amargo" por fuerza, los correctivos que me recordaban que no era una "niña", ¿cuántos de ustedes lo han vivido y aún viven?

Seguir leyendo »