eldiario.es

Menú

Juan Manuel Brito: "Hay que repensar totalmente toda la estructura y la dinámica política de Podemos de cara al futuro"

El consejero del Cabildo de Gran Canaria cree que el partido en las Islas tiene que apostar por enraizarse localmente, dotarse de contenido canario y abrir puentes con los colectivos sociales

- PUBLICIDAD -
Juan Manuel Brito, consejero de Medio Ambiente, Emergencias y Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria

Juan Manuel Brito tras atender a Canarias Ahora Alejandro Ramos

Pregunta: 19 de junio de 2015, Podemos le suspende de militancia. Más de un año después sigue sufriendo esto...¿no es extraño?, ¿en qué situación está este caso?

Respuesta: La verdad es que es una muestra de lo mal que funcionan los procesos judiciales. Yo no tengo ninguna denuncia, no estoy imputado ni investigado y me encuentro en una situación de absoluta indefensión con respecto a esta situación. Como ha salido en los medios, parece que hay una carencia importante de medios en relación a ciertas historias y lo que ha provocado es una absoluta indefensión que me afecta fundamentalmente en el ámbito personal.

P: ¿Todavía no hay novedades?

R: No hay ninguna novedad y además yo no soy parte del proceso. Yo no tengo acceso al proceso ni me he presentado, ni formo parte, no tengo más información que la que puede llegarnos de forma extraoficial por decirle de alguna manera. Lo que sabemos es que está estancado, por tanto estamos a la espera.

P: Y mientras, suspendido de militancia  

R: Yo estoy suspendido de militancia. Yo he hecho una propuesta en este sentido alegando que mi situación es de indefensión. Lo que menos me preocupa de esta denuncia es la suspensión de militancia, evidentemente. Me preocupa más lo que tiene de consecuencias personales sobre mí y sobre mi entorno más inmediato que es mi familia, que es lo que más me preocupa.

P: Esta semana tuvo lugar un acto en el que se rindió cuentas del año de Podemos en el Cabildo, llama la atención que fueran los cuatro consejeros cuando era notorio al principio las discrepancias entre Montero y Pulido con Brito y Nebot, ¿qué ha pasado para que se limaran estas discrepancias?

R: Hay que diferenciar dos cosas, el grupo de Cabildo en relación a su actuación de gobierno no ha tenido grandes discrepancias más allá de las que se pueden tener de forma natural y normal, hemos actuado en la misma dirección. Incluso teniendo discrepancias sobre cómo funciona el partido, nuestra acción política en el ámbito del gobierno no ha tenido grandes discrepancias en relación a cuál tiene que ser la relación política que Podemos debe tener en este gobierno del Cabildo de Gran Canaria. Nuestras discrepancias han podido venir en relación a las situaciones internas dentro del partido y los cambios que se han podido producir en relación a eso tienen que ver con cambios que las personas que han cambiado su posición o expresado su disconformidad en este momento pues han ido entendiendo que se dan situaciones que son criticables o que son razones para plantear un cambio en la dirección del partido, etcétera. Pero no tiene que ver con que haya otro tipo de cosas...se lo tienes que preguntar a ellos más que a mí, ¿por qué ellos ahora consideran que hay una serie de circunstancias y qué ha ocurrido? Porque yo sigo pensando lo mismo que he pensado durante mucho tiempo en relación a lo que debe ser Podemos en Canarias.

P: Es públicamente conocido que existe un enfrentamiento entre los partidarios de Brito y los de Meri Pita, ¿cómo se originó?, ¿venía de antes de entrar a Podemos?

R: No, y reducir el enfrentamiento en Podemos a un enfrentamiento entre dos secciones es reduccionista. Es una imagen que se da porque es fácil de explicar pero en realidad lo que se está produciendo es una situación mucho más compleja, hay situaciones de crítica, de desencanto, o de desacuerdo mejor dicho con cómo se está llevando el partido en Canarias que se da en Lanzarote, se da en Fuerteventura, se da en Gran Canaria, se da en Tenerife, se da en La Palma, se da en La Gomera...se están dando múltiples situaciones. Desde mi punto de vista hay una carencia importante en relación a cómo gestionar el pluralismo en Podemos. Pero yo creo que no se puede reducir esto a un enfrentamiento entre dos secciones. Lo que ocurre es que, bueno, seguramente por la posición política que ocupamos en estos momentos en el Cabildo de Gran Canaria y porque se dieron acontecimientos políticos importantes, entre ellos la configuración de este gobierno que fueron productos de ese acuerdo, uno de los focos más importantes ha estado aquí. Pero eso es lógico en la medida que nosotros participamos en la institución que hoy está siendo contraposición al Gobierno de Canarias, la que está demostrando que se pueden gestionar las cosas de otra forma y hoy en día la disputa política el Cabildo ocupa una centralidad importante y nosotros formamos parte de ese gobierno.

P: Pero desde el principio parece que se le ha puesto la cruz desde la dirección del partido, cuando se hizo la mesa de negociación para el pacto con el PSOE y Nueva Canarias ya se le prohibió estar en ella

R: Ahí ha habido varias cuestiones que las razones las han ido exponiendo, y han sido desacuerdos. Me quitaron de la mesa de negociación, de la mesa de seguimiento del pacto también...pero no creo que sea una cuestión personal. En mis intervenciones políticas he intentado ser muy claro. Estamos defendiendo, y creo que somos mayoría quienes defendemos eso en Podemos, un proyecto de Podemos mirando al futuro. Hay discrepancias políticas que tienen que ver con cómo entendemos que debe ser Podemos en el futuro y cómo creemos yo, o cómo creemos muchos, que debe ser el modelo de Podemos y cómo se debe plasmar en una política de cambio en Canarias. Yo creo que esas son las razones. Más allá de eso son otros los que tienen que explicar por qué.

P: ¿Cuál es el problema interno de Podemos?

R: Hay dos cuestiones fundamentales. Una, creo que hay un choque de dos o tres culturas políticas sobre qué tiene que ser internamente Podemos. Tiene que ver con cómo gestionar la pluralidad y la diferencia de opinión dentro de un proyecto. Yo creo que ahí tenemos discrepancias, que tenemos discrepancias en el papel que tiene que jugar Podemos como un autor que se identifique más como un proyecto netamente canario, con cómo tenemos que afrontar los procesos de confluencia y cómo debe afrontar la relación con los colectivos sociales de la isla. Hay un montón de elementos que configuran dos formas de entender cuál debe ser el instrumento de cambio que debemos poner en marcha, y eso se viene gestando desde hace tiempo. Luego creo que hay un problema, un problema en general por parte de la dirección, que ha sido incapaz en este año, y eso es una responsabilidad porque es quien asume esa responsabilidad, es decir, quienes no tenemos responsabilidades orgánicas no la asumimos, ha sido incapaz de dar soluciones a los problemas que se han ido planteando,  a todas las críticas que se han ido planteando. Y frente a eso creo que tiene que haber un ejercicio autocrítico muy importante, creo que el partido después de un año llega en peores condiciones para afrontar el futuro, en peores condiciones de unidad, y quienes están llamados a gestionar esa situación son quienes fueron elegidos para eso, empezando por toda la dirección de Podemos Canarias. Creo que hoy llegamos en peores condiciones, pero ellos asumieron esa responsabilidad, alguna parte de responsabilidad tendrán.

P: ¿Habría que cambiar la dirección?  Ha pedido la dimisión de Pita

R: Una de las cosas que quiero aclarar es que yo nunca he pedido la dimisión de Meri Pita porque entiendo que la dimisión de la secretaria general no soluciona nada, creo que el problema no es una persona, el problema es que hoy la política que está ejecutando el partido interna y externamente en su forma de entender esta organización en Canarias es parte importante del problema y creo que no aporta nada a lo que debe ser una solución tal y como algunos entendemos que debe ser este proyecto de cara al futuro. Entonces, yo lo que sí creo es que como entiendo eso o hay un cambio en la política que realiza la dirección o pues entonces vamos a tener estas dificultades y vamos a no contribuir a que esta herramienta gane las potencialidades que se abren en este nuevo proceso. Intentando mirar al futuro creo que Podemos afronta en estos momentos una nueva etapa, una etapa en la que, quedando atrás el ciclo electoral, tiene que enraizarse localmente, integrar más, ser más pluralista, empezar a configurar un proyecto que realmente atienda a nuestras necesidades como pueblo, a las necesidades canarias en el conjunto del estado, que empiece a formar cuadros que realmente sean capaces de dirigir un proyecto de cambio que sea solvente, que además aproveche los espacios institucionales como los de este Cabildo para demostrar que realmente podemos llevar a cabo políticas de cambio que tengan repercusión sobre las mejoras de las condiciones de vida de nuestro territorio y de las personas que viven en Canarias. Para eso hace falta un cambio en la política institucional. Lo que no se puede concebir por ejemplo es que gente de la dirección ponga en duda o diga abiertamente que el proyecto del Cabildo es donde menos se puede ejecutar el proyecto de Podemos, lo que demuestra un desconocimiento absoluto, a pesar de los informes que se hacen de lo que se hace en esta institución. Hace falta una dirección que tenga altura de miras, como dice Errejón, mirada larga, y creo en estos momentos que, en este sentido, hasta ahora la dirección actual no ha demostrado que lo haga. Lo único que ha conseguido en estos momentos ha sido generar más conflictos, en todas las islas hay conflictos con respecto a la dirección. Por lo tanto creo que ese no es el camino que debemos seguir.

P: ¿Quién es la dirección? Siempre se nombra a la secretaria general

R: La secretaria general es la cabeza más visible, la secretaria de organización, los consejos de coordinación, eso es la dirección de toda Canarias. Creo que empezando por eso. Por ejemplo, nosotros somos partidarios de reforzar los consejos ciudadanos insulares, un mayor papel de los consejos ciudadanos insulares, por la sencilla razón de que hay que entender que la dinámica política en Canarias es una dinámica básicamente insular. ¿Eso significa entender un proyecto de Canarias básicamente insularista? Eso no es así, eso me parece no entender qué es Canarias, pero las dinámicas insulares son muy importantes. Reforzar la dinámica insular, reforzar el papel que jugamos en los cabildos, que estamos jugando un papel político más importante en la dinámica política canaria, reforzar allí donde además estás ocupando una centralidad de disputa política como es el Cabildo de Gran Canaria, me parece que son elementos centrales. Eso no lo veo hoy en la dirección actual como una de sus líneas de trabajo, creo que eso es un error político que nos puede pasar factura de cara al futuro.

P: Precisamente en la última asamblea José de León se quejó de esto que acaba de decir, que no se tiene en cuenta al Consejo Insular de Gran Canaria, ¿por qué es importante este órgano?

R:  Es fundamental, vamos a ver, para poder enraizar la política canaria y para tener de alguna forma una estructura potente en Canarias son muy importantes los consejos insulares.

Juan Manuel Brito, consejero de Medio Ambiente, Emergencias y Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria

Juan Manuel Brito, consejero de Medio Ambiente, Emergencias y Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria Alejandro Ramos

P: ¿Y están ninguneados?

R: Yo creo que están jugando un papel secundario por parte de la dirección y hay que potenciar mucho más el papel de los consejos ciudadanos insulares. Por ejemplo, teniendo mayor presencia en los consejos ciudadanos autonómicos por parte de los secretarios generales insulares, potenciando también las comisiones institucionales de esos consejos, que sean además quienes articulen todo el trabajo municipal, una mayor descentralización del partido para enraizarnos más localmente con un trabajo que no sólo nos acerque a los círculos de Podemos, que también, sino también a organizaciones sociales, candidaturas municipalistas que existan en los municipios. Yo creo que los consejos insulares para articular un proyecto de cambio en Canarias son centrales y creo que el partido se debe articular en torno a un consejo autonómico que dé una coherencia general pero con un fuerte papel de los consejos ciudadanos insulares.

P: ¿Ha sopesado en algún momento dejar el partido?

R: En ningún momento.

P: ¿Cómo definiría el trato que le ha dado el partido?

P:  [Pausa de unos segundos] Yo, en general, distingo entre dos cosas, entre la gente activa de Podemos, el mundo que puede identificarse con Podemos. Y afortunadamente creo que en ese sentido Podemos es mucho más que la dirección, y en ese sentido me he sentido bastante arropado en general, hay gente que puede estar en desacuerdo conmigo, y eso es totalmente legítimo, pero creo que en general hay mucha gente dentro de lo que se identifica y es Podemos, que participa y es de Podemos, porque Podemos no es sólo quien ocupa un cargo en Podemos, con el que me he sentido muy arropado desde el punto de vista personal o desde el punto de vista político. Pero no me he sentido en ningún momento apoyado por la dirección canaria de Podemos. Si dijese lo contrario todo el mundo me diría que soy un mentiroso porque es obvio, no he tenido ese apoyo, nunca me he sentido apoyado.

P: Teniendo en cuenta que está suspendido de militancia,  ¿tiene que rendir cuentas de su labor?

R: A mí me preocupa más que rendirle cuentas al partido rendirle cuentas al conjunto de la ciudadanía, sinceramente. No tengo una concepción del partido como algo cerrado y estático, creo que los partidos son instrumentos y que hay algo que supera todo eso que es el conjunto de la ciudadanía.  Mi situación de todos modos es bastante irregular en todos los sentidos, yo estoy suspendido de militancia pero no se me apartó del grupo político del Cabildo. Eso ha generado una situación en la que yo sigo formando parte de este grupo político y sigo en ese sentido formando parte de Podemos. Yo por mi acción institucional rindo cuentas sin ningún problema. No participo en ninguno de los espacios organizativos de Podemos porque estoy suspendido de militancia, entonces digamos que mi vinculación es dentro de la acción institucional. En ese sentido participé en un acto de rendición de cuentas, pero es que es más, yo he participado en reuniones cuando se me ha convocado con algún conflicto en concreto y he dado explicaciones cuando se me han pedido. Lo que no participo es en los órganos, no tengo ningún cargo orgánico, en el Consejo Ciudadano Insular participo como miembro del Cabildo pero he dejado de participar en ese órgano y tampoco participio en las asambleas de Podemos en la medida hasta que no se me levante esa suspensión.

P: ¿Sigue creyendo en el proyecto Podemos?

R: Yo creo que Podemos es hoy en día la herramienta de cambio que sigue siendo una oportunidad para el futuro y que tiene potencialidades para convertirse en un futuro en Canarias en quien represente la voluntad de cambio en políticas que ayuden a mejorar la calidad de la democracia en Canarias, mejorar la sostenibilidad y la gestión del territorio, aunque ahora viene una abatida fuerte con la Ley del Territorio, pero creo que sí es un instrumento de cambio importantísimo, pero para eso necesitamos dos cosas fundamentalmente: enraizarnos localmente y contar con todos los actores municipales que se han ido generando en el proceso, en este sentido creo que es importantísimo por ejemplo entender el papel que juega en este proceso Sí Se Puede dentro de Canarias como una fuerza que representa un importante valor para el proyecto de Podemos y no como un problema. Entiendo que hay que incorporar esas fuerzas municipalistas con ese peso, entiendo que tenemos que jugar un papel de mayor conexión y apertura con toda la sociedad civil organizada. Los círculos estaban pensados para abrirnos a la sociedad, no para cerrarnos a la sociedad y convertirnos en lugares estancos donde debatir, que sean lugares de conexión con la sociedad. Y entiendo que tenemos que trabajar por un proyecto que realmente dote de contenido canario al proyecto de cambio, y esto me parece fundamental. Yo sigo pensando que Podemos es ese espacio, pero tiene que ser un espacio que dé lugar a una pluralidad y que sea capaz de gestionar todo esto que estamos planteando.

P: ¿Tiene futuro Podemos o se desinflará por las históricas luchas de la izquierda canaria?

R: Podemos es un instrumento y tiene ante sí un enorme reto, y es una responsabilidad de todos que seamos capaces de entender que por naturaleza ese proyecto tiene que ser un proyecto plural y quienes estén a la cabeza tienen que gestionar democráticamente ese pluralismo, y eso garantizará entonces que todos y todas tengamos cabida en ese proyecto y por lo tanto ganemos en potencialidad. Y cuando digo todos y todas, digo un proyecto abierto a un montón de sensibilidades porque Podemos aspira a ser un proyecto de cambio que incorpore a un montón de componentes de la sociedad y si eso es así sabemos que esos componentes son muy diversos y tenemos que tener la suficiente capacidad para que eso tenga su mayor potencial, y eso es lo que nosotros planteamos.

P: Llegó a llamar a Meri Pita mentirosa en una rueda de prensa después de que el partido a nivel estatal le suspendiera la militancia a María Nebot por el supuesto caso de nepotismo, ¿sigue opinando lo mismo, que miente en busca de su beneficio y para perjudicar a las personas que no están de acuerdo con ella?

R: En aquel caso sí. A partir de ahí... cuando eso sucedió eso se dio en una circunstancia además que se podía demostrar por escrito y yo lo demostré en una rueda de prensa. Cuando dije eso fue porque se dieron unas circunstancias que se podían demostrar. Yo lo que no voy a hacer es decir que alguien hace eso sin poder demostrarlo, una política de intentar desprestigiar a la gente, diciendo cosas que no suceden, diciendo cosas que no ocurren para intentar desprestigiar me parece que no es una buena política. Y yo soy contrario a hacerla y si alguien lo hace lo denuncio. Pero yo di ese calificativo y acompañé ese calificativo con papeles para demostrarlo.

P: Llama la atención que en la campaña electoral Noemí Santana y Javier Doreste sí fueron utilizados en los mítines pero no los consejeros del Cabildo, ¿por qué?

R: Esto creo que es un error, un error importante, porque visibilizar lo que yo creo que es hoy el gobierno de referencia de cambio en Canarias me parece un error político. Las razones por las que lo hicieron lo desconozco, pero me parece un error de bulto. Yo creo que hoy en día en la disputa política de Canarias el Cabildo está ocupando un lugar central, y lo estamos viendo porque los dos proyectos que hoy se están plasmando desde el punto de vista institucional chirrían en asuntos estructurales constantemente. Esto no es un conflicto, el que se está dando con Clavijo, entre un problema de insularismo, es que estamos dos proyectos, dos formas de entender Canarias distintos chocando permanentemente. Y chocamos en la Ley del Suelo, mientras el Gobierno de Canarias propone una Ley del Suelo nosotros estamos poniendo en marcha un plan estratégico de mitigación del cambio climático. Estamos chocando también en todo lo que tiene que ver con un modelo de gestión de la energía, ellos apuestan por energías fósiles, gas, plantas de biomasa y nosotros apostando porque en Gran Canaria se plasme todo un proyecto de energías renovables. Estamos chirriando también en cómo entendemos la participación ciudadana y cómo son dos formas de entender el protagonismo ciudadano en instituciones. Podemos ir generando una serie de cuestiones que hacen que hoy en día cualquier que lea la prensa se da cuenta que la disputa política institucional se está dando entre estas dos instituciones, y nosotros formamos parte de un gobierno, formamos de ese gobierno de manera activa con el apoyo de la ciudadanía que nos lo dio en una consulta, no sólo en las elecciones, y que nos hizo entrar en un gobierno que está luchando por demostrar que se puede ir por un modelo que realmente cambie la vida y mejore la vida de la gente. Ocultar eso, invisibilizarlo, me parece de un error tremendo, un error tremendo.  Y creo que hay mucha gente que se ha dado cuenta que eso es un error. Yo creo que hay que apostar claramente por visibilizar y potenciar y proyectar mucho más el trabajo institucional que estamos haciendo aquí para que tengamos un mayor rédito político por parte de Podemos. Para demostrar que somos capaces de ser solventes en las instituciones y que de las propuestas que estamos dando se pueden dar en las instituciones, y nosotros somos una muestra de ello. El miércoles lo demostramos, lo planteamos, con quién lo estamos haciendo, por qué lo estamos haciendo y qué caracteriza nuestra acción política. Yo creo que es un error que el partido no proyecte y aproveche mucho más lo que hacemos en este cabildo.

P: También hay parte de Podemos que culpa a la acción de los consejeros del Cabildo la caída el 26J en Gran Canaria

R: No creo que tenga nada que ver. Los consejeros del Cabildo somos consejeros desde el mes de mayo y en diciembre tuvimos unas elecciones buenísimas. Eso es de un reduccionismo importante, son factores más complejos los que explican la caída de Podemos en Gran Canaria. Hay muchos análisis por hacer, pero eso me parece de un reduccionismo tremendo.

P: ¿Ha sido equilibrada la campaña de Podemos al Senado en Gran Canaria?

R: No, en absoluto. Fue equilibrada porque José de León hizo un esfuerzo titánico por montarse su propia campaña, y eso muestra que hay un déficit importante de cómo se gestionan estas cosas. Yo creo que la dirección no debe apostar por unos candidatos frente a otros, no debe hacer este tipo de cuestiones. Creo que si fue equilibrada fue porque se hizo un esfuerzo importante. Lo más importante de esa campaña al Senado fue que José de León representó una apuesta clara por un proyecto de futuro para Podemos y que trasciende a Podemos y creo que en ese sentido la campaña fue buena, pero lo que no comparto es que no fue una campaña favorecida por la dirección, José de León tuvo que hacer su propia campaña y hay que decirlo. Me parece que eso que cualquiera lo puede ver, su no presencia en ninguno de los actos oficiales. Decir que fue equilibrado cuando en ninguno estaba...si fue fue porque José de León se tuvo que montar su propia campaña. Esto es uno de los problemas, cómo gestionamos estas cosas porque eso va generando un desgaste humano dentro de Podemos importante. Eso me parece que es una muestra de formas que no se pueden ir repitiendo.

P: Tras las críticas de usted y Montero contra Pita después de las elecciones, inmediatamente después salió un comunicado enviado desde el partido en el que se decía que los Consejos Municipales del partido rechazaban las críticas de "una minoría de compañeros", ¿quiénes son estos consejos?

R: Yo estoy bastante sorprendido con este tipo de cosas. Cuando alguien habla en el nombre de un consejo debe haberlo reunido, haber un proceso. Y yo entiendo que eso, hasta donde yo sé, dio lugar a un montón de confusiones y problemas. Yo creo que son cosas que hay que revisar y que son prácticas que no se deben hacer dentro de Podemos. Si un secretario general tiene una opinión, que firme como un secretario general, si un secretario de organización tiene una opinión, que firme como secretario de organización, pero no se arrogue la representación de ciertas cosas. Todo eso para mí genera confusiones que yo tampoco entiendo, tampoco lo entiendo. Creo que son cuestiones que dicen muy poco de cómo se debe llevar una cosa de estas. Para mí por ejemplo que se tardase tanto en convocar un consejo ciudadano autonómico y que se convocase un consejo de coordinación ampliado que no es un órgano del partido son cosas que yo no puedo compartir, para eso hemos elegido nosotros al Consejo Ciudadano Autonómico, para que marque la política autonómica, hagan sus valoraciones, etcétera. Yo creo que hay que repensar totalmente toda la estructura y la dinámica política de Podemos de cara al futuro. Lo que sí tengo claro que lo que está sucediendo no está contribuyendo a que el partido sea la herramienta de futuro que necesitamos.

Juan Manuel Brito, consejero de Medio Ambiente, Emergencias y Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria

Juan Manuel Brito, consejero de Medio Ambiente, Emergencias y Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria Alejandro Ramos

P: ¿Se ha perdido la esencia de Podemos? 

R: Todo tiene su momento y su fase. Podemos en realidad sigue siendo un espacio y puede aspirar a ser un espacio muy abierto. Uno de los grandes problemas de Podemos es que surge en un ciclo electoral. Es un instrumento que surge en un ciclo electoral y se va configurando al calor de las elecciones que hemos tenido. Eso ha determinado mucho la evolución de Podemos hasta este momento, con resultados que podemos valorar más o menos positivos, pero lo cierto es que las fuerzas del cambio tienen hoy una representación parlamentaria importante, tienen representación en los gobiernos autonómicos e insulares, y en las campañas municipales se articularon muchas iniciativas de cambio en los municipios que tienen un peso muy importante y en algunos de ellos en ciudades tan importantes como Barcelona, Valencia, Madrid, Las Palmas de Gran Canaria, La Coruña, Santiago...hay un montón de espacios conquistados que creo que son muy importantes. Ahora toca una nueva etapa, y yo creo que Podemos de esta etapa no va a ser igual al de la etapa anterior. Y ese es el gran reto que tiene Podemos, eso es creo yo lo que está por construir. Y para eso necesitamos, creo yo, proyectos políticos que vayan mucho más allá de lo electoral y que entiendan claramente cuál es el momento histórico y cuál es la etapa que empezamos ahora mismo a afrontar, y en ese sentido se abre ahora una discusión. Se abre una discusión que tiene que ser muy productiva que tiene que convertir a Podemos en la herramienta de cambio en un momento en el que supuestamente, vamos a ver qué pasa, se ha acabado el ciclo electoral.

P: ¿Qué ha pasado con los círculos y las asambleas? La celebrada la semana pasada se hizo por mandato de Pablo Echenique

R: Creo que una de las características es que ha habido una situación de pérdida de lo que, digamos, fue la efervescencia inicial de los círculos. Siempre he entendido los círculos, y creo que esa es la filosofía de Podemos, como unos espacios abiertos de participación que tienen que servir de espacios de apertura a la sociedad. En ese sentido hay que hacer una reflexión porque si no habremos convertido a los círculos en cotos privados de participación a solo militantes, y eso no es la esencia de Podemos, corremos el riesgo de que convirtamos Podemos en otro partido más. Yo creo que esa idea de los círculos como espacio de conexión a la ciudadanía es muy importante. Si en un círculo hay dos o tres, cuatro, cinco o seis personas, se tiene que plantear qué hacer para que ese espacio sea mucho más rico y más abierto al municipio en el que está. Yo creo que ahí hay que hacer una reflexión importante y dedicar mucho a eso porque eso lo vamos a necesitar en esta etapa, vamos a necesitar mucho conectar con la gente, armar un movimiento de base realmente participativo exige que los círculos sean mucho más vitales, muy autónomos y nos conecten con realidades diversas. Otra cosa son las estructuras de los partidos, los consejos ciudadanos, qué papel juegan, muchas veces se superponen y se confunden una cosa con otras y hay que definirlo mucho más.

P: ¿Y las asambleas? Antes de las elecciones municipales se realizaban asiduamente, después también se celebraron algunas, pero la penúltima fue en marzo y la última hace una semana, ¿qué ha pasado?

R: Hay que generar espacios participativos, todo eso hay que generarlo. La verdad es que creo que ha habido una especie de agotamiento y cansancio que seguramente tenga que ver con cómo se enfocan las asambleas. Los consejos ciudadanos municipales tienen que plantearlo y tiene que haber una voluntad entera del partido por generar espacios participativos. Las asambleas deben ser espacios de decisión, un problema de los procesos participativos es que la gente participe y en un momento determinado diga para qué. Y hay que generar cultura participativa, a veces las asambleas amplias no son los mejores espacios para que todo el mundo participe, cuando uno va a una asamblea que va mucha gente suelen participar quienes mejor tienen la palabra, pero hay mucha gente que puede aportar mucho y se queda callada. Hay que generar espacios que permitan a nuestra gente decir lo que piensas, participar y construir. Y eso implica un cambio en la cultura participativa. Creo que ahí tenemos experiencias muy importantes en los movimientos sociales, en los movimientos sociales se dan muchas dinámicas participativas que permiten que la calidad de esa participación sea mayor. Debemos aprender y recoger todo eso que está ahí.

P: Si se le volviera a dar la militancia en Podemos y volviera a formar parte del partido, ¿Brito sería una persona incómoda dentro de él?

R: Para mucha gente yo no soy incómodo. Estamos diciendo que lo que piensa la mayoría de Podemos es lo que puede suponer para una parte de Podemos. Habrá que ver quién opina que soy incómodo.

P: Pero sí lo es para la dirección

R: Si soy incómodo para una parte de la dirección eso es un problema que tienen. Yo creo que para mucha gente de Podemos no soy incómodo, y esta semana se demostró, había un montón de gente apoyándonos en el Cabildo, y quiero recordar que esto nos costó muchísimo, nos costó una batalla importantísima entrar en este Cabildo y lo hicimos apabullantemente con más del 75% del apoyo de los que participaron en aquella consulta, y esa legitimidad la tenemos para participar aquí, y yo me siento absolutamente apoyado en ese sentido, y esta semana se demostró que no somos una cosa minoritaria quienes pensamos que hay que darle una mayor potencia a eso. Y yo defiendo eso, yo defiendo una serie de ideas, y defendemos en conjunto en Gran Canaria un buen grupo de personas dentro de Podemos eso. Yo no me siento en ese sentido que sea rechazado por Podemos, habrá gente que tendrá sus opiniones. Yo creo que ha habido ciertas campañas entre gente para intentar hacerlo, pero uno aprende con el tiempo que cuando está en un cargo público está sobreexpuesto de una forma brutal y hay que saberlo llevar. Y eso se contrarresta con los niveles de apoyo que tú vas recibiendo cotidianamente. Muchas veces quienes quieren hacer eso lo expresan mucho más de quienes lo van diciendo. Pero bueno, es así, en la asamblea se expresaron muchas opiniones críticas pero te puedo decir que al final de la asamblea vinieron dos o tres personas a felicitarme por la intervención diciéndome que les había parecido brillante y eso te reconforta. Yo hablo con muchísima gente, una de las cosas que hago habitualmente es hablar con un montón de gente de esta sociedad porque me he pasado la vida vinculado a los colectivos sociales de esta isla y conozco el tejido asociativo de esta isla porque lo he trabajado durante toda mi vida, desde los 17-18 años empecé a militar socialmente y conozco a mucha gente, me relaciono con esta gente, y esto me preocupa mucho. Quiero construir una opción de cambio que esté muy vinculado a todo esto porque esto es lo que nos dará garantías de que realmente esto es una opción que responde a las demandas de la gente más activa, más crítica, más comprometida con Canarias. Y eso es lo que más me preocupa a mí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha