eldiario.es

Menú

“No tenemos más gente en la calle, la problemática de los ‘sintecho’ es que un 78% son casos cronificados”

El concejal de Cohesión Social y Juventud del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Jacinto Ortega, fija el plan integral municipal para personas sin hogar como uno de los principales proyectos a abordar con el Gobierno de Canarias

- PUBLICIDAD -

El concejal de Cohesión Social y Juventud del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Jacinto Ortega, fija el plan integral municipal para personas sin hogar como uno de los principales proyectos a abordar con la nueva consejera de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Cristina Valido.

Ortega confía en que Valido se muestre tan colaboradora como su antecesora en el cargo, la exvicepresidenta regional Patricia Hernandez, para sacar adelante un plan que asistirá a unas 86 personas sintecho, de las cuales un 78% “no es que quieran seguir en la calle, pero si no trabajamos el problema base, que es la adicción y la salud mental, nunca se van a recuperar”.

El edil valora los premios que ha recibido el Consistorio en materia de inversión social y asegura que “me marcharé de aquí muy tranquilo, siendo honrado, justo y sin ningún tipo de mochila, que es lo más importante”. "H emos tramitado en 2016 el mayor número prestaciones económicas de este Ayuntamiento", apostilla.

En una extensa entrevista con Canarias Ahora, asegura haber llevado a cabo un trabajo de recuperación y motivación del personal municipal y que la media de tramitación de ayudas de emergencia social ha disminuido a 18 días hábiles.

Tras casi dos años al frente de la Consejería, ¿cómo define su gestión?

Prefiero que no sólo sea la oposición la que nos valore, sino los propios ciudadanos. La ciudad sigue funcionando y los niveles siguen siendo los mismos o mejores, según qué índices se miren. No se ha destruido la Corporación municipal ni nada parecido, como algunos insinuaron que iba a ocurrir con la entrada de Podemos en la ciudad, de gente tan poco preparada en el mundo político. La ciudad avanza y entiendo que mejora en muchas áreas. Hemos apostado y se está haciendo muchísimo trabajo social.

¿Sobre qué aspecto han tenido que trabajar más?

Una de las claves ha estado en la recuperación del propio personal. Cuando llegamos hace casi dos años nos encontramos con unos trabajadores muy desmotivados y maltratados, en todos los sentidos, por la anterior Corporación. El área social va sujeta a las políticas que uno entiende que se deben mejorar. Si creyéramos que va sujeta al puro existencialismo, a la caridad, dejaríamos las cosas como estaban.

Los trabajadores del área social no estudiaron para eso y yo creo que el paso de los años les hizo perder a muchos la capacidad de trabajo e ilusión con la que empezaron, porque se transformaron en meros administradores. Una de las cosas de las que nos sentimos orgullosos es de poder decir que logramos la recuperación del personal del área de Cohesión Social.

¿Cómo se consigue eso?

Primero se escucha a la gente y se les da la oportunidad de que ellos se sientan partícipes. Los que peor lo pasan acuden a Cohesión Social, si entiendes que lo que hay que hacer es darles una limosna o atenderlos como lo hacía la Iglesia, es una clara equivocación. Evidentemente, ha habido grupos políticos que no han evolucionado para entender qué es lo que necesita la ciudadanía. ¿Quieres cambiar la realidad de tus vecinos o que siga habiendo desigualdad? Nosotros apostamos por reducir las diferencias que sufren los ciudadanos, para eso hay que trabajar muchísimo y dotar de medidas y mayor presupuesto a áreas como Cohesión Social

¿Con otros grupos políticos, a quién se refiere?

Al anterior Gobierno municipal, es decir, el Partido Popular (PP).

Hasta hace poco dirigía los Servicios Sociales del Gobierno canario la exvicepresidenta Patricia Hernández, ¿qué supone un cambio de consejera a medio camino de la legislatura en un área tan sensible como ésta?

Creo, sin entrar a valorar los porqués, que el Gobierno de Canarias ha dado un gran paso atrás. Hasta ahora ha existido – y espero que siga siendo así – un entente máximo tanto con el Cabildo, como con la Administración regional. Eso ha sido posible, porque hemos coincidido colores políticos tanto de Podemos, como del PSOE. Yo no he tenido problema alguno con los anteriores titulares de la Consejería regional. Este miércoles me reúno con la nueva responsable de Políticas Sociales, Cristina Valido, y el jueves con el Comisionado de Inclusión Social y Lucha contra la Pobreza. Entiendo que la dinámica que hemos elaborado a lo largo de los dos últimos años va a tener una continuación. 

Sin embargo, dice que ahora se da un paso atrás.

Claro, porque no tenemos que empezar de cero, pero nos obliga a trasladar nuevamente las soluciones que buscamos para los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria. Los compañeros que antes ocupaban los cargos en la Consejería ya lo sabían y se habían cansado de hablar conmigo, porque tenía reuniones periódicas con la viceconsejera. Con el Comisionado, lo mismo. Trabajamos muy a mano en la creación del mapa de inclusión social. Todo ese trabajo espero que no haya quedado en nada y tenga una continuación.

¿Cuáles son los principales asuntos que abordará con la consejera?

Le repetiremos las necesidades de la ciudadanía. Ella es consciente de que se va a sentar con el máximo responsable del municipio que más habitantes tiene en Canarias. No quiero ningún trato de favor, pero sí que se nos escuche y valore, porque se le van a trasladar las situaciones que se dan y la búsqueda de soluciones.

¿El Ayuntamiento tiene asegurados los planes que requieren financiación regional o hay alguna línea abierta que necesita seguir negociando?

Con los convenios no hay ningún problema, pero sí que hay proyectos como el plan integral municipal para personas sin hogar en Las Palmas de Gran Canaria, cuya presentación hemos tenido que retrasar a febrero. Este plan necesita mucho del Cabildo y del Gobierno de Canarias. Este es otro de los temas que voy a tratar con mucha delicadeza con Cristina Valido, porque anteriormente tenía el beneplácito de la exconsejera para buscar la financiación. Confío en que los proyectos continúen y que no haya ningún tipo de problema.

¿Con qué dotación económica contará ese plan integral municipal para personas sin hogar?

Es un proyecto que no está terminado. Esperamos presentarlo a principios o mediados de febrero.

El Partido Popular denunció recientemente el incremento de personas sin hogar en las calles y su indefensión.

Opino todo lo contrario. Partiendo de la base de que nosotros no creemos que la gente está en la calle porque quiere, al contrario de otros que lo decían y así lo comentaban en medios de comunicación, entendemos que la recuperación social parte por salir a la calle y conocer cuál es la problemática. No tenemos más gente en la calle, la problemática de los sintecho que tenemos en la ciudad - que no es el sinhogarismo, es distinto, los primeros son los que duermen a ras de cielo – es que un 78% del total son casos cronificados. Se trata de personas que llevan cerca de 10 años en la calle. Yo no digo que sea culpa del anterior gobierno ni del otro, esto ha pasado siempre e incluso aparecía en la Biblia. Lo que sí es verdad es que hay muchos casos que se cronifican, porque no se han buscado las medidas necesarias.

Nosotros para esto apostamos por el plan municipal para personas sin hogar que ya vamos a presentar y para el que necesitamos del apoyo del Gobierno de Canarias y del Cabildo, porque hay medidas como el trabajo con personas con adicciones o con problemas de salud mental, que son los casos mayoritarios. Esos perfiles no es que quieran seguir en la calle, pero si no trabajamos con el problema base, que es la adicción y la salud mental, nunca se van a recuperar.

El concejal de Cohesión Social y Juventud del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Jacinto Ortega.

El concejal de Cohesión Social y Juventud del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Jacinto Ortega. Canarias Ahora

Se trata de hacer un censo donde les informemos de las soluciones que les ponemos a su alcance y busquemos ayudas a través de administraciones como el Gobierno de Canarias.

¿De cuántas personas estamos hablando?

Alrededor de unas 86 personas que duermen en la calle y a las que se les darán esas atenciones. Yo he tenido la posibilidad de compartir experiencias con trabajadores de los servicios sociales, en compañía de agentes de la Policía Local y he podido hablar con ellos de su problemática. Incluso a algunos los hemos sacado de la calle a los dos o tres días, porque nos encontramos con perfiles que no tenían nada que ver con ese 78%. Hay un 22% restante que suponen casos temporales, porque su situación económica es mala y no tienen familias que les echen una mano.

El Ayuntamiento destinó el año pasado medio millón de euros menos en ayudas a emergencia social y, sin embargo, crecieron en un 11% las destinadas a familias con necesidades, ¿cómo es posible?

En 2016 incrementamos el presupuesto respecto al año anterior en más de 2,2 millones de euros, lo que supuso un aumento de un 8% con respecto al presupuesto inicial del mandato anterior. Este año hemos mantenido ese presupuesto, más un 3%, con lo que estamos hablando de un 11%. Además, hemos incrementado el global del presupuesto social en más de un millón de euros con respecto al año pasado. Hemos puesto en manos de los ciudadanos mucho más dinero que el que se puso en 2016, año en que ya habíamos superado al 2015.

La clave está en el número de prestaciones económicas. Las prestaciones económicas que emite el Ayuntamiento con dinero municipal es algo inferior al año anterior. Sin embargo, el número de prestaciones que se tramitan a través de los convenios con el Cabildo y del Gobierno de Canarias se incrementaron en 1.241 más que en 2015.

¿Quiere decir que el Ayuntamiento gastó menos en emergencia social, porque lo suplió con fondos del Cabildo y del Gobierno regional?

Así es. Nosotros disponemos del presupuesto municipal, de dinero del Cabildo y del Gobierno de Canarias. La diferencia con otros años se centra en que nosotros hemos tramitado muchas más Prestaciones Canarias de Inserción (PCI). Además, la diferencia entre el dinero que se tramita con la PCI y con las prestaciones económicas es enorme, porque éstas últimas suponen un único pago, mientras que las anteriores se dividen en los doce meses del año.

Le estamos dando la posibilidad a los ciudadanos de que mantengan un subsidio durante 24 meses, por la renovación, acompañado de un trabajo social: formación, búsqueda de empleo... Ahora se habla de la recuperación social y de números que apuntan a una mejora, pero yo tengo un número que no es tan bueno y es que hemos tramitado en 2016 el mayor número prestaciones económicas de este Ayuntamiento.

Eso significa que hay más familias que dependen de las ayudas que gestiona el Ayuntamiento

Evidentemente. Yo entiendo que el ciudadano concibe hoy en día la Cohesión Social como una herramienta. Creo que antes existía el prejuicio de no acudir a los servicios sociales por miedo a que, por ejemplo, una familia se quedara sin los niños o estigmatizada. Creo que los ciudadanos de la capital están madurando en cuanto a entender que esta área supone una herramienta que puede ser casi de paso obligatorio para cualquiera. Antes, quienes acudían a los servicios sociales eran los más pobres, pero la nueva aparición de perfiles como son los desempleados ha hecho que muchas personas de la denominada clase media hayan tenido que acceder a las ayudas que proporcionamos.

¿Quiere decir esto que está creciendo la pobreza en el municipio, o que ha habido más solicitudes de familias que antes no se hubieran atrevido a acercarse a los servicios sociales en busca de ayudas por ese estigma?

Creo que hay un poco de las dos cosas. Es posible que de la clase media hacia la alta existan los denominados “brotes verdes”, porque se ve más movimiento y se habla de un mayor número de contrataciones, aunque habría que ahondar en éstas, porque ahora tenemos el perfil de trabajador pobre. Tanto el Gobierno central como el de Canarias son los que deben enmendar ese rumbo.

El pasado mandato se llego a hablar de seis meses de retraso en la tramitación de ayudas de emergencia social, ¿cuánto tiempo tardan en la actualidad?

Según el distrito y la emergencia. Si se trata de un caso muy extremo, se soluciona en un día. Si hablamos de la PCI, según qué distrito, por el mayor número de solicitudes, se tarda más. Pero respecto a las ayudas de emergencia, creo que estamos hablando de unos 18 días hábiles de media.

El Ayuntamiento ha puesto en marcha las cláusulas sociales en materia de contratación. ¿Están viendo resultados?

Estamos puliendo el documento, porque al ser la primera vez que se pone en marcha en este Ayuntamiento, se encuentra incompleto, lo hemos dejado abierto. Trabajamos en un nuevo texto que recoja los diferentes criterios que han ido surgiendo a lo largo de este último año.

¿Cómo cuáles?

El pasado mes de julio aprobamos en Junta de Gobierno ese marco de cláusulas sociales, mediante el que tratamos de cambiar las subastas puras por una contratación que tenga muy en cuenta la oferta económica, pero sabiendo que la mejor no es siempre la más barata. Por lo tanto, se premia la integración de personas en situación de vulnerabilidad o que tengan alguna discapacidad, entre otros aspectos. Esto permitirá que todas las empresas compitan con las mismas posibilidades.

¿Y los matices a mejorar?

Son, sobre todo, matices técnicos. Hay contratos menores y de otro tipo que tienen que quedar al margen, por la posibilidad de que exista un vacío y no se presente ninguna empresa por las condiciones que se le exigen. En ese marco nos movemos.

¿Ha surgido algún vacío?

No ha surgido, pero sí la posibilidad. Aunque lo presentamos bastante bien estudiado, a la larga van surgiendo asuntos que hacen que te plantees posibilidades de error.

La empresa Ralons anunció recientemente una querella por el servicio de atención domiciliaria, ¿cómo evoluciona este asunto?

Entiendo que Ralons, como cualquier otra empresa, se siente perjudicada al no ser la adjudicataria del servicio, por lo que ha recurrido al estamento que cree correspondiente, que me parece que ha sido el Gobierno de Canarias. Entiendo que todas las empresas puedan recurrir cualquier decisión de las mesas de contratación.

El concejal de Cohesión Social y Juventud del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Jacinto Ortega.

El concejal de Cohesión Social y Juventud del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Jacinto Ortega. Canarias Ahora

¿Es cierto que ha habido técnicos que advirtieron de que Clece había hecho una “oferta temeraria"?

Eso lo advierte la propia empresa en la reclamación que presentó, los técnicos no. Ha sido una de las adjudicaciones más limpias que ha habido, en todos los sentidos. Yo no sé cómo se haría antes, pero aquí las decisiones las toman los técnicos, no los políticos. Clece ha sido la ganadora del concurso, porque ha sido la empresa que ha obtenido mayor puntuación.

¿Estaban activas las cláusulas sociales entonces?

No lo estaban.

Usted fue protagonista de una agresión, ¿se encuentra el caso judicializado?

Lo está. Se presentó la denuncia, con parte facultativo. Ha habido un seguimiento por parte de la Policía Nacional, lo cual agradecí en su momento. Tuve una repercusión enorme a nivel local, tanto por parte de amigos, como de la oposición, que se mostró preocupada. Gracias a dios todo quedó en un susto, en la pura amenaza que quisieron trasladar. En el mes de julio me acerqué a la Comisaría a preguntar sobre el tema, pero la situación era la misma que el primer mes. Al no haber cámaras en la zona… por indicios y sospechas no se puede detener a nadie.

También lleva usted el área de Juventud, ¿cuáles han sido los avances en esta materia?

Creo que hemos avanzado muchísimo, que hemos sacado del cajón desastre al área de Juventud. Es como el área social, me ha tocado reflotarla. Este año hemos elevado el presupuesto un 50% y hemos podido llevar a cabo en 2016 muchísimos proyectos. Hemos sabido conectar con los jóvenes en las redes sociales y me siento muy orgulloso de formar parte de la familia de Juventud.

¿Cuál de esos proyectos destaca?

Hemos sido impulsores de los proyectos de mediación, que han servido incluso para que el Cabildo nos copie. Estamos en fase de trabajar con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para llevarlo a estos estudiantes. Si se apuesta por la mediación, creo que podemos tener una sociedad más sana.

¿Cuántos jóvenes forman parte de estos proyectos de mediación?

El año pasado lo realizamos en unos 19 centros. En los actos de clausura reunimos a unos 700 jóvenes y creo que alcanzamos a unos 1.500.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha