eldiario.es

Menú

Televisión Canaria busca una solución de emergencia para evitar irse a negro tras las campanadas de fin de año

RTVC asegura que está trabajando para evitar quedarse sin señal el 31 de diciembre, fecha en la que caduca el contrato actual. Una de las vías podría ser un negociado sin publicidad

Una nueva prórroga del contrato queda descartada, pues se necesitan tres vocales de su Consejo Rector para aprobarla y solo cuenta con el apoyo de dos

La mesa de contratación del concurso de informativos ha quedado paralizada después de que una de las licitadoras, Videoreport, impugnara a una alto cargo

- PUBLICIDAD -
Unidad móvil de la Televisión Canaria

Unidad móvil de la Televisión Canaria Alejandro Ramos

El futuro de Televisión Canaria es una incertidumbre en esta recta final de año. A tan solo una semana de las campanadas de Año Nuevo, aún no existe una solución que evite su apagón, fecha en la que caduca el actual contrato para la distribución y difusión de la señal, así como su transporte permanente. En la misma situación se encuentra la emisora pública Canarias Radio.

Ante esta tesitura, el ente Radio Televisión Canaria asegura que su presidente, Santiago Negrín, está trabajando para encontrar una vía desde que el pasado 13 de diciembre el Consejo Rector no aprobara la prórroga del contrato de la señal. Desde su dirección aseguran que a corto plazo encontrarán una medida que permita a la tele y a la radio seguir emitiendo el 1 de enero, pero a día de hoy no saben precisar cuál será.

El ente público tiene previsto dar este año las campanadas desde el municipio grancanario de Firgas con dos de las presentadoras más conocidas del Archipiélago, Eloísa González y Yaneli Hernández, junto a Elvis Sanfiel y Kiko Barroso. Sin embargo, no está asegurado qué pasará después de que los canarios se tomen las doce uvas y llegue 2018 con la última de las doce campanadas.

Una de las vías que existen para evitar lo que en el argot televisivo se conoce como ir a negro es un procedimiento negociado sin publicidad. No obstante, la solución que no podrán adoptar es la de prorrogar el contrato actual ya que, para su aprobación, son necesarios tres votos favorables de los miembros del Consejo Rector, actualmente compuesto por Santiago Negrín, el vocal propuesto por el PP, Luis Padrón y la consejera propuesta por el PSOE María Lorenzo, que se abstuvo en la última votación.

Desde 2015 hay dos vacantes en este órgano y previsiblemente hasta febrero no se apruebe la incorporación de las nuevas candidatas y se vuelva a contar con los cinco miembros que precisa este órgano. Una de ellas fue propuesta por el PSOE (Carmen Zamora), y otra por Coalición Canaria (Marta Cantero), nombramientos que el Parlamento regional ha rechazado ya en dos ocasiones. La Cámara Regional someterá a una tercera votación estos nombramientos para los que se necesita el apoyo de 36 diputados, en vez de los 40 requeridos en las dos rondas anteriores.

El ente público ya estuvo a punto de ir a negro el pasado mes de julio, cuando su presidente, Santiago Negrín, aprobó una prórroga a este contrato saltándose el cuórum necesario del Consejo Rector. Entonces, tanto la consejera María Lorenzo como los partidos de la oposición alegaron que la Ley estipula que no son suficientes solo dos votos favorables para tomar esta decisión.

En esa ocasión, la prórroga del contrato se pudo llevar a cabo porque la secretaria sustituta del consejo (la titular se encontraba de permiso de maternidad) permitió que se ampliara en cuatro meses más por 1,3 millones de euros. Esta secretaria sustituta fue además cuestionada por la consejera María Lorenzo por haber sido elegida sin las preceptivas exigencias legales.

Sin embargo, el pasado 13 de diciembre la propia secretaria titular se manifestó en contra de este criterio adoptado. A requerimiento de la consejera María Lorenzo la secretaria aclaró que de acuerdo a la Ley son necesarios tres votos para aprobar la prórroga del contrato y que no es posible, por tanto, que Santiago Negrín amplíe el acuerdo para la difusión de la señal con solo estos dos votos.

Lo que pretendía Negrín ese día era ampliar en once meses más el contrato administrativo de servicios para distribución y difusión de las señales de TV y FM y el transporte permanente de señales a la empresa Cell-Nex (antes Retevisión y después Abertis) por un total de 3,7 millones de euros. El presidente del ente se justificó en las hipotéticas conveniencias de la licitadora que pueda ganar el concurso de Informativos ya que puede producirse un cambio de sede.

La tele canaria está envuelta además en otros problemas que apuntan directamente a la gestión de su presidente. Al contrato de la señal de TV y FM se le suma la polémica en torno al concurso de los servicios informativos, que también aprobó unilateralmente por 144 millones de euros.

Además, la actual concesionaria y una de las licitadoras a la renovación del contrato, Videoreport, ha impugnado la presencia de la directora de Relaciones Institucionales de RTVC, Daida Rodríguez, en la mesa de contratación designada por el presidente del ente y que, por tanto, se encuentra paralizada en estos momentos. Daida Rodríguez fue empleada de Inforcasa, empresa editora del periódico Canarias7, que participa en el accionariado de Videoreport.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha