eldiario.es

Menú

Huir de la guerra, un camino llamado Mediterráneo

La Guardia Civil alerta de picos de inmigración por la recuperación económica

En 2014, más de 3400 personas perdieron la vida en el mar huyendo de la pobreza y de los conflictos armados, según fuentes de Amnistía Internacional. Los barcos no sólo naufragan, sino que chocan contra los bastos muros que han levantado los estados de la Unión Europea.

Las medidas políticas por parte de la UE, a pesar de lo dramático de los hechos, tienden más a contribuir y empeorar la problemática que a paliarla. Las intervenciones militares, las exportaciones de armas y los intereses geoestratégicos de los estados integrantes y sus socios, son algunas de las acciones que desestabilizan países y regiones aportando inseguridad, a la vez que introducen armas en situaciones con alto riesgo de conflicto armado.

Libia es uno de estos ejemplos, a día de hoy miles de libios siguen huyendo por la situación de violencia e inestabilidad que aún se sufre en el país. La guerra civil en Libia nos hace mirar para atrás y preguntarnos sobre la intervención militar de la OTAN en 2011, realizada con el consenso de casi todos los países de la UE, que pretendía ser una solución al conflicto emergente, y que sin embargo cerró las vías para cualquier tipo de negociación, introduciendo más armas, más violencia y aumentando el colapso en la región.

Seguir leyendo »

Violencia de género y presencia de armas: combinación letal.

Disparos en la puerta de la vivienda de la mujer. (EFE/Ángel Medina G.)

La proliferación de armas supone un riesgo para los estados, comunidades, y para todas las personas del mundo. Lejos de garantizar la seguridad nacional o personal, la presencia cada vez mayor de armas aumenta la probabilidad de sufrir la guerra y la violencia. Y aunque esto sea así para todos, el impacto que tiene la presencia de armas es muy diferente en función de si somos mujeres u hombres.
Es cierto que las víctimas más directas de la violencia causada por las armas de fuego son hombres (especialmente jóvenes). Ellos constituyen la mayoría de combatientes, soldados, militares y particulares armados del mundo. Sin embargo, las mujeres, se ven desproporcionadamente afectadas por las armas, no por estar en la línea de fuego, ni por ser sus principales compradoras, propietarias o usuarias, sino por ser mujeres.
Mientras los hombres son más a menudo asesinados por extraños armados, las mujeres tienen más riesgo de sufrir violencia con armas por parte de parejas u otros hombres conocidos. Esto es así hasta tal punto, que “uno de los factores de riesgo más importantes para las mujeres – en relación a su vulnerabilidad a las agresiones– es estar casadas o cohabitar con su pareja”. (OMS 2002)
La violencia contra las mujeres, sea con botas, puños o armas, tiene su raíz en la discriminación dominante que niega a las mujeres la igualdad respeto los hombres. Sin embargo, la presencia de un arma en un hogar, hace que las mujeres estén expuestas a un riesgo especialmente elevado, aumentando drásticamente la probabilidad de que la violencia domestica acabe resultando en muerte. Esto no sucede solamente en sociedades militarizadas o durante un conflicto, aunque en estos contextos los abusos que padecen las mujeres son aún más extremos. En países donde se permite la posesión de armas, como Estados Unidos, el acceso a un arma de fuego en el hogar aumenta cinco veces la probabilidad de que una mujer pueda ser asesinada por su esposo o compañero. El hecho de tener una arma de fuego en el hogar aumenta en un 41% el riesgo de que algún miembro de la familia sea asesinada. Para las mujeres en concreto, esta probabilidad casi se triplica (aumenta un 272%).
No olvidemos la gran violencia simbólica que, junto con los grandes negocios armamentísticos, sigue sosteniendo la cultura de las armas e imposibilitando intervenciones reales de control de las armas. Las actitudes y estereotipos que equiparan masculinidad, poder y protección con posesión, exhibición y uso de armas, son tan solo la misma cara de la moneda. Las armas no protegen a los países, ni a las familias, ni mucho menos a las mujeres “indefensas y vulnerables”. Sea cual sea el contexto, la presencia de armas de fuego tiene siempre el mismo efecto: cuanto mayor sea el número de armas, mayor es el peligro para todos, pero especialmente para las mujeres, la violencia contra las cuales persiste en todos los países, contextos y sectores sociales.

Seguir leyendo »

La estrategia del glifosato

Esta alerta ha surgido a raíz del informe de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, que ha determinado el químico glifosato como posible causante de cáncer en personas y plenamente demostrado en animales de laboratorio. Cuestión ésta que durante largos años ha sido negada por la transnacional Monsanto y por el gobierno de EEUU (promotor en Colombia de las fumigaciones a raíz del Plan Colombia).

Igualmente la Defensoría del pueblo colombiana ha dado a conocer un informe sobre los efectos nocivos de estas fumigaciones en el departamento del Putumayo, en la cuenca amazónica, en el que certifica los graves daños a la salud, a los recursos naturales, los cultivos alimentarios y de subsistencia de las comunidades, al deterioro de suelos y ecosistemas, y la desaparición de especies animales que no se recuperarán.

Las comunidades campesinas e indígenas ya hace años que vienen protestando enérgicamente contra las fumigaciones. A mediados de 2014 tuvieron cortada durante 17 días la vía que conecta los pozos petroleros del Corredor Puerto Vega-Teteyé, al sur del caudaloso río Putumayo, resistiendo los intentos para desalojarlos del brutal ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios de la policía). Líderes de los resguardos de Orito, Puerto Caicedo y Villagarzón interpusieron una acción de tutela a la Corte constitucional, que ha tenido como primer resultado este informe de la Defensoría del Pueblo.

Seguir leyendo »

Lo que esconde el BBVA

Junta General de Accionistas BBVA

La economía del BBVA va muy bien, según su presidente Francisco González, que durante su discurso en la junta general de accionistas del pasado 13 de marzo destacó que se ha convertido en el primer banco de España en inversiones y depósitos gracias a la compra de Catalunya Banc y que se ha convertido en uno de los principales bancos del mundo gracias al aumento de su inversión en Turquía y de la prestación de servicios en las plataformas digitales.

La economía de los españoles, pero, no va tan bien por culpa del paro, también según el Sr. González. La buena noticia es que él tiene la receta para acabar con este problema durante el 2015: crear ocupación y combatir la corrupción.

Seguir leyendo »

Armas robóticas, nuevo reto a los Derechos Humanos

A lo largo de esta semana tendrá lugar la reunión de expertos de la Convención sobre Prohibiciones o Restricciones del Empleo de Ciertas Armas Convencionales en Ginebra. En dicha reunión se abordaran los Sistemas de armas autónomas letales o armas robóticas con capacidad de disparar sin intervención humana en la toma de decisiones.

La industria y los centros de investigación robótica están trabajando en prototipos de robots con mayores capacidades autónomas, se especula que en unos 20 o 30 años existirán robots que una vez activados puedan seleccionar y atacar objetivos sin la intervención humana, los llamados “robots autónomos letales” o “robots asesinos”.

Estas nuevas armas con capacidad de decir por si mismas si disparan o no, si matan o no, están generando un intenso debate. En Ginebra el debate girará alrededor de cuatro temas, cuestiones técnicas, cuestiones éticas y sociológicas, cuestiones jurídicas del derecho internacional y derecho humanitario y aspectos operacionales y militares.

Seguir leyendo »

Oriente Medio, zona libre de armas nucleares

Benyamin Netanyahu, primer ministro de Israel.

Una zona libre de armas nucleares (ZLAN) es una región geográfica donde los estados que forman parte han prohibido las armas nucleares. Actualmente hay cinco zonas en el mundo libres de armas nucleares reconocidas por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Estas están reguladas por diferentes tratados: el Tratado de Tlatelolco (el primer tratado de estas características firmado en 1967, que incluye América Latina y el Caribe), el Tratado de Rarotonga (Pacífico Sur, 1985), Tratado de Bangkok (sureste de Asia, 1996), el Tratado de Pelindaba (África, 1997) y el Tratado de Semipalatinsk (Asia Central, 2002). Además, Mongolia declaró su territorio libre de armas nucleares. Estas zonas incluyen un conjunto de 116 estados, que representa el 60%, aproximadamente, de los miembros de la ONU. Hay otros acuerdos internacionales que han declarado ciertas regiones del mundo, como la Antártida, el fondo del mar y el espacio exterior, libres de armas nucleares.

Durante muchos años, varios estados e instituciones han intentado que Oriente Medio se declare zona libre de armas nucleares, pues, consideran que ayudaría a pacificar la zona. Egipto fue el promotor, en 1961, de la primera iniciativa para conseguirlo. Tuvo el apoyo de muchos estados árabes, de Turquía, de los estados llamados "no alineados" (era la época de la Guerra Fría) y de algunos estados europeos (fundamentalmente escandinavos). La Asamblea General de la ONU aprobó en 1974, por primera vez, una resolución para establecer una zona libre de armas nucleares en Oriente Medio.

En la conferencia de revisión del Tratado de No proliferación Nuclear (TNP) de 1995, los Estados Parte acordaron, entre otras cosas, exhortar a los estados de Oriente Medio para que adoptaran medidas para establecer en Oriente Medio una zona libre de armas nucleares, biológicas y químicas y también de sus vehículos de transporte. Además, pedían, sobre todo a los estados que tuvieran armas nucleares (únicamente Israel), que se adhirieran al TNP. En 2005, Irán presentó una  propuesta en la conferencia de las partes del TNP para que se estableciera una zona libre de armas nucleares en Oriente Medio.

Seguir leyendo »

Las armas y los ejércitos no dan seguridad

La guerra y la violencia son elementos más costosos de mantener que no el diálogo y la paz

Las armas han sido concebidas para dar seguridad a quien las posea. Esto es así aparentemente, dado que aquellos que no las posean es posible que sientan temor delante de sus poseedores y se vean empujados a adquirir para sentirse seguros. En el ámbito de los estados, esto ha conducido a una espiral sin límites que recibe el nombre de armamentismo y que tuvo su máximo exponente durante la Guerra Fría. Alarmados por el rumbo que tomaban las cosas delante de un posible holocausto nuclear, algunas mentes sensatas reflexionaron para ponerle freno, y en lo posible, caminar en sentido contrario, hacia un estadio más seguro; el desarme. Como la lista es larga, tan sólo recordar algunos de los que alertaron sobre el peligro de las armas: Bertrand Russell, Alva Myrdal, Alvert Einstein, Bertha von Suttner…Sus argumentos eran simples; si se siente temor delante de un vecino armado, quizás sea mejor dialogar con él para conseguir un mínimo común denominador por lo que respecta al potencial militar y así ambos se sentirían más seguros. Otro argumento igual de convincente era que, si bien se han diseñado armas para defender pertenencias propias, estas armas también han servido para arrebatar las de otro y, en caso de controversia, combatir. Entonces advierten de que en una batalla siempre hay perdedores, con la cual cosa quizás era mejor dialogar y buscar un equilibrio que evitase el sufrimiento de la guerra.

Pero los defensores de las armas continuaron argumentando qué hacer delante de los enemigos que amenazan la seguridad. Un par de sociólogos actuales han intentado dar respuesta a las inseguridades que nos acechan. Ulrich Beck ha denominado el mundo actual como la sociedad del riesgo y Zygmunt Bauman como la sociedad líquida, producto de la etapa postindustrial en la que vivimos, que tienen que ver con las incertidumbres que ha provocado el mundo globalizado y amenazado por la escasez de recursos renovables, el cambio climático, las catástrofes ambientales y nucleares como Chernóbil y Fukushima, hambres y grandes migraciones. Causas de las auténticas inseguridades que sufre la humanidad. Riesgos, peligros y amenazas que no parece que las armas y los ejércitos puedan eliminar.

Pero pese a ello, se persiste en construir el mito del enemigo que nos amenaza y se habla de terrorismo internacional, de crimen organizado, de ataques cibernéticos, la proliferación de armas de destrucción masiva y los conflictos que desestabilizan la paz mundial. Sin lugar a duda es cierto que son peligros y amenazas, pero es necesario volver a insistir que tampoco parece que ninguno de estos peligros pueda ser contrarrestado ni vencido mediante armas y ejércitos. Quizás, lo único, el conflicto armado pero recurriendo de nuevo al sentido común, sería menos costosa su prevención y solución a través de medios de presión política, de embargo aconómico y comercial, o de conferencias de paz, que no a través del uso de la fuerza.

Seguir leyendo »

Azúcar manchado de sangre del norte del Cauca

La ocupación de tierras, los indígenas nasa del norte del Cauca, Colombia, en siete haciendas de caña de azúcar de Corinto, ha desencadenado un fuerte represión del gobierno Santos, con un despliegue desorbitado de unidades del brutal cuerpo antidisturbios ESMAD (Escuadrón Móvil antidisturbios), que no han dudado en utilizar todos los medios de última generación con que el gobierno ha dotado estas unidades de élite dela altamente militarizada policía colombiana, haciendo gala de una respuesta absolutamente desproporcionada con lo que es una protesta firme pero pacífica. A pesar de esta brutalidad los 20 cabildos indígenas del norte del Cauca resisten el desalojo de las tierras ocupadas.

Las organizaciones indígenas del Cauca estiman que tienen necesidad como mínimo de 140.000 ha para sus familias. Según datos de 2010, en el Cauca 51.000 familias indígenas comparten 201.987 ha, que con una media de 6 personas por familia da un ratio de 0,66 ha por persona. El mismo INCODER, el oficial Instituto Colombiana de Desarrollo Rural, estimaba en 2007 un déficit para las comunidades indígenas agrupadas en el CRIC (Consejo Regional Indígena del Cauca) de 170.932 ha. Las comunidades indígenas están reivindicando que el estado les otorgue 20.000 ha en el municipio de Corinto, a un ritmo de 5.000 ha por año. Exigen, con medidas de hecho, que el Estado cumpla de manera real con los diferentes acuerdos de restitución de tierras que, producto de las movilizaciones, se ha comprometido desde 2009 y que cumpla la sentencia que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH ) emitió en "reparación" por la masacre de El Nilo ocurrida hace 23 años cuando 20 indígenas fueron asesinados a sangre fría para desposeerlos de 500 has que ocupaban desde hacía cuatro años.

Pero los compromisos del gobierno de Santos no van en esta línea. Ni las políticas de restitución de tierras a los pueblos indígenas, ni la restitución de tierras a las víctimas del desplazamiento forzado establecida en la Ley de víctimas, ni el reconocimiento de las solicitudes de creación de Zonas de Reserva Campesina son las prioridades de este gobierno.

Seguir leyendo »

Comercio de armamento y corrupción

España fomenta la corrupción en la venta de armas y obvia las violaciones de los derechos humanos que puede haber como consecuencia

 Seis son los delitos investigados: corrupción en las transacciones comerciales internacionales, contra la Hacienda Pública, cohecho, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y falsedad documental. Nueve miembros de Defex habían sido detenidos, entre ellos, el presidente y el director financiero.

La exportación del material policial se habría realizado entre los años 2008 y 2009, por un valor de 152 millones de euros. Según el periódico  El Mundo (7/1/2015) el valor del material exportado ascendería a 35 millones de euros. La operación se realizó a través de una Unión Temporal de Empresas (UTE) entre Defex S.A. y la empresa privada Comercial Cueto 92 S.A. Del total del precio del contrato se habrían desviado 41 millones de euros a Luxemburgo.

Resulta destacable el enorme margen de beneficio que ha supuesto la operación: 117 millones de euros, si tomamos como correcta la valoración del material policial en 35 millones de euros: casi un 77% de margen. A esos 117 millones de euros hay que descontar la suma de comisiones que Defex abonó a las autoridades angoleñas como contraprestación a que el contrato se hubiera adjudicado a empresas españolas.

Seguir leyendo »

¿Más armas nucleares en Europa?

Continúa existiendo un arsenal de 17.000 bombas nucleares en el mundo

Durante la década de los años 70 del siglo pasado, la URSS comenzó a desplegar en Europa central y del este misiles nucleares SS-20 de alcance medio (menos de 5.500 km). Los gobernantes europeos solicitaron a EEUU el envío de misiles de crucero y misiles balísticos, con el doble objetivo de comprometer a EEUU en la defensa de Europa y de disuadir a la URSS de posibles ataques. Para EEUU, el despliegue representaba una cierta forma de dominio en territorio europeo. En diciembre de 1979 los estados miembros de la OTAN acordaron que si no se llegaba a un pacto con la URSS para que ésta retirara sus SS-20, la OTAN desplegaría 572 misiles norteamericanos de alcance medio en Gran Bretaña, Bélgica, Países Bajos, Italia y la Rebública Federal Alemana. En diciembre de 1983, al no poderse cerrar ese pacto, EEUU inició el despliegue de misiles nucleares de alcance medio tanto balísticos (los famosos Pershing 2) como de crucero.

La perspectiva del despliegue de los misiles estadounidenses generó, a partir de 1979, una fuerte oposición por parte del movimiento pacifista europeo, con protestas masivas en toda Europa occidental. Esta oposición fue tan fuerte en Alemania que provocó una crisis de gobierno en el otoño de 1982: la coalición de socialdemócratas y liberales abandonó el gobierno a causa de la oposición al despliegue de los misiles por parte de un número importante de diputados socialdemócratas. Así se inició un largo periodo de hegemonía de la derecha alemana liderada por Helmut Köhl.

A partir de 1985, la URSS, de la mano de Gorbachev, comenzó a presentar propuestas de desarme y finalmente, el 8 de diciembre de 1987, los jefes de estado Reagan y Gorbachev firmaban en Washington el Tratado INF, un tratado bilateral que disponía la eliminación de todos los misiles terrestres balísticos y de crucero, de corto y medio alcance (es decir, de rangos entre 500 y 1.000km y entre 1.000 y 5.500km, respectivamente).

Seguir leyendo »