eldiario.es

Menú

¡Basta de SILENCIOS!

- PUBLICIDAD -

Las mujeres, estamos hartas de los minutos de silencio. Las mujeres estamos saturadas de los silencios.

Las mujeres hace años que no callamos ante el terrorismo machista, aunque estos días haya quien parece haber descubierto que lo mejor es el ruido y no el silencio.

El ruido de las mujeres del movimiento feminista ha sido constante. Una constante que se convirtió en una marea violeta que inundó Madrid el #7N.

Cada día alguna mujer ha roto el silencio cómplice de la sociedad patriarcal y ha denunciado la violencia que esta sociedad ejerce contra las mujeres. Una violencia intrínseca que toma cientos de disfraces, que adquiere diferentes formas. Desde las religiosas hasta las políticas, pasando por los machismos de cada día en cualquier parte del mundo. Machismos que discriminan, machismos que promueven el miedo a los espacios públicos por el hecho de ser mujeres, machismos que se muestran voraces en las redes sociales. Machismos que torturan, que asesinan. Machismos que convierten a las mujeres en seres comerciables.

Y que hace esta sociedad? Practica el silencio. Unas veces es los silencios oficiales de quienes desde el gobierno y las opciones políticas deberían tomar posición contra esta lacra social sin titubeos, al igual que hacen contra otros terrorismos; otras, es el silencio de los medios cuando disfrazan el terrorismo machista con eufemismos que dan a entender que las mujeres tienen el mal gusto de morirse, cuando las asesinan, sólo que para poner en un compromiso al macho que no pudo soportar que ella quisiera ser tratada como una ciudadana, no como una súbdita del machismo.

Silencios que silencian los nombres de los terroristas y callan las biografías de las asesinadas porque mueran dos veces. Silencios que esconden a las asesinadas que mueren en los hospitales. Silencios de las casas de acogida. Silencios de vivir escondidas con el miedo agarrotando la vida que no se vive por miedo a ser encontradas. Silencios de quienes publican las falsas noticias de grupos de hombres que se autodenominan defensores del macho y el único objetivo es desprestigiar a los movimientos democráticos de las mujeres feministas sembrando la duda en una sociedad dispuesta a silenciarse cómplice. Silencios que esconden las mujeres prostituidas disfrazándolas de imposibles Pretty Woman para ser asesinadas por cualquier ejecutante del poder del macho. Silencios que llaman clientes a los cómplices de la trata y locales de ocio adulto a los prostíbulos. Silencios de los que no aman. Silencios que esconden las vergüenzas de una sociedad que se dice democrática mientras lleva en su seno el huevo de la serpiente de la violencia patriarcal que consiente la sangría de su futuro con el asesinato constante de las mujeres para mantener la supremacía de la cuota masculina. Silencios, siempre silencios.

Desde la marea del #7N las mujeres vamos haciendo callar a los silencios. Queremos una sociedad democrática que, al igual que los países nórdicos, decida firmar una ley de la Paz para las Mujeres. Y mientras, hagamos callar el silencio a la entrada de todos los Parlamentos con un muro "Memorial de las Víctimas del terrorismo machista" para que las conciencias se despierten, porque todo el mundo sepa los nombres de las mujeres asesinadas. Para que, finalmente, esta sociedad entienda que no se puede llamar democracia a un sistema que permite que el 50% de su población sufra violencias machistas por el simple hecho de haber nacido mujer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha