eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La crisis económica profundiza la desigualdad que afecta a las mujeres en los ámbitos laboral y social

Las mujeres cobran menos que los hombres, reciben pensiones más bajas y tienen un grado de actividad menor

La pérdida de puestos de trabajo fijos en Catalunya ha afectado la administración en trabajos muy feminizados

 
- PUBLICIDAD -
Manifestació 8 de març a Barcelona 2014

Manifestación del 8 de marzo en 2014 en Barcelona

El impacto de la crisis económica en la mujer ha sido brutal. Se deduce del informe «Situación de las mujeres en Catalunya 2015» elaborado por CCOO y que han presentado Alba García, secretaria de la Mujer y de Cohesión Social de CCOO y Lidia Sandalinas, responsable de Acción de Género en la Empresa de la misma secretaría. En el informe se muestra, una vez más que si la mujer ya llegaba a la crisis en peores condiciones laborales y sociales que el hombre, su situación desde el año 2008 ha empeorado casi en todos los ámbitos.

Desde 2008 hasta ahora la destrucción de empleo sido mucho más duro para las mujeres que para los hombres. Y si se mira desde el año 2014, el aumento del empleo en las mujeres es de menor intensidad y de peor calidad, afirma el estudio.

El sector público catalán ha sido impactado duramente por la crisis. Y en este contexto, al ser un ámbito de una gran feminización en el empleo y de mucho trabajo indefinido ha sufrido también el zarpazo de la reconversión. En el sector privado el estudio reconoce que se crea empleo, pero que este trabajo, fruto de las reformas laborales, es cada vez más precario.

El 47% de las mujeres se declara laboralmente activa, esto es 8 puntos menos que los hombres. De las personas inactivas las mujeres son el 59%, 19 puntos más que los hombres. El exceso de inactividad entre mujeres y hombres tiene que ver, según el informe, en la dedicación que provoca el cuidado de los hijos o hijas, el cuidado de personas enfermas y mayores o asumir «otras responsabilidades familiares» según la Encuesta de Población Activa (EPA).

Tanto en lo que respecta a los permisos retribuidos por paternidad o maternidad, como en el caso de los permisos no retribuidos (excedencias o reducciones de jornada) las mujeres son casi la totalidad de las que los piden. Dos ejemplos, en 2013 el permiso por maternidad o paternidad, fue ejercido por 49.598 mujeres y sólo 817 hombres; el 95,4% de las excedencias por hijos o hijas las han ejercido también las mujeres.

Si se analiza el apartado retributivo, vuelve a surgir la desigualdad como elemento esencial. Las diferencias se encuentran en todos los grupos de edad. Así, las mujeres cobran de media 6.900 euros menos que los hombres en salario bruto, y las mujeres extranjeras aún sufren una discriminación mayor. En general, indica el trabajo, las diferencias salariales entre hombres y mujeres se van haciendo más grandes a lo largo de la vida laboral.

Si se mira la parte baja de las retribuciones, el 17,36% de las mujeres trabajadoras no llegan a percibir el salario mínimo, mientras que en el caso de los hombres este porcentaje es el 7,32%.

Pero cuando se pierde el trabajo la diferencia se mantiene o incluso se incrementa. Entre la población parada que recibe subsidio los hombres casi doblan a las mujeres. Y en el caso de los jóvenes la desproporción es aún mayor, por cada 8 chicos recibe prestación por desempleo, en el caso de la mujer la recibe una de cada 10.

Menores pensiones y más paro juvenil

Finalmente, si se pone el foco en las pensiones y se analiza quien las cobraba en Catalunya en 2013 el resultado también es bastante desigual. Las mujeres cobran, de media, 476 euros al mes, mientras que los hombres reciben 536, lo que muestra una brecha del 43,5%, entre otros aspectos.

Para afrontar los problemas mencionados el sindicato propone que las políticas activas de empleo tengan en cuenta el género. En este sentido reclaman acciones efectivas contra la precariedad laboral que contribuyan a cerrar la brecha que se da tanto en salarios como en prestaciones. También instan a erradicar la discriminación laboral ya facilitar la igualdad de oportunidades.

Además, las mujeres se añaden a la reclamación respecto a las ILP de renta básica de ciudadanía y de vivienda, contra los desahucios y la pobreza energética.

Finalmente las mujeres de CCOO han recordado que las administraciones publicas deben garantizar el acceso en equidad a los recursos sociales, sin discriminación por razón de sexo, edad, origen creencia o condición sexual. También se reclama una enseñanza laica y se hace una llamada de atención a las fuerzas políticas en la situación preelectoral, recordando que deben dar respuesta a las desigualdades sociales y de enero y que «sin la participación de las mujeres no hay democracia», afirman.

Por todo ello, desde CCOO, y también desde UGT se han convocado diversas movilizaciones que confluirán el 8 de marzo. En Barcelona, la manifestación saldrá a las 12 horas desde la Plaza Universidad y marchará por las Ramblas hasta la Plaza de Sant Jaume.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha