eldiario.es

Menú

La Generalitat denuncia por desórdenes públicos y amenazas a Policía y Guardia Civil por el desalojo de colegios

El juez de guardia de Barcelona abre diligencias, aunque la Generalitat no identifica a ningún agente en su denuncia

Los servicios de emergencia han atendido a 761 heridos y contusionados por las intervenciones policiales, según el Govern

- PUBLICIDAD -
El Govern cifra en 337 las personas heridas por la intervención policial

Agentes de la Guardia Civil rompen la puerta del colegio donde tenía que votar Puigdemont EFE

La Generalitat ha denunciado ante el juez de guardia de Barcelona a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que han desalojado este domingo a ciudadanos en varios colegios electorales. La denuncia, que no específica el número de agentes denunciados ni les identifica con su número policial, contiene duras acusaciones a los funcionarios policiales, a quienes acusa de "usar la violencia de forma absolutamente desproporcionada" y de querer "impedir los derechos" de los ciudadanos reunidos en los puntos de votación.

El Govern ha presentado la denuncia por cinco delitos: lesiones (el habitual en casos de heridos por la acción policial), daños en bienes públicos y privados por los destrozos que la requisa de urnas en algunos colegios y delito contra derechos individuales. Y también por coacciones y amenazas y, algo inusual en denuncias contra cuerpos policiales, un delito de desórdenes públicos.

En el escrito de denuncia, la Generalitat señala además que las primeras "acciones violentas" de los agentes se han producido en puntos de votación donde se preveía la asistencia de representantes políticos, como el colegio de Girona donde tenía que votar Carles Puigdemont, que ha sido desalojado por la Guardia Civil.

Asimismo, la Generalitat afea el uso de balas de goma en el colegio Ramon Llull de Barcelona por parte de la Policía, proyectiles policiales "prohibidos por el Parlament". El Govern también acusa a la policía de "vulnerar" lo ordenado por la magistrada del TSJC Mercedes Armas, que mandó los cuerpos policiales impedir el 1-O, fijando como límite de la actuación policial la afectación a la "normal convivencia ciudadana".

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el juzgado de instrucción 7 de Barcelona ya ha abierto diligencias por la denuncia de la Generalitat contra los desalojos de colegios que han practicado los cuerpos policiales. Por otro lado, otros seis juzgados catalanes investigan si  los Mossos d'Esquadra han desobedecido la orden de la magistrada para cerrar colegios.

En total, según el Govern, los servicios de emergencia han atendido a 761 heridos y contusionados por las intervenciones policiales. Asimismo, Los Mossos d'Esquadra han recibido a lo largo de este domingo 48 denuncias por las intervenciones policiales para cerrar colegios, que se han saldado en una docena de casos con cargas y uso de la fuerza contra la ciudadanía por parte de la policía. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha