eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Alexiévich: En los periódicos se encuentran cosas banales, nada interesantes

- PUBLICIDAD -

La escritora y periodista bielorrusa Svetlana Alexiévich, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2015, ha considerado hoy en Barcelona que en los periódicos actualmente se encuentran "cosas banales, nada interesantes", y ha animado a "salir del periodismo banal".

Contenta de encontrarse en España, un país que de pequeña, en la Unión Soviética, amaba, ha rememorado que su padre ya había estudiado periodismo, igual que hizo ella, porque lo admiraba y "quería ser como él".

Sin embargo, en la Universidad de Minsk vio que "la formación era muy genérica, se hablaba de todo y de nada", y optó por acabar siendo autodidacta y crear sus propias "antenas para captar la vida de las personas".

De hecho, es la artífice de lo que se ha calificado como la "novela de voces", en la que hace hablar a la gente corriente para explicar la historia de la antigua Unión Soviética, desde la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad.

Interesada por la música o la pintura, afirma que otra de sus aficiones es pasear por las ciudades y ver lo que en ellas ocurre, sin olvidar las experiencias de las personas a lo largo de los años.

Cuando decidió empezar la llamada "Enciclopedia de la utopía roja" con el volumen "La guerra no tiene rostro de mujer", buscó a las mujeres que habían combatido en las filas del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, de las que prácticamente no se había hablado.

"Para escuchar las voces -ha especificado- lo primero que hay que hacer es liberar a las personas de sus cánones, sus prejuicios. El premio más importante, después de que tú también hayas dejado tus patrones de lado, es que alguien te diga, después de hablar: 'Estoy explicando algo que ni yo mismo recordaba'".

Para la premio nobel, "la memoria de las personas tiene muchas puertas cerradas, con muchas cerraduras y, para abrirlas, debes encontrar a un amigo".

Precisamente, ha dado a conocer que en sus entrevistas nunca lleva una lista con preguntas. "Me hago amiga de las personas y, por ejemplo, hablamos de la locura de la guerra, de que no hay guerras justas".

A la vez, defiende, incluso con cierta vehemencia, que ninguna persona tiene derecho "a desaparecer sin dejar rastro, todo el mundo quiere que su vida tenga un sentido". "El periodismo trata con la información, mientras que la literatura lo hace con el misterio de la vida humana", ha subrayado.

Aunque actualmente sea más conocida que hace unos años, remarca que ante sus interlocutores -ahora que está preparando un libro sobre el amor- se presenta sólo como "una vecina de tiempo", como alguien que quiere conseguir que los otros le hablen "en idioma humano".

A su juicio, cada persona "es como un cofre que guarda fragmentos de lo que ha vivido, de lo que ha leído. Hay una verdad que va más allá", ha apostillado.

Asimismo, Alexiévich ha reconocido que con las mujeres soviéticas que participaron en la guerra había dos temas imposibles de tratar: Stalin, porque "ellas querían aquella época", y el amor, porque eran muy castas, hasta el punto de que una de ellas pensaba que la palabra sexo aludía a un pastel.

Buscando siempre escribir libros "interesantes para personas de todo el mundo", no ha escondido que en su país tiene problemas para publicar, no así en Rusia porque, "aunque el régimen sea autoritario, el país es muy grande y es imposible controlarlo todo".

A la vez, ha definido el género que practica como "el intento de cubrir todo el espacio, todo el territorio de nuestras vidas", así como un intento de "espacio épico", con una polifonía de voces con la que llegar "a la verdad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha