eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Alfredo Castro: "En un Chile que pide olvidar, es importante volver al pasado"

- PUBLICIDAD -
Alfredo Castro: "En un Chile que pide olvidar, es importante volver al pasado"

Alfredo Castro: "En un Chile que pide olvidar, es importante volver al pasado"

El chileno Alfredo Castro, actor fetiche de Pablo Larraín y presente en el actual festival de Cannes por partida doble, reivindica que la única manera de dar un futuro en condiciones a su país es echar la vista atrás para cerrar sus heridas.

"En un Chile que quiere olvidar, y en el que toda la derecha y todo el mundo pide olvidar, pensar en el futuro, creo que es muy importante (...) volver al pasado para poder tener alguna vez un futuro mínimamente decente y ético", explica en entrevista con Efe.

El personaje al que interpreta en la película "Los Perros", de Marcela Said, sirve para ahondar en una realidad en la que, tras los crímenes cometidos durante el régimen militar (1973-1990), todavía hay muchos excoroneles como el suyo en libertad y con la sensación de no tener nada por lo que justificarse.

La cinta, proyectada en la Semana de la Crítica, sección paralela al festival de Cannes, es en su opinión "una película que toca lo más profundo de lo ético".

La atracción entre una mujer de la burguesía con su profesor de equitación, ese excoronel procesado, permite hablar además del silencio de los cómplices, o del machismo y de la opresión pese a la aparente liberación sexual de su protagonista femenina.

"Marcela me pidió intentar hacer un personaje muy seductor, que el público pueda tener mucha empatía con él", añade un actor que en Una Cierta Mirada, segundo apartado oficial del certamen, exhibirá "La cordillera", del argentino Santiago Mitre.

Said, que proyectó en Cannes en 2013 su ópera prima, "El verano de los peces voladores", admite que desarrollar este segundo fue difícil, porque construyó un retrato de personajes "que no son ni buenos ni malos, sino buenos y malos".

La película está inspirada en el excoronel Juan Morales Salgado, condenado en julio de 2011, a quien conoció durante el rodaje de su documental "El Mocito" y al que pidió que le diera clases de equitación, trabajo que ejercía en ese momento, para poder conocerle mejor.

"Chile está lleno de excoroneles", añade a Efe la directora, que justifica que "el cine chileno habla de Chile", un país en el que ella recuerda que creció en dictadura y lamenta que "los culpables no están en la cárcel".

Como protagonista principal de la cinta, Antonia Zegers, que también recrimina que en el país siga habiendo mucha gente "que está de acuerdo con lo que pasó y lo defiende".

La Mariana a la que da vida en la pantalla es un personaje intenso y lleno de matices, oprimido pese a su aparente desinhibición y fortaleza por el lugar que su padre y su marido le han asignado.

Pero también es esa excusa, según explican tras haber presentado su película en Cannes, con la que entrar en los conflictos del Chile actual.

"Todos nuestros vínculos están cruzados por nuestro contexto político, por nuestro pasado político, y así es como se construyen historias de amor, de desamor, vínculos familiares", concluye la intérprete, conocida igualmente por películas como "El club" o series de televisión como "La Poseída".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha